El centro tecnológico de Vodafone en Málaga abre de momento en un 'coworking': la ciudad no puede absorber toda la demanda de oficinas en el centro

Centro Impact Hub de Málaga
Centro Impact Hub de Málaga

Vodafone

Vodafone ha inaugurado este lunes uno de sus nuevos centros tecnológicos de referencia para toda Europa y lo ha hecho en Málaga, como ya avanzó el año pasado. Al acto ha acudido incluso la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. La teleco ha avanzado que este centro les supondrá una inversión de 225 millones de euros y la creación de 600 empleos.

Pero de momento no tiene ubicación definitiva.

A pesar de que hace unas semanas se planteó que este acontecimiento serviría a la compañía para presentar la ubicación definitiva de su nuevo emplazamiento en la capital de la Costa del Sol, lo cierto es que esa incógnita sigue sin despejarse. Los problemas que Málaga capital adolece en materia de espacios de oficinas pueden ser el principal motivo para esta incertidumbre.

Los problemas de una capital tecnológica que sigue creciendo

Málaga se ha convertido en uno de los puntos de referencia para la industria tecnológica a nivel nacional. Multinacionales como Google, Telefónica o ahora Vodafone han apostado por la capital de provincia andaluza para ubicar allí algunas de sus instalaciones clave. El ecosistema local también crece, aunque gigantes y pequeñas se enfrentan al mismo desafío: encontrar sitio.

La ciudad cuenta con el Málaga TechPark, antes conocido como el Parque Tecnológico de Andalucía o PTA. Se trata de un amplio emplazamiento ubicado en Campanillas, a las afueras del núcleo urbano. La única manera que tienen los trabajadores para llegar allí es por carretera. 

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), ha instado en varias ocasiones a la Junta andaluza a construir una línea de metro hacia la zona, sabedor de los graves problemas de tráfico que en otros años se habían ocasionado en los accesos a la zona. 

Estos problemas se han relajado en los últimos meses, gracias en parte al teletrabajo. Además, se espera que este año entre en funcionamiento un carril bus.

A pesar del PTA, el interés de las grandes tecnológicas que aterrizan en la ciudad es radicarse en el centro de la misma. Con todo, el Centro Antiguo no es capaz de absorber esa demanda. Datos de la consultora CBRE citados la semana pasada por el diario Surcifraba esa demanda no resuelta de espacios de oficinas en más de 45.000 metros cuadrados.

Que las tecnológicas apuesten por tu ciudad no siempre es bueno: el modelo de Málaga abre la puerta a nuevos pelotazos urbanísticos, alertan expertos

Business Insider España enfatizó en esta idea a mediados de 2021, cuando planteó en un reportaje si la llegada de grandes multinacionales a la capital cuestionaría algunas demandas vecinales, como la necesidad de contar con más zonas verdes.

A pesar de que la propia teleco manifestó a los medios locales que anunciarían el emplazamiento de su centro europeo en Málaga este lunes, lo que se ha anunciado finalmente es la apertura del mismo en un coworking junto a la estación de trenes de la ciudad.

De los más de 600 puestos de trabajo que Vodafone espera crear con su centro, el mismo ha echado a andar con sus 40 primeros empleados. La multinacional se ha instalado provisionalmente en el Impact Hub que se encuentra en uno de los torreones de la estación de trenes Vialia María Zambrano. La compañía ha reconocido que seguirán peinando el mercado inmobiliario de la ciudad.

Las tecnológicas malagueñas que despuntan desde hace años como Uptodown, Freepik o BeSoccer apuestan también por el centro, no sin dificultades. Por ejemplo, la primera tiene sus oficinas en una calle cercana a la Alameda Principal, una de las principales arterias del centro. Freepik trasladó su cuartel general en 2019 a un bloque al lado de la estación de tren.

BeSoccer, por su parte, se mudó el año pasado a un polígono comercial del oeste de Málaga. Su CEO, Manuel Heredia, reconocía al diario Sur que en el entorno urbano de Málaga faltan oficinas de calidad. "Empecé buscando por el centro, vi algún edificio, pero ni por precio ni por estado nos cuadraba".

El papel de los parques tecnológicos

Málaga, vista desde el mirador de Gibralfaro.

Málaga, que reúne desde hace años los mimbres para convertirse en una de las capitales tecnológicas de España, todavía tiene problemas. Felipe Romera, presidente del Málaga TechPark, reconoció en este medio que el modelo de los parques tecnológicos cambiaría tras la pandemia, aunque seguirían siendo puntos de encuentro clave para esta pujante industria.

Uno de los argumentos que esgrimió es que aunque el parque no se ubique en el centro, esto también es una oportunidad para ofrecer servicio a otras localidades aledañas a Málaga. 

En sus propias palabras, la evolución del suelo en la capital estaba "expulsando" vecinos, con lo que muchos de los trabajadores de las tecnológicas que arriben a la provincia acabarán mudándose a los pueblos y urbes de alrededor.

A la presentación del nuevo centro europeo que Vodafone ya tiene en Málaga acudieron dirigentes políticos de primer orden. Además de Calviño, también asistió el presidente del Gobierno andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla (PP), que aseguró que Málaga se estaba ganando "por mérito propio ser la capital tecnológica, ya no de Andalucía, sino de España".

Así eligió Google en 2018 la ubicación de su nuevo centro de ciberseguridad en Málaga, el nuevo destino tecnológico en el que todavía faltan oficinas

Con este debate abierto, el diario Ara publicó el año pasado un singular reportaje en el que se cuestionaba, mediante la voz de diversos expertos consultados, la posibilidad de que Málaga superara a Madrid o a Barcelona como punto de referencia para el mundo tecnológico y el ecosistema de startups.

El texto zanjaba que Málaga no haría sombra a Barcelona y que es "más posible que una startup se sostenga en Barcelona" que en la ciudad andaluza, a criterio de Paloma Fernández, catedrática en Historia Económica en la Universitat de Barcelona.

No obstante, Moreno Bonilla abundó este lunes en que el triángulo de innovación lo conforman en realidad Málaga junto con Granada y Sevilla.

"Soñamos que en un futuro compitamos y seamos capital tecnológica europea y mundial. Tenemos los mimbres para hacerlo, tenemos talento, capacidad formativa con nuestra universidad, además de las reformas que estamos haciendo en la Formación Profesional. Tenemos empuje y el motor que mueve el mundo, que es la ilusión y la pasión", defendió el presidente andaluz.

Otros artículos interesantes:

Vodafone crea el primer metaverso en España abierto para tratar de luchar contra los gigantes tecnológicos y diferenciarse del 'low cost'

Vodafone comunica un ERE de 515 trabajadores, sobre todo, de su área comercial

Por qué Vodafone y Orange están ajustando el valor de sus filiales en España y qué esperar de las telecos en el último tramo del año

Te recomendamos