Pasar al contenido principal

Vodafone admite estar sufriendo una incidencia informática que le deja sin atención al cliente, ni ventas en plena oleada de ataques de ciberseguridad

vodafone
Reuters
  • Vodafone ha registrado una incidencia informática que mantiene los servicios de atención al cliente y de ventas de la operadora caídos.
  • La operadora está trabajando para solucionar el problema cuanto antes. 
  • El resto de la red de Vodafone funciona con normalidad, por lo que esto no afecta ni a las llamadas, ni al uso de datos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

El canal de atención al cliente y de ventas de Vodafone no funciona. La operadora ha registrado una incidencia informática relacionada con la seguridad que mantiene estos servicios sin funcionamiento, aunque la empresa explica que el resto de la red de la empresa de telecomunicaciones opera sin problemas al igual que sus servicios internos. 

La operadora, explican fuentes de la empresa, está trabajando para solucionar este problema que habría afectado a la parte relacionada con el servicio de ventas y de atención al cliente. El resto de servicios que tienen que ver con las llamadas, uso de datos y el resto de funcionalidades de la red no ha sufrido el efecto de esta incidencia informática por lo que funciona de forma correcta. 

En las redes sociales, los usuarios de Vodafone llevan todo el día advirtiendo de esta caída en el canal de atención al cliente. 

Incluso en algunos casos han especulado con la posibilidad de que esto se debiera a un ataque informático tipo ransomware como el que han sufrido últimamente algunas empresas. Un extremo que la operadora no ha reconocido. 

Esta incidencia que sufre Vodafone se produce precisamente en un momento en el que en las últimas cinco semanas se han sucedido diversos ataques informáticos de secuestro de datos, conocidos por el término anglosajón ramsomware, a empresas como Everis, Prisa (Cadena Ser) o la multinacional española de seguridad Prosegur. Unos ataques que, en general, han tenido unos mayores efectos que la incidencia informática que ha afectado de forma limitada a la operadora. 

Ataques al ayuntamiento de Jerez, Everis o Prosegur 

En España los meses de octubre y noviembre han dejado un reguero de importantes víctimas. Comenzó con el Ayuntamiento de Jerez, que dejó al cuerpo municipal sin poder trabajar durante varios días debido a que los equipos se habían suspendido. En un caso en el que tuvieron que intervenir incluso técnicos del Centro Criptológico Nacional, el CCN.

Leer más: Los ataques de ransomware irán a más en 2020 y las grandes empresas sufrirán chantajes con sus documentos confidenciales, según los expertos en ciberseguridad

La tendencia fue a más cuando la consultora Everis también se vio afectada por un ataque de este tipo. En esta ocasión, la infección, según detalló ESET en su último barómetro mensual, parecía encajarse dentro de un ataque con el virus Bitpaymer. Este programa malicioso comenzó a encriptar los archivos de la empresa modificando su extensión por .3v3r1s, lo que invitó a pensar que el ataque era dirigido.

Prosegur fue la última gran empresa española en verse afectada por un ataque informático de este tipo. Esto llevó a que la compañía restringiera sus comunicaciones con los clientes para evitar propagarlo. 

Con información de Alberto R. Aguiar

Y además