Pasar al contenido principal

Soy una 'sugar baby' que gana 500 euros por cita: así es salir con 'sugar daddies' y recibir dinero, regalos y estancias en hoteles de lujo

Ser una 'sugar baby' requiere mucha paciencia, pero vale la pena
Getty Images
  • Una escritora freelance de poco más de 30 años comparte su experiencia como sugar baby.
  • La escritora, a quien se le ha otorgado el anonimato para proteger su identidad, dice que los sugar daddies le pagan más de 500 euros por tener una cita con ella.
  • También recibe regalos como zapatos, ropa, viajes y acceso a hoteles de cinco estrellas y cenas en restaurantes elegantes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Exclusiva Upday

Hace seis meses decidí convertirme en un sugar baby.

Mi razonamiento fue simple. Me había acabado frustrando después de salir con hombres de mi ciudad o puede que simplemente hubiera tenido demasiadas citas de Tinder que acabaron en una conversación mediocre. En mi día a día puedo tener control sobre mi horario ya que no tengo un trabajo tradicional de 9 a 5. Quería complementar mis ingresos y divertirme haciéndolo, así que decidí intentar encontrar un sugar daddy.

Para los no iniciados, el sugar dating es una forma de citas en las que un miembro de la pareja apoya económicamente al otro, a menudo en forma de dinero efectivo o regalos. Como mujer en una ciudad grande, pensé que ese estilo de vida podría ser el adecuado para mí.

Quizá por la emoción de experimentar una vida fuera de mis medios habituales, me encontré creando un perfil en el principal sitio web para este tipo de contactos: SeekingArrangement.

Leer más: 12 trucos respaldados por la ciencia que te harán una persona más atractiva y te ayudarán a causar una buena primera impresión

En el medio año transcurrido desde entonces, he conocido a algunas personas muy interesantes, sin mencionar que he recibido miles de dólares en efectivo, he disfrutado de viajes por todo Estados Unidos y accedido a hoteles y restaurantes de cinco estrellas, además de recibir regalos caros como zapatos y ropa que nunca podría haber pagado normalmente.

Sigue leyendo para ver de primera mano lo que realmente es ser una sugar baby.

Antes de encontrar a mi primer 'sugar daddy', necesitaba saber cómo funcionaba el mundillo

Before I found my first sugar daddy, I needed an idea of why I was sugaring
Syda Productions/Shutterstock

Al igual que con las citas normales, si te sumerges en este estilo de vida sin tener una idea de lo que quieres, probablemente te decepciones.

¿Quieres recibir un sueldo en efectivo y tienes una cantidad fija en mente? ¿Ciertas facturas que cubrir? ¿Buscas regalos, compras y viajes? Tener una idea clara de qué tipo de intercambio deseas para la relación es una parte clave.

¿Qué tal la parte de citas reales? ¿Te gusta salir con hombres mayores? Porque los sugar daddies tienden a ser mayores que las mujeres con las que salen. ¿Cuánto tiempo quieres pasar con tu sugar daddy? ¿Y tu estilo de vida actual te da la libertad de hacerlo?

En el breve período en el que hasta ahora he sido una 'sugar baby' los hombres me han pagado 500 euros por cita y me han comprado ropa de diseñadores, pagado cenas de hasta 400 euros y estancias en hoteles de 5 estrellas que nunca podría haber pagado por mi cuenta

In my short time as a sugar baby so far, men have paid me $500 a date and bought me designer clothes, $400 dinners, and stays at 5-star hotels I could never afford on my own

En los seis meses desde que me convertí en un sugar baby he tenido relaciones con hombres que me pagaban hasta 500 euros por cita y me han comprado zapatos y conjuntos de diseñadores que nunca podría pagar por mi cuenta. Cené en restaurantes donde la cuenta era de 400 euros. He pasado fines de semana en hoteles de cinco estrellas, ordenándole perezosamente al servicio de habitaciones que me trajese cosas a la habitación.

Aunque disfruto de las cenas caras y los elegantes hoteles, en el fondo, estaba buscando una relación amistosa que me permitiera pagar en efectivo. Algunos hombres no quieren pagar una cantidad de dinero por ello, y evito conocer y salir con esos hombres, a menudo llamados experience daddies.

Es mejor tener claro que nunca vas a convertirte en una 'sugar baby' solo por el dinero

It's worth noting you should never become a sugar baby just for the money
AP Photo/Keith Srakocic

Si estás considerando acceder a tener este tipo de citas solo por el dinero, será mucho más estresante, ya que se convertirá en un segundo trabajo.

