Viviendas portátiles plegables, la solución de una startup para los viajeros que buscan la comodidad de un hogar

Casa plegable

Brette Haus

  • Una startup letona diseña viviendas portátiles que se pliegan para poder ser instaladas en cualquier lugar.
  • Esta solución permite a los viajeros seguir descubriendo el mundo sin perder la comodidad de un hogar
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una startup de Letonia ha patentado un sistema que permite plegar viviendas prefabricadas.

Brette Haus crea así la solución perfecta para los nómadas que buscan seguir dando la vuelta al mundo sin perder la comodidad que les da su hogar.

Como publica Traveler, el despliegue de estas casas se basa en las bisagras y funciona igual que una enorme figura de origami que se desdobla hasta volver a ser un folio. Esta tecnología permite comprimir 100 metros cuadrados en un cubo de 12 que se traslada en una grúa.

Por qué Google y Facebook están financiando la startup de casas prefabricadas Factory_OS que busca resolver la crisis de la vivienda asequible

Este proceso, que puede repetirse hasta un centenar de veces, solo tarda 3 horas en realizarse con la ayuda de 2 personas. 

Como explica al mismo medio Sergey Khachian, fundador de la Brette Haus, las viviendas están hechas de madera contralaminada (CLT), que aporta desde 4.500 a 10.000 kilos por casa, según el tamaño y el modelo. Este tipo de madera está preparada para resistir terremotos y altas temperaturas como las del fuego. 

Pero no es solo la estructura. Las casas cuentan con todo lo que se puede necesitar, desde inodoro hasta ducha o cocina (todo bien anclado para que no haya problemas durante el transporte).

Además, cuenta con un kit de baterías solares y una estación de bombeo de agua para no depender de tuberías ni de corriente eléctrica. 

Casa plegable

Brette Haus

Y como hay tantos estilos de vida como personas, la empresa cuenta con varios modelos de vivienda que se ajustan a los gustos de cada tipo de nómada (rústica, compacta y urbana), sus necesidades de espacio (entre 18 y 108 metros cuadrados) y su bolsillo (cuestan entre 18.000 y 50.000 euros).

Destacan, además, la durabilidad y el bajo mantenimiento que requieren estas viviendas de estilo nórdico.

Pero, sobre todo, la sostenibilidad: la madera de la que están hechas es renovable y procede de bosques gestionados de manera sostenible. 

Otros artículos interesantes:

Así es la nueva casa prefabricada y ecológica de Ikea de 17 metros cuadrados y 55.000 euros

Estas diminutas 'cápsulas de escape urbanas' prefabricadas de 17.500 dólares diseñadas por exempleados de Tesla y SpaceX ya se pueden reservar

Así son por dentro las casas prefabricadas creadas por el exresponsable de diseño de Apple: valen 600.000 dólares y miden 93 metros cuadrados

Te recomendamos

Y además