Pasar al contenido principal

Volvo retrasa su salida a bolsa por la amenaza de guerra comercial de Trump

cadena montaje Volvo en China
Trabajadores en una cadena de montaje en la planta de fabricación de Volvo Cars en Daqing, provincia de Heilongjiang (China) Reuters
  • La empresa matriz del fabricante de automóviles sueco, Volvo, ha retrasado su salida a bolsa valorada en 30.000 millones de dólares. 
  • El gigante automovilístico chino Geely está preocupado por que la guerra comercial del presidente Trump pueda afectar a la valoración de Volvo
  • Esta salida a bolsa habría sido la mayor de Suecia en 17 años. 

Volvo, el fabricante automovilístico sueco, informó de que su compañía matriz ha retrasado los planes de sacarla a bolsa como consecuencia de la incertidumbre que rodea la guerra comercial del presidente de los EEUU, Donald Trump. 

El Financial Times informó el pasado lunes de que Geely, el gigante automovilístico chino dueño de Volvo, ha paralizado sus planes de venta pública que valoraban a Volvo en 30.000 millones de dólares. Geely está preocupada por que la guerra comercial del Presidente Donald Trump pueda dañar la valoración de la empresa. 

"Las condiciones en este momento no son óptimas para dar cierta seguridad a los inversores", dijo el director ejecutivo de Volvo, Hakan Samuelsson, a Financial Times, y añadió que la salida a bolsa requiere de "unas condiciones estables en el mercado"

"Es importante saber que tenemos margen de maniobra, que podemos mirar a los inversores a los ojos pasado un año desde la salida a bolsa", añadió Samuelsson. "Todavía es una opción, una opción realista, pero no pasará de forma inmediata".

Leer más: 9 marcas que han dicho no a fabricar coches diésel

El Financial Times informó de que a pesar de que Geely creía que tenía asegurado el apoyo de los inversores, le preocupa que las acciones de la compañía pudieran caer tras la salida a bolsa, lo que enfurecería a los fondos de pensiones suecos. El salto al parqué podría ser el mayor de Suecia desde la teleco Telia en 2001. 

Geely, que también es propietaria de la firma de coches deportivos Lotus y la compañía que los fabrica London Black Cabs, vendió más de 1,2 millones de coches en 2017.

El retraso en la salida a bolsa de Volvo ocurre cuando la guerra comercial de Trump con China amenaza con ir en aumento. A finales de la pasada semana, finalizó el periodo de consulta en Estados Unidos sobre la aplicación de aranceles nuevos a 200.000 millones de dólares en productos chinos, sin que se haya tomado aún una decisión sobre su implementación, hasta la fecha. 

Trump elevó la retórica de la guerra comercial con China hasta su punto álgido el pasado viernes, cuando amenazó con poner aranceles sobre otros 267.000 millones de dólares en productos chinos. 

En declaraciones a los periodista de Air Force One, Trump señaló que estas tarifas de 200.000 millones de dólares de valor sobre los productos chinos "se aplicarían muy pronto", y hay más en camino.

"Odio hacer esto pero tras estos aranceles hay otros 267.000 millones listos para aplicar a corto plazo si quiero", dijo Trump. 

Si Trump cumple ambas amenazas se impondrían aranceles sobre 517.000 millones de productos chinos que ingresaría Estados Unidos, lo que supone prácticamente el total de las importaciones. El año pasado, Estados Unidos importó 505.000 millones de dólares de valor en productos de China. 

Te puede interesar