Los nuevos contagiados por coronavirus frecuentan casi el doble de bares que las personas sanas, según un estudio

Dos jóvenes tomando algo en una terraza en Madrid.

REUTERS/Javier Barbancho

  • El último estudio de JP Morgan concluye que el aumento de pagos en restaurantes precede en 3 semanas la aparición de brotes en Estados Unidos.
  • Los casos positivos habían comido fuera el doble de veces que los negativos y no frecuentan el uso de mascarilla en las dependencias, según confirman investigaciones de la UPC.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El nivel de gasto en los restaurantes y bares sirve para predecir los rebrotes de coronavirus y la expansión de la enfermedad antes de conocer los datos sanitarios.

Es la última conclusión a la que ha llegado JP Morgan en un estudio sobre los gastos de tarjetas de crédito en Estados Unidos en estos establecimientos. Según detalla el banco, los 30 millones de titulares de estos pagos invirtieron importantes sumas de dinero en reuniones y comidas justo 3 semanas antes de que aumentasen los casos de coronavirus en el país.

No hay muchos más estudios que aborden de modo directo el papel de los bares en la pandemia, pero los escasos que se han llevado a cabo apuntan en la misma dirección: los establecimientos de restauración son uno de los principales factores de expansión del coronavirus, lo que daría validez a la medida adoptada por Cataluña, que optó por cerrar bares y restaurantes durante 15 días, y las incertidumbres que rodean a los rebrotes en la Comunidad de Madrid.

Así lo ratificarían también las últimas investigaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU, que indican cómo los nuevos contagiados habrían frecuentado, de media, el doble de bares y restaurantes que las personas sanas hasta dos semanas antes de pasar por el hospital. En lo que respecta al resto de actividades habituales fuera de casa (compras, visitas, gestiones, etc.) no habría casi diferencias entre uno y otro grupo.

Leer más: Un estudio sugiere que el coronavirus no se contagia a través de superficies como los pomos de las puertas o interruptores

Comer y beber en bares y restaurantes "pueden ser  factores de riesgo importantes asociados con la infección por SARS-CoV-2" al ser lugares donde "el uso de mascarillas y el distanciamiento social son difíciles de mantener", concluían los autores del informe. Hacerlo sin mascarilla, o dentro del establecimiento (no en una terraza), aumentaría también la tasa de contagio.

"De las 913 personas que observamos en terrazas, solo 17 llevaban mascarilla. Y 5 de ellas eran de la misma familia y estaban sentadas en la misma mesa", explicaba Enric Álvarez, del grupo de investigación Biocomsc de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC). El estudio, adelantado en declaraciones a el Periódico, concluye que sólo el 2% de los clientes llevaban la mascarilla puesta, menos incluso que en las reuniones familiares al aire libre (8%), en la calle (71%) y en los supermercados (98%).

No llevar protección facial en las terrazas cuando se ha dejado de comer o beber aumenta el riesgo de contagio a través de las gotas que expulsamos; no digamos ya en el interior, donde entran en juego los aerosoles, las gotas microscópicas que pueden permanecer en el aire durante horas si el local no está ventilado y que aumentan el riesgo de infección.

LEER TAMBIÉN: Cuenta atrás para que la tasa Google española entre en vigor: la OCDE asume que no habrá acuerdo hasta mediados de 2021 y Francia exige a la UE que dé "ejemplo"

LEER TAMBIÉN: Inundan de enmiendas la nueva Ley de Telecomunicaciones que mantiene el decreto por el que el Gobierno puede intervenir internet por razones de "orden público"

LEER TAMBIÉN: Este joven de 30 años explica por qué abandonó su carrera en Silicon Valley dentro de Google para empezar a trabajar en una startup española en plena pandemia

VER AHORA: Todos los interrogantes sobre el coronavirus que siguen sin respuesta

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Consumo
  3. Trending