El Congreso aprueba los Presupuestos, pero los trámites para aprobar las nuevas cuentas se dilatarán hasta la última semana del año

María Jesús Montero, ministra de Hacienda
María Jesús Montero, ministra de Hacienda

REUTERS/Juan Medina

  • Los Presupuestos del Gobierno de coalición han salido adelante en la votación del Congreso de los Diputados de este jueves con 187 votos a favor y 154 en contra.
  • Las nuevas cuentas jubilarán los Presupuestos del exministro Montoro, vigentes desde 2018, pero los trámites se prolongarán hasta los últimos días de 2020.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Este jueves los Presupuestos Generales del Estado para 2021 han superado un gran escollo tras la aprobación del Congreso de los Diputados con 187 votos a favor y 154 en contra. Pero todavía faltarán unas semanas hasta que se pueda afirmar que España cuenta con unas nuevas cuentas públicas.

El propósito del Gobierno de coalición que conforman el PSOE y Unidas Podemos es terminar 2020 con unos presupuestos aprobados. Quieren así jubilar las cuentas de Montoro, que ya son de facto las más longevas de la historia de la democracia en España. Se aprobaron para 2018, y hasta ahora han sido las que han determinado las inversiones y los ingresos de la administración. También en tiempos de pandemia.

Precisamente la pandemia es lo que ha motivado la urgencia con la que el Gobierno ha reactivado la actividad legislativa para cerrar el año con las nuevas cuentas. Tras la declaración del estado de alarma, la ministra portavoz y responsable también del Ministerio de Hacienda, María Jesús Montero, confirmaba en rueda de prensa a preguntas de este medio que el proyecto de los PGE para 2020 se acababa suspendiendo.

Nuevos presupuestos

A finales de octubre presidente y vicepresidente cuarto del Gobierno, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, escenificaban la presentación del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado, que acabaría aprobándose en el Consejo de Ministros esa misma tarde.

Entonces, Sánchez e Iglesias avanzaron que las nuevas cuentas serían las más sociales de la historia, al tiempo que advirtieron en el borrador que aumentarían determinados impuestos. Las cuentas reflejaron la sensibilidad del Ejecutivo con la sanidad y la educación: la primera ha sido la partida que más crecía —en un 150%— mientras que para la segunda se comprometieron a "la mayor partida de becas" de la historia.

La estrategia para la IA que acaba de presentar el Gobierno da la bienvenida a GAIA-X, la respuesta Europea a la hegemonía de EEUU en la nube

Esta semana el Congreso de los Diputados ha celebrado su pleno para votar los PGE. Cada ministro ha defendido su respectiva partida. Este jueves la Cámara Baja ha dado luz verde al proyecto con 187 votos a favor: los 155 escaños del Gobierno de coalición más los votos positivos de ERC (13 escaños), PNV (6), EH-Bildu (5), PDeCAT (4) y Más País (2), Compromís (1), Nueva Canarias (1), Partido Regionalista de Cantabria (1) y Teruel Existe (1).

La mayoría de la investidura

Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados.
Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados.

Pablo Blazquez Dominguez/Pool vía Reuters

El Gobierno se ha asegurado prácticamente la misma mayoría con la que Sánchez fue investido presidente a principios de año.

Se han descolgado del acuerdo los 10 diputados de Ciudadanos, después de que PSOE y Unidas Podemos alcanzasen el acuerdo con EH Bildu y ERC. En el bloque del no siguen instalados el PP y Vox. Y se han añadido los dos diputados del BNG, que hace 11 meses apoyó la investidura de Pedro Sánchez.

El apoyo de Bildu o ERC no ha estado exento de polémica. Es la primera vez que la izquierda abertzale da su apoyo a los presupuestos del Gobierno español. Además, la formación vasca ha conseguido enmiendas de 67 millones de euros para destinar inversiones y ayudas tanto al País Vasco como a Navarra. 

Bruselas da su visto bueno a los planes presupuestarios de todos los países de la UE, pero advierte sobre la sostenibilidad de la deuda de España, Francia o Italia

De la misma manera, el apoyo de la izquierda soberanista ha desatado también una controversia, ya que uno de los condicionantes de Esquerra era que el Gobierno armonice los impuestos autonómicos, tras acusar a la Comunidad de Madrid de hacer "dumping fiscal". En la capital hay tasas que están bonificadas al 100%, como el impuesto del patrimonio, por el cual las arcas públicas dejan de ingresar 900 millones de euros.

El Gobierno ha aceptado, aun así, varias enmiendas. El Congreso ha forzado al Ejecutivo a incorporar 370 millones de euros más en las cuentas destinadas a la educación, desde la infantil hasta la secundaria, incluyendo la Formación Profesional, según recogía la agencia Europa Press. Lo mismo ocurre con el acuerdo alcanzado de 1.500 millones más para las zonas desindustrializadas.

El Senado, a contrarreloj

Una vez las cuentas se han aprobado en el Congreso, se remitirán directamente al Senado. La Cámara Alta ya cuenta con su propio calendario para tratar los PGE. El Boletín Oficial del Senado aprobará el 9 de diciembre la tramitación de los presupuestos, en un trámite exprés de 15 días.

Recogía RTVE en este artículo que a partir del 9 de diciembre, el próximo miércoles después del puente,  comenzarán a acudir a la Cámara los altos cargos de cada ministerio para defender cada una de las partidas. Este goteo de altos cargos del Gobierno cesará el 11 de diciembre, momento en el cual las fuerzas políticas representadas en el Senado podrán registrar sus propuestas de veto.

El Gobierno pacta con el PNV retirar la subida del impuesto al diésel para asegurar su apoyo al proyecto de presupuestos para 2021

Estas propuestas de veto pueden ser de dos tipos: las generales, a todos los PGE, o por secciones, es decir, a cada una de las partidas. El mismo día 11 a mediodía se acaba el plazo para recepcionar los vetos. 3 días después, el día 14 de diciembre, ocurre lo mismo con el plazo para registrar enmiendas parciales. Será entonces cuando arranque el debate en el Pleno del Senado.

En el debate primero se someterán a votación las propuestas de veto. Dado que es improbable que haya mayoría, la Comisión de Presupuestos del Senado procederá a dictar su propia ponencia sobre las cuentas, lo que está previsto para el próximo 17 de diciembre.

La hora de la verdad llegará una semana después. El 22 de diciembre el Senado votará el texto resultante. Si lo aprueba, España tendrá nuevos presupuestos.

Si lo rechaza, los PGE volverán al Congreso, donde la presidenta del mismo, Meritxell Batet, ya ha avanzado que se convocará un pleno de la Cámara Baja para la semana siguiente: la última de 2020.

Otros artículos interesantes:

Reino Unido ha aprobado la vacuna de Pfizer demasiado rápido y sin los controles adecuados, según critican varios líderes europeos

Un informe desvela qué esperan conseguir España, Alemania o Francia de la nueva regulación europea contra las tecnológicas

Adiós a las fiestas ilegales en casas de Airbnb: retirados más de 800 anuncios que invitaban a organizar reuniones clandestinas