Los problemas de suministro restan un 30% de beneficio neto a Volvo Cars en el primer trimestre, pese a lo cual supera las expectativas de los analistas

Imagen de vehículos de Volvo Cars en la feria del automóvil de Shangái, China.
Imagen de vehículos de Volvo Cars en la feria del automóvil de Shangái, China.

REUTERS/Aly Song

La crisis de suministros y materias primas reduce un 30% el beneficio neto de Volvo Cars en el primer trimestre de 2022, hasta los 4.500 millones de coronas suecas (434 millones de euros), y un 28% al beneficio operativo (6.000 millones de coronas suecas, 582 millones de euros), pese a lo cual ha superado las expectativas de los analistas, que calculaban 4.130 millones, según las encuestas de Refinitiv recogidas por Reuters.

El fabricante sueco ha vendido un 20% menos de vehículos durante este inicio de 2022 (148.300 frente a los 185.700 que vendió en el inicio de 2021), pese a lo cual ha facturado un 8% más (74.300 millones de coronas, 7.150 millones de euros, frente a las 68.600 coronas o 6.616 millones de euros de hace un año). Esto se debe, según Volvo, tanto a la evolución de los precios como a los contratos de fabricación y el efecto del cambio de divisa.

No obstante, el fabricante sueco, propiedad de la china Geely y que salió a Bolsa hace unos meses ha visto cómo se incrementaban sus costes por venta y administrativos, así como los problemas de suministros. La compañía admite que durante el mes de marzo ha sufrido la escasez de "un semiconductor específico" que va a afectar negativamente a su producción durante el segundo trimestre.

"Lo consideramos un problema temporal y esperamos que la cadena de suministro vaya mejorando conforme entremos en la segunda mitad del año. Como resultado, esperamos un crecimiento marginal en los datos de ventas para el 2022 completo comparado con 2021, pese a que la incertidumbre es alta. La demanda de clientes es increíblemente fuerte", ha explicado el consejero delegado de la marca, Jim Rowan, que sustituyó a Hakan Samuelsson en marzo.

Estos son los principales resultados de Volvo Cars en el primer trimestre de 2021:

  • Unidades vendidas: 148.295, un 20% menos que en el primer trimestre de 2021 (185.698)
  • Facturación: 74.269 millones de coronas suecas (7.159 millones de euros), un 8,3% más que hace un año.
  • Resultado operativo: 6.038 millones de coronas suecas (582 millones de euros), un 28% menos.
  • Resultado neto: 4.503 millones de coronas suecas (434 millones de euros), un 30% menos.

Volvo Cars asegura que la guerra de Ucrania impacto sobre todo en el incremento de los costes de las materias primas, pero no tanto en sus ventas, ya que la marca sueca apenas vendió 9.300 vehículos en Rusia en 2021 (un 1,3% de sus ventas globales), donde dejó de vender una vez se conoció la invasión de Ucrania, y 1.184 en el país ucraniano (un 0,2% del total).

"Considerando los riesgos asociados al comercio con Rusia, incluyendo las sanciones y los controles de exportaciones impuestos por la Unión Europea y Estados Unidos, Volvo Cars mantendrá suspendidas sus operaciones en Rusia", indica la compañía en su informe trimestral.

Los eléctricos puros solo son el 8% de ventas de Volvo, que quiere llegar al 100% en 2030

Volvo tiene como objetivo que el 100% de sus ventas sean de coches eléctricos puros en 2030. Un itinerario que pasa con llegar a 2025, dentro de apenas 3 años, con un 50% de eléctricos de batería y la otra mitad de híbridos.

Por el momento, los eléctricos suponen un 8% del total de sus ventas (11.721 unidades), tres veces más que el mismo trimestre de 2021 (cuando apenas eran 3.615, un 2% del total). Sumados a los híbridos enchufables (38.053 unidades) alcanzan el 34% del total de sus ventas.

"Los modelos Recharge (como denomina Volvo a sus vehículos electrificados) siguen siendo populares entre nuestros clientes y la porción de vehículos electrificados sigue aumentando", subraya Jim Rowan, CEO de Volvo, que prevé que a partir del verano su capacidad de producción de eléctricos puros pase a 150.000 unidades al año.

Suecia va camino de convertirse en la meca europea de las baterías: Volvo Cars y Northvolt construirán otra fábrica allí que arrancará en 2025

Diseño de la futura fábrica de baterías de Northvolt y Volvo Cars

Volvo anunció en febrero la puesta en marcha de una fábrica de baterías junto a Northvolt en Gotemburgo (Suecia), donde invertirá unos 2.800 millones de euros y espera que esté lista para 2025, que ha conseguido "un progreso sustancial y superado varios hitos, con sus directivos ya reclutados y los permisos medioambientales en camino", según Rowan.

Al mismo tiempo, el fabricante sueco ha subrayado el crecimiento de su negocio de suscripción "Care by Volvo", que ofrece servicios postventa a sus clientes de eléctricos en Alemania, Países Bajos, Noruega, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos y ha aumentado un 174% respecto al inicio de 2021, hasta alcanzar las 20.600 suscripciones activas, por lo que le reporta junto a los negocios de leasing y alquileres a empresas, unos ingresos de 960 millones de coronas (93,4 millones de euros).

Otros artículos interesantes:

Suecia va camino de convertirse en la meca europea de las baterías: Volvo Cars y Northvolt construirán otra fábrica allí que arrancará en 2025

La crisis de chips resta un 20% de coches vendidos a Volvo en el último trimestre de 2021, pero su resultado neto mejora un 82% en el conjunto del año

Volkswagen, General Motors, Volvo, Jaguar Land Rover: qué empresas han decidido dejar de vender vehículos en Rusia por la guerra en Ucrania, cuáles se lo están pensando

Te recomendamos