El sugar dating amplifica los defectos de las citas tradicionales. Puede que recibas varios mensajes nada más registrarte, que tengas primeras citas y que acabes siendo completamente ignorada por muchos más hombres que con citas tradicionales. Y es una mala idea depender de estos encuentros como fuente principal de ingresos, porque nunca hay realmente ninguna garantía de estabilidad.

Además, la desesperación financiera te hace vulnerable a los malintencionados que no tienen intención de ofrecerte cosas positivas, o podría influirte para salir con hombres con los que de otra manera no considerarías tener una relación.

El anonimato es clave para las 'sugar baby': yo creé un alter ego exclusivamente para este tema en Internet

Anonymity is key for sugar babies and sugar daddies — I created an alter ego just for my online sugaring presence
Vivek Prakash/Reuters

Es una práctica común adoptar una identidad anónima separada de la vida real. Mi perfil en línea usa un nombre muy genérico, y no revelo mi identidad real incluso, a veces, después de conocer a mi cita.

Me alegro de haberlo hecho, ya que todos los sugar daddies que he conocido han reservado de manera similar su identidad. Sugiero crear un alter ego a cualquiera que esté considerando probar este tipo de citas en Internet.

Las aplicaciones de mensajería más populares para chatear al margen del sitio web de las citas son WhatsApp, Kik, Snapchat, WeChat y Signal. 

Leer más: 6 formas en las que el sexo puede ayudarte a mejorar tu salud, según la ciencia

Hacer un perfil de 'sugar baby' es todo un arte, y debes tomar ciertas precauciones

There's an art to making a sugar-baby profile — and certain precautions you have to take
Marcus Hessenberg/BarcroftImages/Barcroft Media via Getty Images

Hacer un perfil de citas como sugar baby es bastante simple. Describí mi personalidad y escribí algunas descripciones encantadoras que pensé que podrían ser atractivas para el tipo de hombre con el que me gustaría pasar el tiempo.

La clave es la honestidad, tanto en las autodescripciones como en las imágenes. Si bien existen filtros que alteran la cara y pueden ayudar a enmascarar la identidad, aunque he descubierto que eso parece ser un problema para los hombres. (Algunos me han dicho directamente: "¡Menos mal que no tienes una foto con filtro de cara de perro!").

Creo que la idea errónea más común acerca de convertirse en un sugar baby es que los sugar daddies solo buscan salir con modelos rubias de 18 años. Esto es en gran medida falso: ser atractiva ciertamente ayuda, pero cualquier mujer de casi cualquier edad puede ser una sugar baby. Yo no me desanimo, y solo trato de atraer a hombres que creo que me encontrarán atractiva. Ser engañosa con las apariencias solo acabará haciéndote daño.

El secreto de este estilo de vida significa que tengo que tener cuidado con las imágenes que uso en mis perfiles de citas. Muchos sugar daddies van a realizar una búsqueda inversa de imágenes de las fotos de perfil de los sugar baby en un intento de evitar a los estafadores que usan fotos de modelos e influencers.

Para proteger mi identidad, me aseguro de no usar fotos que existan en mis cuentas de redes sociales. Tengo una estricta regla de "no contaminación cruzada" cuando se trata de fotos. Además, me aseguro de saber qué fotos son visibles para el público y cuáles están disponibles solo a pedido. A menudo reviso y elimino los privilegios de visualización de ciertos hombres si la conversación no condujo más.

Aprendí rápidamente parte de la jerga que se usa en este mundillo

I quickly learned some of the lingo that sugar babies and sugar daddies use

Después de sumergir los dedos de los pies en esta comunidad, comencé a aprender a usar el lenguaje que se suele utilizar.

Los que están metidos en este mundillo a menudo se denominan SB y SD, en parte por razones de brevedad y en parte porque algunas personas se asustan al decir "baby" y "daddy".

Existe el "meet and greet", o M&G, término de la comunidad para la primera cita. Por lo general, no hay dinero de por medio, aunque no es inusual que la sugar baby reciba un pequeño regalo. Algunas de las cosas que recibí en mis primeras citas fueron peluches, libros y 300 euros en efectivo.

