Vodafone sube el precio de sus tarifas en España: a partir de ahora utilizará el IPC promedio para calcular el coste de sus servicios

Letrero de la compañía de telecomunicaciones Vodafone

Getty

Vodafone España ha notificado un cambio importante en el coste de sus tarifas en el mercado español. A partir de ahora, el tercer operador en España va a utilizar el Índice de Precios de Consumo (IPC) para calcular el precio de su servicio. 

La compañía, que ha confirmado su anuncio a Expansión, se convierte así en la primera empresa del sector que toma una decisión en este sentido, lo que podría sentar cátedra y provocar que otros actores de la industria sigan sus pasos. 

Hace unas semanas parecía que la inflación no iba a afectar a la factura de teléfono como sí que lo ha estado haciendo en el caso de la electricidad o el gas

En su lugar, las operadoras habían optado por incrementar la velocidad de la fibra o cambiar los servicios ofertados como los datos móviles para modificar sus cartera de productos y que al consumidor le fuese más complicado comparar con tarifas previas.

Sin embargo, la filial española del grupo de telecomunicaciones Vodafone ingresó en España 898 millones de euros entre abril y junio de 2022, lo que suponía una caída del 3% con respecto al mismo período del año anterior. Todo ello pese a haber sumado 38.000 líneas móviles nuevas y haber reducido considerablemente su tasa de cancelación. 

Estas cifras, sumadas a una inflación al alza, que ha moderado su dato en agosto, pero que continúa encareciendo la lista de la compra por encima de los 10 puntos porcentuales, han sido los motivos que han llevado a Vodafone a anunciar que va a actualizar sus precios con respecto al IPC. 

Cómo y cuándo se aplicará 

Tal y como ha confirmado la compañía a Expansión, el cambio empezará a aplicarse de ahora en adelante para nuevos clientes, cuyo contrato ya incluirá una cláusula que haga referencia a este ajuste del precio en base al IPC. Aquellos que ya sean clientes de Vodafone irán percibiendo el cambio en su contrato conforme este se actualice al final de su período de vigencia. 

La medida se empezará a implantar en el primer trimestre de 2023, entre el 1 de enero y el 31 de marzo. El coste del servicio se fijará de este modo en base al "IPC oficial calculado desde octubre del año anterior (2021) hasta septiembre del año en curso (2022). La compañía va a utilizar así el mismo cálculo que se realiza para actualizar las pensiones

 

Desde Vodafone afirman que esta modificación en el coste de sus tarifas excluirá a aquellos clientes que entren en la categoría de "económicamente vulnerables" y que ya se beneficien de las tarifas sociales de la compañía. 

La multinacional, que ya ha establecido esta política de precios en su país de origen, Reino Unido, ha anunciado también que la empezará a aplicar a otros países europeos con el fin de hacer frente al "desafío" que representa la situación de inflación actual.

Queda por ver si la decisión de Vodafone de actualizar sus precios conforme al IPC sienta un precedente en el sector de las telecomunicaciones en España y otras compañías como Orange o Movistar siguen sus pasos. 

Otros artículos interesantes:

La inflación toca techo en agosto al 10,4%: la gasolina y los cereales empiezan a dar tregua, pero la tasa subyacente continúa su escalada imparable

Vodafone España ingresa 898 millones entre abril y junio de 2022, un 3% menos, pese a sumar 38.000 nuevas líneas móviles

La inflación todavía no se nota en tu factura de teléfono: las telecos aguantan la guerra de precios, rediseñan sus tarifas y mantienen promociones

Te recomendamos