Vestager desliza que Amazon tendrá que mejorar su propuesta si quiere evitar que Europa detenga su investigación antimonopolio

La vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.
La vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.
Reuters

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, cree que el proceso que se sigue desde hace meses contra Amazon, a la que se investiga por posibles prácticas abusivas con los vendedores que utilizan su plataforma de comercio electrónico, es ejemplar. Prueba de ello es que la propia multinacional tecnológica propuso este verano enmiendas a sus prácticas.

Ahora mismo la Comisión Europea está evaluando las reacciones a esas enmiendas que propuso la propia plataforma, ya que el Ejecutivo comunitario abrió un proceso de consulta en la que están participando operadores logísticos, transportistas y asociaciones de consumidores. Muchas de ellas han destacado que las promesas de Amazon deben ir mucho más allá.

La propia Vestager reconoció que muchas de esas propuestas "apuntan a posibles mejoras en varios puntos", razón por la que no pudo "decir mucho más", pero sí enfatizó que todo el proceso en su conjunto es "un paso en la dirección correcta, con intercambios de opiniones entre todas las partes interesadas".

"Sea cual sea el resultado de los compromisos adquiridos por Amazon, hemos aprendido mucho durante el proceso. Ese conocimiento nos servirá en el futuro, cuando se aplique el nuevo Reglamento de Mercados Digitales. La lección que se desprende de este y de otros casos similares recientes es la importancia de elevar consultas para solucionar problemas", adujo la comisaria.

La propuesta de Amazon para cerrar la investigación antimonopolio de la UE es "débil" y está "llena de lagunas", según varias ONG

Las palabras de Vestager se pronunciaron este viernes en el marco de uno de los congresos sobre políticas de competencia y mercados más importantes del mundo, que celebra la Universidad de Fordham (Nueva York) todos los años.

Las investigaciones de Bruselas sobre las posibles prácticas anticompetencia de Amazon arrancaron en julio de 2019. En noviembre de 2020, la Comisión anunció la apertura de dos procesos (este y este): el primero por la posibilidad de que la multinacional recopilara datos de los terceros vendedores que usan su plataforma para mejorar sus productos.

El segundo proceso ahondaría en la posibilidad de que, a la hora de anunciar ofertas, o incluir productos en el catálogo de artículos Prime, Amazon estuviese priorizando a sus propios productos y vendedores frente a los terceros que también usan el gigantesco portal de comercio electrónico. Este verano, Amazon respondió con un extenso documento con propuestas y compromisos.

De esta manera, Amazon se comprometía a reformar la cuadricula en la que se ofrecen ofertas sobre determinados productos y a limitar el uso de datos que se hacen de terceros. La multinacional también advertía que esos compromisos no se pueden entender como un reconocimiento de haber tenido una conducta anticompetitiva por la que esté siendo investigada.

En el proceso de consulta que abrió la Comisión Europea este mes ya hay respuestas de organizaciones como UNI Europa, un consorcio internacional de sindicatos. "Cuando Amazon menoscaba la competencia justa y logra más cuota de mercado, también amplía su enfoque basado en la conflictividad laboral", denuncia la organización.

Organización que también acusa a Amazon de intentar "desactivar" las investigaciones de la Comisión sobre sus prácticas, y piden a Bruselas que no entre en su juego.

Otros artículos interesantes:

Amazon tiene 31 patentes del sonido de un "grito humano" para detener a Astro, su nuevo robot doméstico

Amazon se plantea entrar en el mercado de los medicamentos en Japón

Varios 'googlers' que salieron huyendo de Amazon comparten historias de terror sobre la cultura interna de su antigua empresa

Te recomendamos