Pasar al contenido principal

Wall Street está ignorando el riesgo de una parte clave del negocio de Nvidia, según UBS

Nvidia CEO and president Jen-Hsun Huang plays with a game using Nvidia's Physx technology for gaming, at the International Consumer Electronics Show in Las Vegas, Thursday, Jan. 8, 2009.
El CEO y presidente de Nvidia, Jen-Hsun Huang. AP Photo / Paul Sakuma
  • Nvidia presentó en agosto su nueva línea de tarjetas gráficas GeForce RTX, que mejora la experiencia de juego a través de nuevas características.
  • Pero esas nuevas funciones aún no están disponibles porque los juegos que admiten las tarjetas gráficas de gama alta no estarán disponibles hasta 2019.
  • Ese lapso de tiempo causa un gran riesgo por el período de transición entre las generaciones de chips, según UBS.

Los analistas de Wall Street han ignorado una gran incertidumbre en el negocio gaming de Nvidia: el peligro que entraña el tiempo de transición para sus chips, según explica UBS.

"Aunque somos optimistas sobre el potencial de crecimiento a largo plazo de Turing, nuestra nueva inmersión profunda sugiere que la rampa de juego podría ser más alargada de lo que Street espera", dice el analista de UBS Timothy Arcuri en una nota enviada a los clientes el lunes.

En agosto, el fabricante de chips presentó sus tarjetas gráficas más nuevas y rápidas, la serie GeForce RTX, que funcionan con la nueva arquitectura de la unidad de procesamiento de gráficos Turing de la compañía. Gracias al mejor desempeño de Turing que su predecesor, Pascal, estas tarjetas gráficas pueden mejorar la experiencia de juego a través de características tales como el trazado de rayos en tiempo real, una tecnología de renderización que permite una experiencia más real, visual y cinematográfica; y Deep Learning Sumper Sampling, una tecnología ayuda a mejorar la calidad de imagen.

Si bien estas características suenan emocionantes, no están disponibles en este momento porque el software que admite las tarjetas gráficas de gama alta aún no está disponible. Según UBS, los juegos que utilizan el trazado de rayos no se lanzarán hasta 2019, por lo que los consumidores no tienen ninguna razón para actualizar sus chips a la versión RTX antes de que estos juegos estén en el mercado.

"A menos que Nvidia traiga el trazado de rayos al segmento principal del mercado y a todo sus productos, RTX solo es atractivo para el extremo más alto del mercado", dice Arcuri.

Leer más: Nvidia eleva su techo histórico en bolsa después de que Goldman Sachs subraye su potencial de crecimiento

"En ausencia de estos nuevos juegos, el aumento de rendimiento de generación a generación de Turing frente a Pascal, ignorando el trazado de rayos y el DLSS, parece ser menos atractivo que el de Pascal basado en las páginas web de hardware de juegos que revisamos", añade.

Arcuri cree que Nvidia está en el proceso de lanzar nuevas tarjetas gráficas RTX de bajo nivel que estarán disponibles en 2019, lo que significa que los ingresos del segmento de juegos de Nvidia dependen en gran medida de los aproximadamente 70 millones de usuarios que aún están en Maxwell / Kepler, las versiones anteriores de Nvidia Microarquitectura, para actualizar a Pascal.

Así que la conclusión es que desde ahora hasta 2019, Nvidia necesita que los consumidores compren sus nuevos chips, concluye Arcuri. Para reflejar esto, Arcuri reduce su precio objetivo para Nvidia a 260 dólares desde 285 dólares, aún un 17% por encima de donde las acciones se negocian actualmente.

Su nota ha provocado un caída en las acciones de Nvidia de un 4%. Las acciones de Nvidia han subido un 10% este año.

Te puede interesar