Dejé mi trabajo para viajar y trabajar a distancia hace 5 años: esto es lo que me hubiera gustado saber antes de hacerlo

Stephanie Smolders recomienda ahorrar todo lo posible antes de convertirte en nómada digital.
Stephanie Smolders recomienda ahorrar todo lo posible antes de convertirte en nómada digital.

Stephanie Smolders.

  • Stephanie Smolders es coach de marketing y negocios, escritora y nómada digital.
  • Ha estado viajando por el mundo con su pareja a tiempo completo y trabajando a distancia desde 2016.
  • Si volvieran a empezar, Smolders asegura que aumentarían sus ahorros y serían más flexibles con la planificación de los viajes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Puede sonar idílico ser un trabajador a distancia y conectarte desde cualquier parte del mundo.

Lo es pero, después de 5 años de trabajo a distancia como nómada digital, definitivamente hay algunas cosas que desearía haber sabido de antemano.

En 2016 dejé mi trabajo como profesora y empecé a viajar a tiempo completo y a trabajar a distancia con mi pareja, Peter. Nuestros errores nos han enseñado mucho. Si tuviéramos que empezar de nuevo, esto es lo que haríamos de manera diferente:

1. Consigues lo que pagas

Ahórrate un sinfín de frustraciones y energía no eligiendo siempre la opción más barata. Al principio, nos esforzábamos por ahorrar dinero extra, ya fuera en software y herramientas que necesitábamos para el trabajo, en vuelos y alojamiento o incluso en visitas a restaurantes.

Nos pasábamos horas averiguando cómo ahorrar 20 dólares (17,68 euros) más al mes en un software que supuestamente nos iba a ahorrar tiempo. 

En muchos casos, descubrimos que, al final, necesitábamos el plan premium o de pago, que habríamos utilizado ese espacio de almacenamiento adicional o que deberíamos haber elegido un billete de avión abierto. 

La cantidad de tiempo que pasamos intentando ser frugales no compensaba los centenares de dólares que ahorramos. Ahora, cuando creemos que necesitamos algo, lo compramos y ahorramos tiempo.

2. Este estilo de vida cuesta más de lo que crees

En la carretera, las cosas rara vez salen como se planean. Una regla general que hemos aprendido es que tu estilo de vida estimado cuesta un 25% más de lo que crees y la planificación lleva el doble de tiempo. Sobrepondera tu presupuesto y tu tiempo para ahorrarte el sentimiento de culpa más adelante. Nosotros sumamos ahora un 25% más a nuestro presupuesto porque es difícil calcular el gasto diario en un país nuevo. 

3. Tómate un descanso y disfruta

Smolders en Doha (Qatar) en 2017.

En los 3 primeros años, a pesar de haber viajado a más de 40 países, rara vez exploramos o nos tomamos un día libre. Creamos una empresa de marketing y queríamos ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes, así que apenas nos tomábamos los fines de semana libres

Echando la vista atrás hacia atrás, nos perdimos gran parte de la belleza de viajar y conectar con un nuevo país y una cultura diferente. Incluso en un clima tropical, si eres un nómada digital, no estás siempre de vacaciones. No tomarte nunca un verdadero descanso será poco saludable e insostenible a largo plazo. 

Ahora, nos tomamos al menos una semana de descanso cada 3 meses. Nos mantiene motivados e impulsa la productividad. Aunque vivas en el paraíso, si trabajas a tiempo completo, necesitas unos días de descanso cada 2 meses para recargar pilas. 

4. No prescindas del seguro  

Trabajar a distancia y viajar conlleva muchos riesgos. No conocer la cultura o la normativa local puede dificultar la búsqueda de un hospital, a quién pedir ayuda en caso de accidente o qué hacer si te roban o pierdes tus pertenencias. 

Como medida preventiva, sabíamos que era importante conseguir un seguro de viaje y de salud adaptado a los nómadas digitales y que tuviera en cuenta nuestro estilo de vida. En nuestro caso, utilizamos el seguro médico Safety Wing Nomad y estamos cubiertos con nuestro plan Revolut Metal para todos los incidentes relacionados con los viajes y los robos.

5. Sé flexible en todo momento

Smolders y su compañero Peter trabajan desde un hotel mientras están de viaje.

En 2 ocasiones decidimos cambiar por completo nuestros planes de viaje, pero nuestros vuelos y alojamiento ya estaban pagados. No habíamos pagado por una opción flexible, así que acabamos perdiendo dinero, unos 2.500 dólares (2.210 euros). Esto no es algo que nos podamos permitir a menudo.

Lo mejor del trabajo a distancia es la flexibilidad donde quieras. Cuando firmas un contrato de alquiler de una casa de 6 meses pero quieres mudarte a los 2, es un problema. 

En 2 ocasiones hemos perdido dinero por dar por finalizado el contrato de alquiler de una casa antes de tiempo. Negocia contratos de alojamiento flexibles, compra billetes de avión que se puedan cambiar y no te comprometas a una larga estancia antes de haber visto el lugar en persona. 

6. Eleva tus ahorros

Como ya hemos dicho, las cosas siempre cuestan más de lo que uno cree. Cuando se trabaja como autónomo o se pone en marcha un negocio, como hicimos nosotros, es estupendo saber que tienes un colchón y al menos un año de margen. 

Al principio, no siempre alcanzamos nuestros objetivos de ingresos y, durante los primeros años, tuvimos periodos en los que sobrepasamos nuestro presupuesto inicial y, como resultado, tuvimos que tomar decisiones que perjudicaron la capacidad de crecimiento de nuestro negocio. 

Con un mayor colchón, podríamos haber contratado antes un refuerzo o habernos permitido un mal trimestre sin poner en riesgo el negocio. En retrospectiva, probablemente habríamos esperado entre 6 meses y un año más para ahorrar los gastos de un año antes de iniciar nuestra aventura como nómadas digitales. 

Otros artículos interesantes:

Si el teletrabajo te agota porque haces demasiadas horas no eres el único: el límite entre lo personal y lo laboral se diluye

Estos son los requisitos que debe cumplir un nómada digital para teletrabajar en España y en otros países europeos

Trabajar 60 días al año desde cualquier parte del mundo: así funciona el programa de Revolut para que sus empleados puedan ser nómadas digitales

Te recomendamos