Pasar al contenido principal

Las tecnológicas estadounidenses se arriesgan a perder 11.000 millones de dólares con el veto a Huawei de Trump

Entrevista al CEO de Huawei
Reuters
  • El veto de Donald Trump a Huawei ha supuesto un gran golpe para el segundo fabricante de móviles en el mundo. 
  • Sin embargo, también ha puesto en la encrucijada a muchas empresas que se ven en la tesitura de cumplir con las restricciones de Estados Unidos o perder a un gran cliente. 
  • Huawei tiene relaciones comerciales con 13.000 proveedores en todo el mundo, y solo en Estados Unidos las compañías podrían perder hasta 11.000 millones de dólares. 

El veto de Donald Trump a Huawei que impide que las compañías estadounidenses comercialicen con el gigante asiático ha sido un duro golpe para el segundo fabricante de móviles en el mundo. Pero no solo para el gigante asiático. 

Con el bloqueo de Google a su sistema operativo y las compañías de chips como Qualcomm sumándose a la sanción, Huawei lo tiene muy complicado para sobrevivir a largo plazo a pesar de la prórroga de tres meses que le han concedido

Sin embargo, no es la única compañía que va a salir perjudicada. De hecho, el veto de Trump tira piedras sobre su propio tejado y más concretamente sobre el de las compañías estadounidenses que tienen relación comercial con Huawei, que se arriesgan a perder hasta 11.000 millones de dólares, según informa la CNN

Huawei tiene relaciones comerciales con 13.000 proveedores en los que se gasta 70.000 millones de dólares, de los cuales 11.000 millones son los que van a parar a tecnológicas en EE.UU. Estados Unidos es el mayor proveedor del gigante asiático, después de China, por lo que las tecnológicas estadounidenses pierden a un gran cliente. 

Leer más: Esto es lo que ha pasado en más de un año de guerra comercial entre EE.UU. y China

Un informe del banco de inversión Goldman Sachs revela qué compañías están más expuestas a los problemas del gigante asiático por su dependencia de ingresos a sus ventas a Huawei. A la cabeza de la clasificación se sitúa NeoPhotonics, que obtiene un 47% de sus ingresos de sus relaciones con Huawei; pero también destaca la presencia en la lista de firmas como Qualcomm (5%) o Nvidia (1%). 

De hecho, cuando el veto de Trump se hizo público, las acciones de las las compañías de chips, entre las que figuran Intel y Qualcomm, sufrieron una drástica caída. 

Y por supuesto, todos están a la espera de ver si China responde con represalias a compañías estadounidenses, especialmente a Apple. El riesgo es tan elevado que hasta el propio CEO de Huawei se ha pronunciado para decir que no se debe boicotear a la compañía de Tim Cook, de la que se ha declarado admirador

Europa no se libra, pero sufre menos 

El veto de Donald Trump está atravesando fronteras y algunas compañías europeas también se han visto obligadas a sumarse al bloqueo porque su tecnología incluye componentes estadounidenses. Es el caso de la británica ARM, encargada del del desarrollo de la arquitectura de la mayoría de procesadores para móviles y que requiere de tecnología de Estados Unidos. 

Sin embargo, las compañías europeas ya están empezando a notar que sumarse el veto penaliza porque aumenta la inquietud de los inversores. 

Leer más: Ren Zhengfei, fundador y CEO de Huawei: "Escalaremos hasta la cima y volveremos con vida"

Infineon Technologies ha desmentido que su compañía se haya sumado al bloqueo a Huawei: "La gran mayoría de productos que Infineon suministra a Huawei no está sujeta a las restricciones de exportaciones de EEUU, por tanto estos envíos continuarán". AMS también ha afirmado que mantiene sus relaciones con Huawei. 

Huawei representa el 1,3% de las centas de Infineon y el 3,7% de los ingresos de AMS, según datos de Bloomberg

En cualquier caso, la exposición de los europeos es mucho menor que la de Estados Unidos. Irlanda, Finlandia, Alemania y Países Bajos aparecen como los principales proveedores y cada uno suministra un 1% de lo que necesita Huawei.

El impacto van a notarlo casi más los usuarios que tengan un móvil Huawei, que tiene un 18 % de cuota de mercado en Europa, cuando no puedan descargar las actualizaciones.

E incluso en este sentido, hay quien ve que el veto a Huawei pueda convertirse en un arma de doble filo para Trump si el fabricante chino decide optar por promover las alternativas chinas en el resto del mundo por encima de lo servicios como Uber o Whatsapp que tienen su origen en Estados Unidos. 

Y además