Pasar al contenido principal

Imágenes aterradoras desde una cabina de un Boeing 737 muestran cómo son los segundos previos a que el avión se estrelle contra un lago

La cabina del avión de Air Niugini después de que se estrellara en septiembre, a la izquierda, y el avión en el agua, a la derecha.
La cabina del avión de Air Niugini después de que se estrellara en septiembre, a la izquierda, y el avión en el agua, a la derecha. PNG Accident Investigation Commission/AIRBOYD/Lt. Zach Niezgodski /U.S. Navy/Handout via REUTERS
  • Las imágenes desde dentro de la cabina del avión que se estrelló en un lago en septiembre muestran cómo el aparato se aproxima al agua y el momento del impacto.
  • Una persona murió cuando el Boeing 737 se estrelló en un lago de los Estados Federados de Micronesia. Otros pasajeros y miembros de la tripulación fueron rescatados.
  • Se trata de un vídeo grabado en teléfono móvil por un ingeniero que estaba en la cabina, descrito en un informe sobre el accidente que se ha publicado este jueves. Las alarmas del avión advertían que el aparato estaba demasiado cerca del suelo mientras un piloto gritaba: "¡Estamos muy bajos!".
  • El vídeo se detiene poco después de que el avión golpee el agua. El informe detalla que esta fue una "valiosa fuente de información" para los investigadores.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las aterradoras imágenes grabadas desde dentro de una cabina del Boeing 737 que se estrelló en los Estados Federados de Micronesia en septiembre muestran cómo el avión se dirige hacia el suelo en el momento en el que se estrella contra un lago.

Se trata de un vídeo de teléfono móvil que fue grabado por un ingeniero que viajaba en la cabina con los pilotos. Ha sido descrito en un informe que se ha publicado este jueves sobre el accidente. En él, se ve cómo los pilotos tratan de estabilizar los mandos cuando el sistema del aparato comienza a advertir que están demasiado cerca del suelo.

"¡Vamos demasiado bajos!", exclama uno de los pilotos justo antes de que el avión golpee el agua. El vídeo se detiene casi al instante.

Puedes ver el vídeo aquí —no tiene sonido—.

El avión, un Boeing 737 que pertenecía a Air Niugini, la aerolínea nacional de Papúa Nueva Guinea, estaba volando de Pohnpei a Chuuk, ambas localidades de los Estados Federados de Micronesia. Se estrelló contra el lago Chuuk, cerca del aeropuerto internacional del mismo nombre. Murió una persona.

Los investigadores han detallado que el avión perdió su rumbo en hasta 1.500 pies —460 metros— en un contexto de tiempo inestable con poca visibilidad que exigía a los pilotos confiar en los indicadores del aparato. El avión se hundió finalmente 98 metros por debajo del agua —al menos, 30 metros—.

34 pasajeros y doce miembros de la tripulación fueron rescatados por botes de las autoridades locales y buceadores de la Marina estadounidense, aunque seis de estos pasajeros fueron "seriamente heridos", según el informe final del accidente, del que se ha encargado la Comisión de Investigación del Accidente de Papúa Nueva Guinea.

El cuerpo del pasajero que murió fue encontrado tres días después del accidente. La autopsia concluyó que no estaba llevando el cinturón de seguridad de su asiento y que recibió un traumatismo contundente en la cabeza.

Además, el informe también asevera que los pilotos no respondieron a las alertas de que el avión volaba demasiado cerca del suelo y no siguieron el protocolo apropiado para un aterrizaje forzoso.

Buceadores de la Marina de los EEUU y autoridades locales rescatan pasajeros del avión estrellado de Air Niugini después de que se estrellase cerca del aeropuerto internacional de Chuuk, en Micronesia.
Buceadores de la Marina de los EEUU y autoridades locales rescatan pasajeros del avión estrellado de Air Niugini después de que se estrellase cerca del aeropuerto internacional de Chuuk, en Micronesia. Lt. Zach Niezgodski /U.S. Navy/Handout via REUTERS/File Photo

Apuntó al copiloto, quien estaba encargándose de monitorizar los aparatos del avión. "No fue efectivo y no estuvo atento a la situación de inseguridad que se estaba generando". Además reprocha que tendría que haberse hecho cargo del control de la nave.

Sin embargo, no se da el nombre de ningún piloto en el informe.

El mismo informe que dice que el vídeo fue grabado por un ingeniero que viajaba en la cabina y que tomó las imágenes "con propósitos recreativos utilizando su smartphone". El vídeo muestra "predominantemente los instrumentos de cabina" y termina "abruptamente tras el impacto".

"El teléfono sobrevivió al accidente y ha provisto a la Comisión de Investigación de claras imágenes de la cabina, su entorno y sus instrumentos", continúa el informe, añadiendo que ha supuesto una "invaluable fuente de información esencial" para los investigadores.

Y además