Pasar al contenido principal

Gema Rojas, ejecutivo de servicio que dirige el aeropuerto de Barajas en tiempo real: "Hay menos operaciones pero muchas llamadas; la intensidad es mayor ahora"

Gema Rojas, ejecutivo de servicio en el aeropuerto de Barajas
Gema Rojas, ejecutivo de servicio en el aeropuerto de Barajas (Madrid). Aena
  • Business Insider España quiere presentarte a las personas que, con su esfuerzo, están haciendo posible que los enfermos reciban atención y que, quienes tienen que quedarse en casa para frenar la expansión del brote de coronavirus, tengan cubiertas sus necesidades básicas.
  • Médicos, enfermeros, auxiliares, administrativos, camioneros, cajeros de supermercados, reponedores, quiosqueros, conductores de autobús... La lista es larga y su labor merece un reconocimiento de toda la sociedad.
  • Acudiendo a su trabajando y desempeñando sus funciones con normalidad permiten que nuestro sistema funcione en este escenario inédito en España. A cambio, sólo piden una cosa: que te quedes en casa, que salgas a la calle únicamente lo imprescindible. Es la manera de conseguir frenar el Covid-19.
  • Si eres uno de ellos, nos encantará ponerte voz y contar tu historia. Si conoces a alguien en esta situación, compártelo. No dejemos pasar ni un día más para reconocer a todos los que están ayudando a los demás en esta histórica emergencia sanitaria.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ejecutivo de servicio. La persona al mando de un aeropuerto en tiempo real. 

Ella se llama Gema Rojas. Es ingeniera aeronáutica y forma parte del grupo de seis personas que coordinan y gestionan todo lo que se mueve en Barajas. Desde los pasajeros a las aeronaves pasando por las maletas. No se mueve ni una hoja sin que esté al tanto el ejecutivo de servicio, el responsable del Centro de Gestión Aeroportuaria del aeródromo madrileño, el de mayor tráfico de España, que superó los 61,73 millones de viajeros en 2019.

Ubicado físicamente en la Terminal 4 y operativo las 24 horas del día los 365 días del año, en el Centro de Gestión Aeroportuaria trabajan hasta 90 personas. Las coordina el ejecutivo de servicio, que monitoriza todo lo que ocurre en las instalaciones del aeropuerto y en el campo de vuelo —Barajas tiene cuatro pistas—. Es el responsable de todo el personal que, organizado por turnos, desempeña funciones en el aeródromo. El que moviliza a señaleros, bomberos o vigilantes de seguridad cuando alguien tiene algún problema. 

A Gema no le tocó, pero fue el ejecutivo de servicio de turno quien se encargó de preparar todo el operativo cuando, el 3 de febrero, el comandante del vuelo Air Canada AC837 con destino a Toronto alertó, poco después de despegar, de que la aeronave sufría un fallo técnico y de que intentaría un aterrizaje de emergencia en el que podría necesitar medios externos. Antes, sobrevolaría Madrid durante horas liberando combustible para aligerar el peso del avión. 

Lo que sí está experimentando Gema estos días es lo que supone trabajar en tiempos del coronavirus. Los turnos se mantienen y la colaboración se estrecha. Si hacen falta manos, todos están dispuestos a arrimar el hombro. Porque las jornadas son intensas y el horario de la comida no se respeta. El trajín es enorme.

Leer más: Todo lo que ha ido mal en el sector aéreo en los últimos días y por qué las aerolíneas alertan de una posible quiebra en cascada

"La intensidad es ahora más alta que cualquier otro día; hay menos operaciones pero muchas llamadas", explica Gema Rojas. En un día normal, Barajas ronda las 1.200 operaciones, entre despegues y aterrizajes. El viernes, José Luis Ábalos, ministro de Transportes, cifró en 359 el número de aviones que habían volado ese día en el aeropuerto madrileño, frente a los 1.151 de un año antes. Y, ayer, Aena decidió cerrar dos pistas y las Terminales 2 y 3 para redimensionar su operativa ante el desplome de vuelos, próximo al 80%, según datos de Eurocontrol. En los próximos días, toda la actividad pasará a concentrarse en la T4, según informó ayer el gestor aeroportuario.

"Tenemos que adaptar nuestra operativa a la reducción en los vuelos y eso supone que las aerolíneas nos llaman en busca de información fiable. Además de la coordinación con la torre de control, la policía o el centro de control de Torrejón de Ardoz, la comunicación es mucho más elevada de lo normal porque todo lo que se sale de nuestra rutina hace que estemos más ocupados", aclara. Y pone un ejemplo: "Ahora, hay circunstancias de las que estar muy pendiente, como asegurar que haya un metro de distancia entre los pasajeros y que no se producen aglomeraciones".

En su caso, admite que "trabajar ahora es un reto porque tenemos que seguir dando servicio a toda la sociedad; no podemos borrarnos y quedarnos en casa". No tiene miedo es lo que le responde a sus vecinas cuando preguntan. Es más, trabajar estos días "me hace sentirme bien", asegura. Se lava las manos muchas veces al día, pero tiene "ganas de ayudar y de desmentir muchos bulos", y destaca que, en situaciones como esta, "la gente saca lo mejor de sí misma". 

Leer más: Ni el 11-S ni la crisis financiera de 2008: por qué el coronavirus es el mayor riesgo para el futuro de la aviación, según la patronal mundial de las aerolíneas

Mientras los días pasan, no deja de aprender: "Aquí hemos vivido todo tipo de situaciones. Por ejemplo, momentos estresantes y dolorosos como el accidente de Spanair". Pero estas jornadas son distintas. "Cada día tenemos menos tráfico y esa una situación extraordinaria a la que nunca nos habíamos enfrentado", afirma. 

Ella, Gema, echa en falta esa dosis de rutina que la sociedad ha perdido: "Es un momento extraordinario pero me gustaría volver a la normalidad. Y, para que pueda hacerlo, es necesario que cumplamos con lo que pide Sanidad y que tú te quedes en casa"

Hasta que llegue ese momento, se queda con el ejemplo de tantas y tantas personas: "Mis hijos están viendo cómo la gente está sacando lo mejor de sí misma. En nuestra urbanización, al margen de los aplausos para los sanitarios, también tenemos un evento especial, a media tarde, en el que todos los niños se movilizan para cantarle una canción a quienes trabajan en Mercadona y en los supermercados". 

"Que los niños estén educándose en la gratitud es una buena enseñanza". Palabra de Gema.

 

Este testimonio es parte de una serie especial de Business Insider España que trata de poner cara a las personas que, con su esfuerzo, están haciendo posible que los enfermos reciban atención o cubriendo las necesidades básicas de la población con su trabajo. Son médicos, enfermeros, auxiliares y administrativos pero también camioneros, cajeros de supermercados, reponedores o conductores de autobús. A cambio de su trabajo solo piden una cosa: que te quedes en casa y salgas a la calle solo lo imprescindible para frenar los contagios.

Si eres uno de ellos, nos encantará ponerte voz y contar tu historia. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo electrónico o mediante mensajes privados en nuestras redes sociales vía Twitter, Facebook o Instagram. Si conoces a alguien en esta situación, compártelo. No dejemos pasar ni un día más para reconocer a todos los que están ayudando a los demás en esta histórica emergencia sanitaria.

Más héroes anónimos en Business Insider España:

Y además