El prototipo de la nave espacial SpaceX Starship SN8, de Elon Musk, explota al aterrizar tras un vuelo de prueba

El prototipo de la nave espacial SpaceX Starship SN8 explota al aterrizar tras un vuelo de prueba

REUTERS/Gene Blevins

  • El prototipo de nave espacial de SpaceX explotó al intentar aterrizar después de su lanzamiento de prueba en Boca Chica, Texas. 
  • El cohete destruido en el accidente era un prototipo de 16 pisos de altura del vehículo de lanzamiento de carga pesada que está desarrollando la compañía espacial privada de Elon Musk.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El prototipo de nave espacial de SpaceX explotó al intentar aterrizar después de su lanzamiento de prueba desde la instalación de cohetes de la compañía en Boca Chica, Texas. 

El video en vivo de la prueba del miércoles muestra como el cohete autoguiado aterriza a gran velocidad después de un descenso controlado antes de desaparecer en una bola de fuego, tal y como recoge The Guardian.

A pesar del desastroso final de la prueba de 6 minutos y medio, el empresario de SpaceX, Elon Musk, tuiteó emocionado. "¡Marte, allá vamos!". 

El cohete Starship destruido en el accidente era un prototipo de 16 pisos de altura del vehículo de lanzamiento de carga pesada que está desarrollando la compañía espacial privada de Musk para transportar humanos y 100 toneladas de carga en futuras misiones a la Luna y Marte.

El vuelo de prueba tenía la intención de alcanzar una altitud de 41.000 pies (12.500 metros), propulsado por tres de los motores Raptor desarrollados por SpaceX.

Musk explicó tras del accidente de aterrizaje que la "presión del tanque del cabezal de combustible era baja" durante el descenso, "lo que causó que la velocidad de aterrizaje fuese alta". Además, añadió que SpaceX había obtenido "todos los datos que necesitábamos" de la prueba y calificó la fase de ascenso del cohete como un éxito.

Así es el cohete espacial que Elon Musk pretende enviar a Marte

SpaceX hizo su primer intento de lanzar Starship el martes, pero un problema con sus motores Raptor obligó a cancelar la prueba apenas un segundo antes del despegue.

El cohete Starship finalizado, que tendrá una altura de 120 metros, es el vehículo de lanzamiento reutilizable de próxima generación de la compañía, así como el foco de las ambiciones de Musk de hacer que los viajes espaciales humanos sean asequibles y rutinarios. .

La NASA otorgó a SpaceX 135 millones de dólares para ayudar a desarrollar Starship, además de a sus rivales Blue Origin, la compañía espacial propiedad del multimillonario de Amazon Jeff Bezos y Dynetcis de Leidos.

Las tres compañías están compitiendo por futuros contratos para construir los módulos de aterrizaje en la Luna bajo el programa Artemis de la NASA. 

LEER TAMBIÉN: Elon Musk agiliza su proyecto de llevar a 100 personas al espacio con un cohete reutilizable

LEER TAMBIÉN: Más empresas privadas se suman a la carrera espacial y podrían desarrollar los cohetes de la NASA en el futuro

LEER TAMBIÉN: Elon Musk piensa enviar a un millón de personas a Marte en 2050 lanzando 3 cohetes Startship diarios y generando "muchos empleos" en el planeta rojo

VER AHORA: Las acciones de Nvidia se han disparado un 31.000% desde su estreno en bolsa: cuánto habrías ganado exactamente si hubieras invertido 1.000 euros el primer día