Algunas relaciones son PPM, o "pago por encuentro": en esos casos, el sugar daddy le da a la sugar baby una cantidad específica por cita. En otro tipo de relación, los sugar daddies dan una "asignación" al término de un tiempo establecido, ya sea mensual o quincenal, en efectivo o mediante una aplicación de pago como Venmo. Muchas relaciones comienzan con PPM, ya que es menos arriesgado para el sugar daddy que definir una asignación estable inmediatamente.

Los experience daddies son los que no pagan a las sugar babies con diner, sino que ofrecen obsequios como cenas elegantes, estancias en hoteles y vacaciones glamurosas. Un splenda daddy es algo así como un sugar daddy con un presupuesto más barato. Y un salt daddy simplemente es un imbécil, especialmente si fingen generosidad solo para meterse en tu falda.

Y aunque el término es un poco grosero, los sugar daddies tienen que tener cuidado con lo que la comunidad llama "pump and dump" (algo así como "sacar y tirar"): la situación común de un falso sugar daddy que en la práctica no ofrece ningún tipo de estipendio u obsequio en la práctica, por mucho que intente (o consiga) intimar con una sugar baby y luego inmediatamente la ignore. Para evitar ser víctima de uno de ellos nunca debes empezar a intimar con un sugar daddy a menos que hayas recibido ya lo que hayas acordado a cambio.

Antes de quedar con un hombre dejo claro los términos de nuestro acuerdo

Before I meet up with any guy, I iron out the terms of our arrangement
Hero Images / Getty Images

Para obtener lo que estaba buscando de este tipo de relaciones, tuve que sentirme cómoda quedando con hombres.

Hay muchos hombres en la web tratando de tener sexo gratis, así que aprendí a no dar por hecho que me proporcionarían una compensación económica.

Decidí que trataría ese tema antes del encuentro. Cuando comencé a encontrarme con hombres era bastante tímida incluso al poner un precio, y lamentablemente me di cuenta de que no tenían intención de darme nada a cambio.

Algunas personas dicen en sus perfiles que "no quieren nada económico", lo que generalmente significa que no quieren pagar por sexo o citas; de hecho, esta aclaración en un perfil es más o menos una bandera roja que las sugar babies evitan a toda costa.

Leer más: 9 trabajos a distancia que te permitirán viajar alrededor del mundo

Muchos 'sugar daddies' están casados, lo que presenta algunos desafíos

A lot of sugar daddies are married, which provides some challenges
Pavel Yavnik/Shutterstock

Aunque no hay límites de edad para las sugar babies y los sugar daddies, es común que ellos sea significativamente mayores que las chicas.

Y en muchos casos, él está casado.

Tener una sugar baby extramarital requiere cierto nivel de discreción. Que lo reconozcan en público podría causarle angustia personal o profesional.

Personalmente, no he tenido problemas para salir con sugar daddies que estaban casados. Después de todo, ellos fueron los que contactaron conmigo, y si están dispuestos a hacer el esfuerzo de enviarme un mensaje y llegar a un acuerdo, estarían dispuestos a hacerlo con otra persona.

Todas las 'sugar babies' tienen que decidir cuánto comprometerse con sus 'sugar daddies'

Pareja en la playa
Shutterstock

Es importante estar en el mismo punto sobre cuánto tiempo quieres dedicar a tu relación.

Algunos sugar daddies querrán reunirse varias veces por semana, mientras que otros prefieren hacerlo una vez al mes.

A mí me gusta mucho recibir la atención de los hombres que disfrutan escuchándome durante toda la semana pero que no necesitan mi atención todo el día, todos los días. Ciertamente puedo disfrutar de la compañía de un hombre mayor y no tengo reparos en que me vean en público con un amante. Es una decisión que cada persona debe tomar por sí misma.

Hay un montón de cuestiones de seguridad que debes tener en cuenta

tarjeta crédito
William Iven

Unplash

Además de la configuración de un número de Google Voice, hay otras precauciones de seguridad que he tenido que tomar a medida que me adentraba en mundo de las sugar baby.

Para empezar, siempre es recomendable avisar a la gente cuando vayas a quedar con un extraño por Internet. En una primera cita, siempre aviso de que tengo un amigo al que tengo que avisar, y nunca he tenido un comentario negativo acercad de esto. Todo el mundo acepta: la seguridad es lo primero.

Además, también tengo cuidado a la hora de aceptar viajes en Uber o transacciones en Venmo al principio de una relación. Darle tu dirección concreta o tu cuenta bancaria es algo demasiado personal como para darlo a la ligera. Tienes que tener el control de tu información.

