Volvo prepara una salida a bolsa que podría valorar la compañía en 25.000 millones de dólares, multiplicando por 14 el valor por el que la china Geely compró la compañía a Ford en 2010

El CEO de Volvo, Håkan Samuelsson.
El CEO de Volvo, Håkan Samuelsson.

REUTERS/ TT News Agency

  • Volvo pretende salir a bolsa en Estocolmo con una valoración de 25.000 millones de dólares (21.500 millones de euros), según el Wall Street Journal.
  • Este cálculo multiplicaría por 14 lo que pagó la china Geely a Ford cuando la compró en 2010.
  • La marca sueca aumentó ventas un 41% en el primer semestre de 2021, y su salida coincidiría con la de su filial de eléctricos Polestar, que baraja salir a los mercados mediante una SPAC.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La salida a bolsa de Volvo, que la compañía lleva algunos meses evaluando, según reveló en un comunicado el pasado mes de mayo, podría ponerla sobre el parqué del Nasdaq de Estocolmo (Suecia) en una valoración cercana a los 25.000 millones de dólares (unos 21.500 millones de euros, al cambio actual), un valor que multiplicaría por 14 los 1.800 millones de dólares que la china Geely pagó por ella a Ford en 2010.

La cifra, revelada por el Wall Street Journal este lunes, es la muestra de la recuperación de la marca sueca, en la que el grupo chino ha invertido más de 11.000 millones de dólares durante la última década, unos 9.500 millones de euros actuales, según los datos del rotativo económico estadounidense.

Esa tremenda inversión ha alimentado el crecimiento de la marca sueca, que en la primera mitad de 2021 vendió 380.757 vehículos, un 41% más que el mismo periodo del año anterior. Se trata de un arranque muy positivo después de que en 2020 sus ventas se contrajeran un 5,8% por la pandemia, al totalizar 661.713 vehículos vendidos.

La salida corresponde a Volvo Cars, propiedad de Geely, ya que Volvo Group, el grupo sueco copropietario de la marca, así como fabricante de motores, dueño de Renault Trucks y otras compañías, lleva tiempo cotizado en el Nasdaq de Estocolmo, con una capitalización bursátil de 394.000 millones de coronas suecas, unos 38.000 millones de euros al cambio actual.

Volvo se ha destacado en los últimos meses por una decidida apuesta por los vehículos eléctricos. En marzo anunció que en 2025 la mitad de sus ventas serán de este tipo de vehículos y el resto serán vehículos híbridos. Para 2030, pretende solo vender eléctricos puros.

Volvo venderá solo coches eléctricos en 2030 y sus nuevos modelos solo podrán comprarse de forma digital

Además, la marca escandinava de propiedad china tiene la firme intención de impulsar sus ventas a través de canales digitales e impulsar los clientes de su servicio de suscripción, de manera que a todos los que compren uno de sus vehículos a través de un canal digital tendrán un servicio de asistencia al conductor, garantía, seguro y una solución de carga en casa del vehículo.

Salida a los parqués coincidente con la de su filial eléctrica Polestar

La posible salida de Volvo coincide con los planes de uno de sus filiales, la compañía de eléctricos Polestar, de salir a bolsa a través de una SPAC valorada en más de 18.000 millones de euros, junto a la compañía de 'cheque en blanco' Gores Guggenheim, lo que le reportaría una inversión de 214 millones de euros.

Volvo aumentó su participación en Polestar al 49,5% en julio. Un mes antes, el fabricante de eléctricos levantó unos 470 millones de euros de inversión por parte de varias compañías asiáticas.

El fabricante sueco de coches eléctricos Polestar, filial de Volvo, planea salir a bolsa a través de una SPAC que valoraría la compañía en más de 18.000 millones

Este fabricante sueco de coches eléctricos está presente a nivel comercial en 40 países entre Europa, Norteamérica y Asia, aunque por el momento sus cifras de producción son limitadas. Fabrica unas 500 unidades de su modelo Polestar 1, que se produce en series limitadas, mientras que su compacto Polestar 2 vendió unos 9.600 unidades entre enero y julio de 2021 solo en Europa. 

La compañía pretende lanzar dos modelos más: un todocamino eléctrico (SUV) denominado Polestar 3,  que fabricarán en una planta de Volvo en Estados Unidos, y un modelo denominado Precept que incluye entre sus materiales plásticos procedentes de botellas recicladas, redes de pesca y otros materiales recuperados.

Otros artículos interesantes:

Volvo venderá solo coches eléctricos en 2030 y sus nuevos modelos solo podrán comprarse de forma digital

El fabricante sueco de coches eléctricos Polestar, filial de Volvo, planea salir a bolsa a través de una SPAC que valoraría la compañía en más de 18.000 millones

Håkan Samuelsson, CEO de Volvo: "Pasar a ser 100% eléctricos en 2030 es muy audaz; se trata de que la sostenibilidad sea tan parte de nuestra marca como la seguridad"

Te recomendamos

Y además