Las muestras de un virus muy parecido al COVID-19 fueron enviadas a Wuhan en 2013, según ha desvelado 'The Sunday Times'

Muestras de pruebas serológicas de coronavirus en la plataforma técnica del laboratorio Biogroup-LCD en Levallois-Perret, cerca de París, el 18 de mayo de 2020.
Muestras de pruebas serológicas de coronavirus en la plataforma técnica del laboratorio Biogroup-LCD en Levallois-Perret, cerca de París, el 18 de mayo de 2020.
REUTERS/Benoit Tessier
  • Un virus muy parecido al que provoca el COVID-19 fue enviado al laboratorio de Wuhan, China, en 2013. 
  • Las muestras de este provenían de una mina de cobre infestada de murciélagos en el suroeste de China, donde 6 hombres que trabajaban allí contrajeron una neumonía grave. 
  • Según The Sunday Times, el virus es "casi" el RaTG13 de los murciélagos con el que se asocia al nuevo coronavirus, pero las diferencias en las muestras podrían indicar décadas de distancia evolutiva.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una investigación realizada por The Sunday Times ha revelado que un virus muy parecido al que provoca el COVID-19 fue enviado a Wuhan, China, en 2013

La ciudad de Wuhan, capital de la provincia china Hubei, fue la primera en sufrir un brote del actual coronavirus, SARS-CoV-2. Y, en varias ocasiones, ha sido señalada como la culpable de su propagación a través del laboratorio que lo identificó —aunque las evidencias científicas sobre el origen y evolución del coronavirus indicasen lo contrario—. 

Sin embargo, la investigación del medio sugiere que el coronavirus que llegó a Wuhan en 2013 es "casi seguro" que provenga del virus de murciélagos RaTG13, relacionado con el actual coronavirus que ha provocado la pandemia.

Leer más: La capacidad del nuevo coronavirus de adherirse a las células humanas es lo que lo hace más peligroso que el SARS

Este se había localizado en una mina de cobre infestada de murciélagos donde 6 hombres, que limpiaban heces de dichos animales, enfermaron con una neumonía grave con síntomas similares a los del COVID-19fiebre alta, tos, dolores corporales y dificultad para respirar—. De ellos, 3 fallecieron por la enfermedad.

Tras el incidente, se recogieron pruebas que fueron enviadas en 2013 en una muestra fecal congelada a un laboratorio de China, catalogándose como "una nueva cepa" de coronavirus tipo SARS. 

Según The Times, la mina, ubicada en la provincia de Yunnan, al suroeste de China, era un "caldo de cultivo" para microorganismos mutados y patógenos mortales para los seres humanos con murciélagos, ratas y telarañas en gruesas capas de excrementos.

Algo que ha señalado con anterioridad el principal epidemiólogo de Estados Unidos, Anthony Fauci, al frente de la pandemia: "Cuando obtienes un nuevo virus que resulta ser un virus pandémico, se debe a mutaciones y / o al reordenamiento o intercambio de genes".

Las evidencias podrían reabrir los debates de propagación del coronavirus desde un laboratorio y el contagio directo entre humanos y murciélagos

El origen del actual coronavirus sigue siendo desconocido. Según las últimas investigaciones, podría ser desde una mutación entre murciélagos hasta un híbrido entre murciélagos y pangolines

Sin embargo, es casi seguro que provenga en gran parte del virus RaTG13 —en un 96,2% según un estudio publicado en Nature—. El mismo origen que se le atribuye a las muestras recogidas en 2013 aunque las diferencias entre las muestras sugieren décadas de evolución. 

"El virus RaTG13 de los murciélagos utiliza al ACE-2 como su receptor, lo que sugiere que el RaTG13 puede infectar a los humanos", explicaban los autores de otros de los estudios publicados en Nature sobre la adhesión del SARS-CoV-2 a los humanos.

Leer más: Imágenes satelitales de Wuhan sugieren que el coronavirus podría haber empezado a propagarse en agosto, según Harvard

Por ello, tal y como apuntan las conclusiones de The Sunday Times, donde los hombres de la mina no necesitaron supuestamente un intermediario, el nuevo coronavirus pudo haberse originado en el contacto humano-murciélago. O bien, un derrame de las muestras desde el laboratorio que, apunta el medio, no son infrecuentes.

"El ébola y la enfermedad mortal de los murciélagos Marburg, que mata a nueve de cada 10 personas infectadas, escaparon de los laboratorios BSL-4 en los Estados Unidos", explicita la investigación.

"También, por supuesto, es una clara posibilidad de que el trabajo realizado en el laboratorio sobre RaTG13 haya resultado en una adaptación artificial en el laboratorio que borró esas 3 o 5 décadas de distancia evolutiva", ha reconocido al medio el virólogo australiano Edward Holmes, quien cree que RaTG13 pudo haber infectado al primer humano antes de noviembre de 2019 —como apuntan las investigaciones de Harvard— y haber sufrido una adaptación en el huésped humano que dio lugar al SARS-CoV-2.

LEER TAMBIÉN: De los bajos precios de Asia a la flexibilidad de Marruecos, ¿dónde fabrican Zara, Primark, H&M y Cortefiel sus prendas de ropa?

LEER TAMBIÉN: La biotecnológica veterinaria que está detrás de los primeros test rápidos de detección de anticuerpos 'made in Spain'

LEER TAMBIÉN: Anthony Fauci dice que el nuevo virus identificado en cerdos en China tiene rasgos de la gripe porcina de 2009 y la gripe española de 1918

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Enfermedades
  3. China
  4. Trending
  5. Top