Pasar al contenido principal

Victoria's Secret tiró cientos de sujetadores fuera de una tienda cerrada recientemente, lo que revela una oscura verdad sobre la industria de la moda

Una exhibición de Victoria's Secret en una de sus tiendas de Nueva York.
Una exhibición de Victoria's Secret en una de sus tiendas de Nueva York. Business Insider/Mary Hanbury
  • Un medio de noticias regionales informó esta semana que una mujer de Colorado, Estados Unidos, se encontró con un basurero lleno de cientos de sujetadores de Victoria's Secret tirados por una tienda cercana que había cerrado.

  • Victoria's Secret dijo a Business Insider que estos artículos eran muestras de productos usados en los probadores de la tienda y que se tiraron después de que cerrara.

  • Tirar o incinerar el inventario que no se puede vender pero que podría ser donado es un gran problema en el sector minorista y las tiendas a menudo recurren a medidas extremas como estas para proteger su imagen de marca.

  • Nike, H&M, Burberry y Eddie Bauer están entre las principales marcas que han sido criticadas por esto en el pasado y fueron atacadas por recurrir a estas prácticas poco respetuosas con el medio ambiente, especialmente dado que la moda es una de las industrias más contaminantes.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

Melanie Gelinas estaba sacando la basura una noche de esta semana cerca de su apartamento en Centennial, Colorado, cuando vio unos cuantos sujetadores tirados en el suelo cerca del contenedor. Cuando se acercó a él, notó que había montones de sujetadores de Victoria's Secret que habían sido tirados.

"Tenían que ser cientos", dijo Gelinas, la dueña de un restaurante de Cheese Steaks en el sur de Filadelfia, en el cercano Cherry Hills Village, al sitio local de noticias 9News esta semana.

"Todos estos van a un vertedero. Podrían ir a un centro para personas sin hogar o a un centro para mujeres maltratadas", añadió. "Sentí que era un desperdicio de dinero y, ya sabes, ¿no le gustaría a una madre que está viviendo en un refugio conseguir un nuevo sujetador de Victoria's Secret?"

Un portavoz de Victoria's Secret confirmó que estos artículos desechados venían de una tienda de Victoria's Secret que había cerrado recientemente en las cercanías.

Leer más: Louis Vuitton abre su primer restaurante pero no es la única marca de lujo que se mueve en la industria gastronómica

"Sentimos mucho cómo puede verse esto", dijo el portavoz en un comunicado enviado por correo electrónico a Business Insider. "Debido a que esta tienda estaba cerrando, los productos de muestra resultaron dañados, incluso los sujetadores de los probadores. Todo el inventario restante fue reasignado a otras tiendas".

El sucio secreto de la moda

Este incidente es un ejemplo de una táctica preocupante adoptada por los minoristas, en la que algunos suelen optar por tirar la ropa que se consideraría invendible pero no inutilizable, en lugar de donarla. Otras marcas importantes han sido criticadas por hacer cosas similares en el pasado.

En 2017, un neoyorquino vio bolsas de basura llenas de zapatillas de deporte Nike tiradas fuera de su tienda en el Soho y descubrió que las zapatillas habían sido cortadas de delante a atrás para que no se pudieran usar. Nike no explicó por qué las zapatillas fueron cortadas pero dijo que no eran aptas para la reventa o donación así que fueron desechadas.

La tienda de ropa Eddie Bauer fue atacada en redes sociales en 2017 después de que un comprador compartiera fotografías de montones de sus abrigos y mantas de 200 a 400 dólares cortados y tirados a la basura fuera de una de sus tiendas en Nueva York. En ese momento, la compañía confirmó el incidente pero dijo que no era política de la compañía.

Las marcas conocidas a menudo recurren a estos extremos para evitar que sus productos terminen en tiendas de segunda mano o con descuentos para proteger su imagen de marca.

En algunos casos, las tiendas también han recurrido a la quema del exceso de inventario solo para mantenerlo fuera de estos canales. Anteriormente, H&M enviaba el inventario no deseado a una central eléctrica en Suecia, donde se quemaba la ropa en lugar de carbón para crear energía. En ese momento se dijo que los artículos quemados no incluían ropa utilizable, solo ropa que no era segura para los consumidores.

Las marcas de lujo son algunos de los peores delincuentes aquí. En julio de 2018, la marca de diseño británico Burberry reveló en un informe de ganancias que había destruido 37 millones de dólares de ropa y accesorios no vendidos para proteger su marca. La noticia provocó una protesta en redes sociales y Burberry emitió un comunicado poco después confirmando que dejaría de utilizar este proceso.

No solo estas prendas podrían ser donadas y utilizadas de nuevo, sino que el costo ambiental de estos artículos que terminan en un vertedero o son incinerados es también significativo.

Más de 900.000 toneladas de residuos textiles acaban en los vertederos en España

Solo para producir una camiseta se necesitan 2.700 litros de agua, lo que hace que la industria de la moda sea la segunda más contaminante después del petróleo, según el Foro Económico Mundial. Y la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos estima que 26 mil millones de libras de textiles terminan en un vertedero cada año; algunos de estos artículos están hechos de telas que tampoco se descomponen.

Quemar ropa no es mejor. Este proceso libera dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero a la atmósfera, lo que contribuye al calentamiento global. La empresa Fast Company informó recientemente que la quema de ropa libera más dióxido de carbono por megavatio-hora que el carbón y el gas natural, por ejemplo.

Leer más: Asos estrena una herramienta de realidad aumentada que muestra cómo queda una misma prenda en 16 tallas diferentes para luchar contra las devoluciones

En febrero de 2019, un comité ambiental del parlamento del Reino Unido elaboró un informe sobre el consumo de ropa y la sostenibilidad en la industria de la moda, que fue citado recientemente por la BBC.

Según la BBC, el informe abordó el tema de la incineración de ropa y dijo que esta práctica estaba causando daños a la salud humana al "generar más emisiones y contaminantes del aire".

En última instancia, el comité aconsejó al entorno que prohibiera la quema de ropa.

Y además