La primera vez que me cree un perfil, tuve un flujo de mensajes bastante corriente. ¿Cómo han podido encontrarme? Me preguntaba. Pero pronto me di cuenta de que los estafadores se aprovechan de las nuevas cuentas. Aprendí a mantener la emoción del momento y me sentí bastante tranquila tras eliminar las cuentas falsas.

Además, rápidamente me percaté de que todos aquellos que te preguntan por cosas personales nada más empezar, son estafadores

Uno de los engaños más comunes implica que te envíen un cheque por encima de lo que habíais acordado y te piden que les compres una tarjeta regalo con lo que sobre. Al final resulta que ese cheque es falso y el ciberdelincuente se ha llevado un obsequio gratis. Suele funcionar con gente nueva.

Nadie necesita su información personal para transferir a tu banco, lo 90 ya pasaron. Por eso, yo siempre recomiendo que te paguen en efectivo.

No considero que lo que hago sea un trabajo sexual, pero las 'sugar babies' tienen varias opiniones al respecto

I don't consider what I do sex work, but sugar babies have a range of opinions on it
Reuters/Claro Cortes IV

Muchas sugar babies se estremecen ante la idea de que lo que hacen es un trabajo sexual.

Pienso en este tipo de relaciones como algo agradable con un beneficio económico, y aunque no lo considero trabajo sexual, entiendo por qué algunos podrían hacerlo.

Al abrirte a estas citas, atraes a hombres con diferentes objetivos. Algunos hombres buscan gastarse 200 euros en un revolcón rápido. Otros quieren proporcionar una asignación mensual, tener una relación íntima e incluso considerar el matrimonio en un futuro.

Me veo a mí misma en algún punto intermedio. No me gustan las aventuras de una noche, y sin duda me gusta disfrutar de una relación, pero no consideraría algo estable con ninguno de los hombres con los que he estado este tipo de citas.

Leer más: Un fotógrafo que pasó 5 años en burdeles descubrió que la prostitución legal no era como él creía: así es en realidad

Curiosamente, no todos los sugar daddies quieres mantener relaciones íntimas o sexuales

juegos mesa
Mikael Miettinen

Flickr

Algunas sugar babies preguntan siempre por encuentros 'plátónicos', ya que les echa para atrás la idea de intimar con un sugar daddy

Y es que la mayoría de ellos querrán tener relaciones contigo.

Sin embargo, eso no quiere decir que no existan. Yo he conocido a dos, pero no porque lo haya buscado. En uno de los casos, me pagó por pasar la tarde tomando té y por jugar a juegos de mesa, así que tuvimos una tarde encantadora juntos.

Esas situaciones no hay que buscarlas, te encuentran a ti.

Y sí, existen "sugar mamas", pero son extremadamente difíciles de encontrar

And yes, 'sugar mamas' exist — but they're exceedingly hard to find
Shutterstock/Dodokat

A menudo, en los foros donde se buscan estas relaciones, es muy común que las sugar babies más nuevas pidan consejo a la comunidad. Una de las publicaciones repetidas más populares son los hombres que buscan "sugar mamas".

La respuesta abrumadora es: las mujeres no necesitan pagar por el sexo y, por lo tanto, las sugar mamas son casi imposibles de encontrar.

Eso no quiere decir que no existan, pero son la excepción, no la regla.

Ser una 'sugar baby' requiere mucha paciencia, pero vale la pena

Ser una 'sugar baby' requiere mucha paciencia, pero vale la pena
Getty Images

A medida que este tipo de relaciones crece, aumenta la posibilidad de que un estafador se aproveche de ello para actuar.

Convertirse en una sugar baby requiere mucha paciencia y disposición para tener citas malas antes de encontrar a alguien con quien quieras entablar una relación.

Pero también puede ser increíblemente gratificante y muy divertido. He podido realizar numerosos vuelos, recibido una amplia gama de regalos y conocido a muchas personas interesantes en mi corta etapa como sugar baby.

Este estilo de vida seguramente no sea para todo el mundo, pero a mí me funciona.

Nota del editor: La autora es una escritora freelance de unos 30 años cuya identidad ha sido verificada por Business Insider. Aunque algunas personas consideran este tipo de relaciones como una forma de trabajo sexual, es una etiqueta rechazada por las comunidades de 'sugar dating'. Aún así, la prostitución es una actividad peligrosa e ilegal. Esta historia es parte de una serie sobre el aspecto financiero de las relaciones, y puede leer otras publicaciones de la serie (en inglés) aquí.

Y además