Pasar al contenido principal

Vivir en Marte pero reproducirse en la Tierra, la única solución a la colonización del planeta rojo

Tierra
NASA
  • Si los humanos desean establecer una colonia en Marte o en algún otro lugar del espacio, eventualmente tendremos que poder tener hijos allí.
  • Pero reproducirse en un entorno tan diferente como es Marte sería extremadamente complicado.
  • Todos los efectos en la salud que las personas experimentan en el espacio (exposición a radiación y cambios en los huesos, los músculos y los fluidos corporales) tendrían consecuenicas en un feto en desarrollo o un niño pequeño.
  • Es posible que algún día decidamos editar el ADN humano para dotar las personas de los rasgos que podrían ayudarlos a prosperar en Marte.
  • Esto podría llevar a la creación de nuevas especies de humanos.

Esta pequeña roca azul sobre la cual nos precipitamos a través de la inmensidad del espacio es el hogar perfecto para nosotros.

Podemos respirar el aire y beber el agua, los cuales son esenciales para la vida tal como la conocemos. Nuestra atmósfera nos protege de la radiación que podría mutar nuestro ADN y acortar nuestras vidas. Nosotros y las otras criaturas de la Tierra hemos evolucionado para funcionar de acuerdo con la gravedad del planeta, que afecta nuestros huesos, músculos y fluidos dentro de nuestro cuerpo.

La NASA y otras agencias espaciales, así como individuos como Elon Musk, están trabajando activamente para crear asentamientos en Marte. Pero antes de que los humanos puedan intentar establecer colonias avanzadas a largo plazo en Marte o en cualquier otra parte del espacio, tenemos mucho que considerar. Más allá de la logística del viaje espacial, la comida, el agua, el aire respirable y la radiación, está la cuestión de la reproducción humana.

Un documento recientemente publicado en la revista Futures describe lo complicado puede ser.

Dado que Marte es la primera ubicación probable para un núcleo avanzado de población, los investigadores detrás del informe han analizado algunos problemas físicos y sociales con los que nos encontraríamos al tratar de tener bebés en el planeta rojo.

Leer más: Cómo vivirán los primeros humanos en Marte, según Elon Musk

"Una misión tripulada a Marte y el establecimiento del primer asentamiento humano en el espacio exterior era un mero producto de la ciencia ficción, pero ahora se está planificando y se espera que tenga lugar en los próximos 20 años", escriben los autores. "Suponemos que la reproducción humana en un asentamiento de Marte será necesaria para el éxito a largo plazo de una misión en el espacio exterior".

Satélite en Marte
NASA-JPL Caltech

¿Podría haber alguna vez nuevas generaciones de Marte?

Cualquier asentamiento humano en Marte estará inicialmente poblado por tripulaciones de la Tierra. Pero en algún momento, si realmente queremos tener una gran colonia en Marte a largo plazo con una población sostenible, los niños tendrán nacer allí.

Todavía se desconoce si es posible o no tener hijos en el entorno de Marte.

Sabemos que cuando los astronautas pasan tiempo en el espacio, sufren graves efectos en sus cuerpos. La falta de gravedad hace que los fluidos corporales cambien, lo que puede transformar y afectar a la visión a medida que los cambios de presión afectan el globo ocular. Los huesos se vuelven menos densos y los músculos pueden atrofiarse, aunque el ejercicio regular puede ayudar a reducir estos efectos. Las personas se vuelven más altas a medida que se estiran, sin comprimir. También está la exposición a la radiación, que afecta el ADN y podría aumentar el riesgo de cáncer.

Estación Espacial Internacional
Estación Espacial Internacional NASA

Estar en Marte no sería exactamente como estar en la Estación Espacial Internacional, que es de donde proviene la mayor parte de esta información. Pero aun así, Marte solo tiene aproximadamente el 38% de la gravedad que experimentamos en la Tierra.

No sabemos cómo estos cambios pueden afectar a las células reproductivas, la fertilización, el desarrollo embrionario, el desarrollo del feto o el crecimiento de los niños.

Es posible que los niños nacidos y criados en Marte lo tengan más fácil para adaptarse a los requisitos de la vida allí, ya que sería el mundo en el que crecerían. Pero cómo se manifestarán esas adaptaciones es una incógnita.

Muchas de estas preguntas se pueden estudiar, especialmente con modelos animales. Pero son temas importantes a investigar antes de que los planes de colonización de Marte se concreten.

Leer más: Las cosas más raras que el ser humano ha enviado al espacio

Cuestiones éticas

Suponiendo que los humanos algún día intenten reproducirse en el espacio, surgen otras preguntas intrigantes.

