Pasar al contenido principal

Así se vive en la zona más rica de Estados Unidos: los ingresos medios son de 2,2 millones de dólares, importan arena de las Bahamas y se mueven en carritos de golf

El carrito de golf es el medio de transporte preferido en Fisher Island.
El carrito de golf es el medio de transporte preferido en Fisher Island. Katie Warren/Business Insider

Fisher Island, una isla artificial en la costa de Miami, es la zona más rica de los Estados Unidos, según Bloomberg.

La renta media anual de los habitantes de la isla es de 2,2 millones de dólares.

Para convertirte en miembro del Fisher Island Club, debes pagar una cuota inicial de 250.000 dólares y, posteriormente, una anual de 22.256. Esa cifra se abona después de que los residentes compren una de las casas de la isla, que cuestan 3,2 millones de dólares (2,86 millones de euros) de media. Alrededor de 700 familias viven en Fisher Island en unos 30 lujosos edificios.

Dora Puig, una de las mayores agentes inmobiliarias de Miami-Dade con un alto volumen de ventas en 2018, vende algunas de las mansiones más lujosas de Fisher Island. Me dijo que la gente se muda allí por tres razones principales: la privacidad, la seguridad y los servicios.

Los residentes de la isla son constructores, abogados de mucho prestigio, directores generales, gente de la industria financiera y algunos millonarios de familias adineradas.

Los directores generales del sector tecnológico y los gerentes de fondos de cobertura de Nueva York, Silicon Valley y otras áreas con altos impuestos se están mudando a Miami en masa, y Fisher Island es una de sus mejores opciones.

Leer más: 10 personas ricas y famosas que pasaron de la riqueza más absoluta a la pobreza

Los miembros del Fisher Island Club tienen acceso a playas privadas con arena importada de las Bahamas, un club de playa, ocho restaurantes, un campo de golf, dos piscinas de aguas profundas, un spa, 18 canchas de tenis, y muchas cosas más. Los barcos de la marina son "muy codiciados" y cuestan un mínimo de 125.000 dólares (unos 111.500 euros), según comenta la publicista Lauren Marks.

La isla tiene también su propio parque de bomberos, instalaciones médicas, banco, oficina de correos, parque para perros e incluso una escuela diurna independiente con estudiantes de preescolar y escuela primaria. Cerca de 600 empleados trabajan en la isla. Debido a que sólo el 30% de la población viven allí durante todo el año, a menudo hay más empleados en la isla que residentes, cuenta Marks.

Tuve la oportunidad de hacer un tour por Fisher Island. Así es esta comunidad súper exclusiva.

Y además