Pasar al contenido principal

Vodafone refuerza su posición en Europa con la compra de activos de Liberty Global

Una tienda de Vodafone
  • El grupo británico de telecomunicaciones ha adquirido los activos del operador de cable estadounidense Liberty Global en Alemania, República Checa, Hungría y Rumanía, por 18.400 millones de euros.

 

El grupo británico de telecomunicaciones Vodafone ha llegado a un acuerdo para comprar los activos del operador de cable estadounidense Liberty Global en Alemania, República Checa, Hungría y Rumanía, cuyo valor se cifra en 18.400 millones de euros, según han anunciado ambas empresas, que, a la espera de contar con la autorización de los reguladores, incluida la Comisión Europea, esperan completar la operación a mediados de 2019 .

En concreto, Vodafone pagará en efectivo 10.800 millones de euros a Liberty Global y asumirá 7.600 millones de euros en deuda existente del operador de cable. La británica asume el compromiso "bajo determinadas circunstancias" de indemnizar con 250 millones de euros a Liberty Global en caso de que la transacción no se complete.

Vodafone espera asumir unos costes de integración de unos 1.200 millones de euros en los primeros cinco años tras completar la operación para alcanzar las sinergias de costes, ingresos e inversiones previstas.

En este sentido, la británica estima unas sinergias de costes y gasto de capital de unos 535 millones de euros anuales para el quinto año tras completar la adquisición, además de sinergias de ingresos con un valor actual neto de más de 1.500 millones de euros.

"Esta transacción creará el primer campeón paneuropeo verdaderamente convergente", declaró el consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao, señalando que representa un cambio radical en la transición europea hacia una "Sociedad del Gigabit" y destacando que Vodafone será el mayor propietario en Europa de red de próxima generación, dando servicio al mayor número de clientes de móvil y hogares de la UE.

De hecho, mediante esta operación Vodafone obtendrá acceso a 54 millones de hogares con cable o fibra y un alcance total de redes de nueva generación de 110 millones de hogares y empresas, incluyendo acuerdos mayoristas, apuntó la británica.

Por su parte, Liberty Global señaló que, tras la operación, seguirá siendo el principal proveedor de televisión por cable y banda ancha en Europa, con operaciones en Reino Unido, Irlanda, Bélgica, Suiza, Polonia y Eslovaquia, cuyo alcance asciende a 24 millones de hogares y 26 millones de suscriptores de telefonía fija y banda ancha.

Te puede interesar