Una es cómo de grande debe ser una población para sostenerse realmente. De acuerdo con los autores del trabajo, las estimaciones aceptadas del tamaño mínimo para un grupo autosuficiente varían de 5.000 a 5.800 individuos. Pero escriben que una colonia en Marte puede necesitar tener una población más grande debido a la naturaleza extrema del medio ambiente.

Luego está el tema de los derechos reproductivos. Dado que vivir en Marte no va a ser fácil, los autores escriben que debería haber asesoramiento genético disponible para que las parejas se aseguren de que los rasgos que podrían ayudar a las personas a sobrevivir en Marte sean alentados en el proceso reproductivo. Al mismo tiempo, escriben que las políticas de aborto liberalizadas serían importantes, ya que los embarazos podrían representar un alto riesgo para las madres y las condiciones ambientales podrían hacer que los defectos de nacimiento sean más probables.

Las personas que eligen tener hijos deben recibir un gran apoyo durante proceso, según el documento. Ese sistema de apoyo debería extenderse más allá del nacimiento para ayudar a los padres a sobrellevar el estrés que acompaña a los niños de Marte.

Los autores también plantean una pregunta aún mayor: cuánto debemos usar la tecnología para transformar a los humanos que viven en el espacio.

Space X
YouTube / SpaceX

Leer más: 10 extrañas y hermosas nuevas especies que sobreviven en la Tierra 

Soluciones potenciales

Es posible que algunos de nosotros tengamos rasgos genéticos que nos hagan más adecuados para la vida en Marte que otras personas. Tales rasgos pueden hacer que sea más fácil para nuestros cuerpos adaptarse a la gravedad reducida, por ejemplo, o hacernos menos susceptibles al cáncer o la discapacidad causada por la radiación.

Una colonia en Marte podría alentar a las personas con esos rasgos genéticos a transmitirlas.

Pero también podría ser posible usar tecnologías de edición genética para darle a la gente estos rasgos y modificar el ADN de otras formas que faciliten la supervivencia de los humanos en el espacio. Las herramientas de edición genética como CRISPR, que pueden encontrar y reemplazar secciones de ADN, podrían permitir a los médicos modificar los embriones concebidos a través de la fertilización in vitro para darles estos rasgos favorables al espacio y la vida.

A largo plazo, podría resultar que los "humanos" que prosperan mejor en Marte no se parezcan mucho a las personas en la Tierra.

Los autores de ciencia ficción han jugado con esta idea. En La Expansión, los autores Daniel Abraham y Ty Franck (seudónimo: James S. A. Corey) describen cómo los belters, residentes de asentamientos humanos en el cinturón de asteroides, son diferentes de los humanos nacidos en la Tierra. Tienen cuerpos alargados sin comprimir por la gravedad, y sus huesos no pueden soportar el peso humano cuando se exponen a la aplastante presión de la vida en la Tierra. Es posible que las personas nacidas y criadas en Marte tengan lo tengan difícil para adaptarse a la Tierra. 

Incluso es factible que la humanidad sufra una especiación: desarrollar nuevas especies que evolucionen a partir del Homo sapiens, según los autores del artículo. Dicen que es poco probable que suceda de forma natural, pero podría suceder si los humanos terminan genéticamente modificados para sobrevivir mejor en diferentes planetas.

NASA
NASA

Leer más: Este es el helicóptero autónomo de la NASA que volará en Marte en 2020

¿Escaparse a Marte es realmente una posibilidad?

En el documento, los autores citan a Stephen Hawking, que dijo una vez: "Creo que el futuro a largo plazo de la raza humana debe ser el espacio y que representa un seguro de vida importante para nuestra supervivencia futura, ya que podría evitar la desaparición de la humanidad mediante la colonización de otros planetas ".

Pero este documento muestra lo complicada que es esa póliza de seguro. Y ese análisis es otro recordatorio de que debemos asegurarnos de que la humanidad pueda continuar sobreviviendo en su planeta de origen.

La astronauta Mae Jemison dirige una organización llamada 100-Year Starship, un proyecto financiado por la NASA y DARPA que se lanzó en 2011 para abordar las cuestiones relacionadas con hacer que los seres humanos sean capaces de viajar más allá de nuestro sistema solar en los próximos 100 años.

Pero como Jemison explicó a Business Insider en 2016, la mayoría de nosotros ya estamos en la nave espacial que es más adecuada para llevarnos a través del espacio: es la Tierra.

"Vamos a estar en este planeta", afirma.

Eso no quiere decir que no debemos establecernos en Marte, es importante entender cómo podríamos sobrevivir en nuevos mundos. Pero no debemos evitar abordar cuestiones más simples como el cambio climático a fin de mantener el primer hogar de la humanidad habitable también.

Te puede interesar