Christian Drosten, el virólogo de referencia en Alemania, afirma que la inmunidad de rebaño al 70% no funcionará con el coronavirus y que cualquiera que no se vacune contraerá la enfermedad

Christian Drosten
Reuters/ FABRIZIO BENSCH
  • Christian Drosten es el epidemiólogo de referencia del gobierno alemán y uno de los mayores expertos en coronavirus a nivel internacional.
  • El reputado virólogo ha asegurado en el medio suizo Republik que la inmunidad colectiva no funcionará con el nuevo coronavirus, asegurando que "cualquiera que no se vacune contraerá SARS-COV-2".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Christian Drosten, no solo es el epidemiólogo de referencia del gobierno alemán, es además unas de las voces más reputadas internacionalmente en lo que al COVID-19 se refiere. La razón de ello, los más de 20 años que lleva este científico investigando coronavirus. En su trayectoria destaca haber formado parte del equipo que descubrió el SARS; también  jugó un papel durante la pandemia del Mers.

Por ello, al igual que sucede en nuestro país con Margarita del Val, las declaraciones y consideraciones de Drosten sobre el devenir de la pandemia suelen acaparar toda la atención. Recientemente el reputado virólogo ha hablado sobre el papel de la vacunación como vía para poder controlar la enfermedad en una extensa entrevista en la revista suiza Republik, en la que afirma que el mundo ha malinterpretado la idea de inmunidad de rebaño. 

Con la llegada de la pandemia la gente no solo aprendió el concepto de coronavirus o hisopo, también el de inmunidad de rebaño. El término hace mención a una inmunidad que se da cuando al menos un 70% de la población se ha vuelto inmune a la enfermedad. Al suceder esto, la infección se propaga con mucha lentitud y dificultad, porque no hay portadores suficientes para extender el virus.

Pero la visión del reputado virólogo es que la inmunidad de rebaño o colecitva "no funcionará" para combatir el nuevo coronavirius.

El motivo para ello se debe a que la sociedad en general ha entendido de manera errónea el concepto.

"El término inmunidad colectiva proviene de la medicina veterinaria, donde tales consideraciones se hicieron en años anteriores, por ejemplo, con el virus de la peste bovina, el virus del sarampión del ganado. Altamente transmisible, pero se puede prevenir de por vida mediante la vacunación". 

Como explica el especialista en este escenario es fácil aplicar el cálculo de "tenemos una población x de ganado que es autónoma, entonces cuántos de los animales tenemos que vacunar ahora, para que el virus no pueda circular". Pero esta fórmula no se puede aplicar a los humanos porque estos no son animales que vivan en manadas o granjas estanco.

"Los humanos no somos un grupo cerrado. Tenemos viajes e intercambios y continuidad, así que incluso sin viajar está el pueblo vecino, y ese tiene un pueblo vecino de nuevo, y así sigue, alrededor del mundo. Y así es como se propagarán los virus, de acuerdo con su capacidad básica para propagarse", considera el virólogo. 

Por ello afirma que creer que cuando el 70% de la población se vuelva inmune el 30% restante ya no tendrá contacto con el virus a partir de ese momento no es real.

"Simplemente no es el caso de este virus. Cualquiera que no se vacune contraerá SARS-COV-2", sentencia.

Asimismo considera que incluso cuando el 100% de la población mundial consiga estar vacunada, el "SARS-2 seguirá infectando a las personas, pero estas ya no serán infecciones iniciales". Lo que quiere decir que será "menos grave", una especie de "resfriado".

En su opinión la vacunaciones "nos protegerán de enfermedades graves durante varios años"

Drosten se muestra optimista en cuanto a los posibles riesgos que entrañan futuras mutaciones del virus.

"Desde un punto de vista virológico, hay buenas razones para suponer que Sars-2 no tiene mucho más reservado de lo que nos ha podido mostrar hasta ahora", afirma el virólogo.

Como explica, esto se debe a que los coronavirus mutan más lentamente y con menos fuerza que, por ejemplo, los virus de la gripe, que en realidad tienen un potencial pandémico mucho mayor. 

"No puedo imaginarme a una mutación que de repente vuelva a enfermar gravemente a la mayoría de los que han sido vacunados", asegura. Por lo que considera que  es "probable que la vacunación nos proteja de enfermarnos gravemente durante varios años".

Dado que bajo la visión del reputado virólogo la vacunación es la vía más efectiva para evitar la infección de COVID-19 cabe plantearse qué sucede con los grupos de población para los que estos fármacos aún están en desarrollo. Por ejemplo los niños.

Ante el debate de sí los menores deberían vacunarse y cuándo, Drosten lo tiene claro, aunque los síntomas hayan sido en general menores y la mayaría de niños haya pasado la enfermedad sin riesgo, existe parte de la población para la que esto no ha sido así. El experto hace mención aquí a los casos de inflamación grave que han sido detectados en varios casos de coronavirus en pequeños.

En este escenario el científico lo tiene claro. "Desde la perspectiva de los padres, mi hijo estaría vacunado. Caso claro. No quiero ese riesgo".

LEER TAMBIÉN: Por qué vacunar a los niños podría ser clave en la lucha contra la pandemia del coronavirus

LEER TAMBIÉN: Los médicos están detectando casos de pérdida auditiva y grangrena en infectados con la variante india, que tiene también un mayor riesgo de hospitalización que otras cepas

LEER TAMBIÉN: 12 signos de COVID-19 prolongado que debes consultar con tu médico

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica