Wallbox abrirá en octubre una fábrica de cargadores para coches eléctricos en Barcelona, que esperan que se convierta en "un 'hub' de la electromovilidad"

Imagen del diseño de la futura fábrica de Wallbox en Barcelona
Imagen del diseño de la futura fábrica de Wallbox en Barcelona

Wallbox

  • Wallbox abrirá en octubre una fábrica de cargadores para coches eléctricos en la Zona Franca de Barcelona con la que asumir el incremento de la demanda.
  • La startup española, que levantó 33 millones de euros en febrero, incorporará 200 personas a su nueva factoría, en la que invertirá unos 9 millones.
  • El acuerdo con la Zona Franca es para 10 años. "Para una empresa como nosotros que tiene 5 años de vida, 10 años es mucho", asegura a Business Insider España su consejero delegado, Enric Asunción.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La empresa española de cargadores para coches eléctricos Wallbox, que a principios de febrero recibió una ronda de financiación de 33 millones de euros, ha llegado a un acuerdo con la Zona Franca de Barcelona para abrir su segunda fábrica en España, una nave de más de 11.200 metros cuadrados que será su tercera factoría tras las de Sant Andreu de la Barca y Suzhou (China), según han adelantado fuentes de la compañía a Business Insider España.

La elección de la planta obedece tanto a un motivo logístico, ya que cuentan con un centro de ingeniería en la misma zona, como a un aspecto estratégico y de futuro en Barcelona. "Queremos ser un elemento tractor de la nueva movilidad y ser capaces de crear un ecosistema del coche eléctrico en la zona, para que sea la primera piedra de un hub de la electromovilidad", asegura a Business Insider España el consejero delegado de Wallbox, Enric Asunción.

El objetivo es que la fábrica, a la que se incorporarán unas 200 personas en este año, esté en marcha en octubre. Wallbox tiene previsto contratar a unas 450 personas entre todas sus sedes en 2021, una de las consecuencias de su última ronda de financiación, que les permitirá acabar el año con unos 800 trabajadores.

Wallbox, la startup española de cargadores para coches eléctricos, levanta una ronda de 33 millones de euros para aumentar producción, oficinas y contratar a 400 personas

El acuerdo con el Consorcio de la Zona Franca es por 10 años. "Para una empresa como nosotros que tiene 5 años de vida, 10 años es mucho. Es posible que la planta se nos quede pequeña en ese tiempo, pero nuestra apuesta está muy comprometida con la sociedad, creemos que podemos generar trabajo de calidad en nuestro país", resalta Asunción.

Wallbox invertirá en la fábrica unos 9 millones de euros, de los cuales la primera mitad se ejecutarán durante este año 2021 en la adecuación de la nave y las primeras líneas de producción. El siguiente 40% se aplicará en 2022, en la automatización de los almacenes, desde donde se expedirán cargadores de vehículos eléctricos a todo el mundo.

El cargador público Supernova, la prioridad de la nueva factoría de Wallbox

Cargador de coche eléctrico Supernova de Wallbox
Imagen cedida por Wallbox

La nueva factoría de la compañía catalana tiene como prioridad la fabricación del cargador Supernova, su modelo para instalaciones públicas de recarga que permite cargar 100 kilómetros de autonomía en 15 minutos, pero contará con líneas "de todos los modelos", remarca Asunción.

"Tenemos la previsión de triplicar ventas este año y seguir la senda del anterior, porque el mercado no hace más que crecer y nosotros estamos ganando cuota de mercado", añade el cofundador de la compañía, que ya duplicó ventas el año pasado, pese a la pandemia.

2021 podría ser el año del despegue de los coches eléctricos: se espera que sus ventas crezcan un 70% solo en Estados Unidos

En el caso de su cargador público, el consejero delegado de Wallbox explica que los primeros encargos que están recibiendo son de compañías eléctricas que están invirtiendo en infraestructuras, y que las primeras entregas las harán en Europa y Latinoamérica porque son "similares" en cuanto a las certificaciones, mientras que después llegarán a Estados Unidos.

Una planta eficiente que reutilizará la energía

La nueva fábrica de Wallbox en la Zona Franca de Barcelona tendrá entre sus virtudes ser "muy eficiente" con el uso de su energía, de manera que la potencia empleada en probar los cargadores revertirá en el consumo del edificio a través de un sistema que permitirá reutilizar el 75% de la energía consumida. Además, instalarán paneles solares fotovoltaicos con 300 kW de potencia que permitirán abastecer entre el 30% y el 60% de las necesidades de producción con energía solar. 

"Haremos una construcción basada en el concepto Cradle to Cradle, que consiste en que todos los componentes que usamos en la construcción y en la creación de líneas de producción son reciclables, todo lo que hacemos ser reciclará o se podrá reutilizar", enfatiza Enric Asunción.

Otros artículos interesantes:

Wallbox, la startup española de cargadores para coches eléctricos, levanta una ronda de 33 millones de euros para aumentar producción, oficinas y contratar a 400 personas

Wallbox duplica ventas y contrata a 150 empleados pese a la pandemia: "España tiene que hacer una apuesta más ambiciosa por el coche eléctrico"

2021 podría ser el año del despegue de los coches eléctricos: se espera que sus ventas crezcan un 70% solo en Estados Unidos

Te recomendamos

Y además