"Desde el principio tuvimos claro que teníamos que apoyarles": inversores, analistas y expertos ponen nota a los primeros 100 días de Wallbox en Wall Street

Enric Asunción, consejero delegado de Wallbox
Enric Asunción, consejero delegado de Wallbox

Imagen cedida por Wallbox

  • Wallbox cumple 100 días cotizando en el NYSE acumulando una rentabilidad superior al 66% y con previsión de seguir manteniendo crecimiento en el futuro.
  • "La compañía tiene un larguísimo recorrido por delante y sin duda nos esperan grandes cosas con ellos”, explica a Business Insider España Carlos Fisch, director de inversiones de la compañía de capital riesgo Seaya Ventures, uno de sus principales inversores.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Hace ya 100 días que el boom de los coches eléctricos con sello español tuvo su protagonismo en la bolsa de Estados Unidos. Un evento que hace años habría parecido de ciencia ficción. 

Pero no.

Wallbox salía a cotizar en el NYSE mediante el mecanismo SPAC –una empresa creada con el único propósito de recaudar fondos mediante su OPV, en este caso Kensignton, para después usar ese dinero para adquirir y fusionarse con una empresa privada–, con el ánimo de obtener nuevas vías de financiación y ponerse en precio ante el grueso de los inversores. 

Transcurrido ese tiempo, el resultado ha sido halagüeño.

La firma fabricante de puntos de cargadores para coches eléctricos fundada en 2015 comenzó su andadura en el parqué neoyorquino el pasado 4 de octubre como un unicornio. Es decir, una empresa cuya valoración superaba los 1.000 millones de dólares (unos 880 millones de euros).

La compañía llegó a conseguir una capitalización de mercado de 2.500 millones de euros (alrededor de 2.834 millones de dólares). En pocos años ha pasado de ser una idea prometedora a una realidad. Desde sus inicios, sus acciones han despegado más de un 60% en los mercados. Una consecuencia directa del apoyo que está recibiendo el sector de los vehículos eléctricos. 

"Los primeros cien días de Wallbox como compañía cotizada en el principal mercado de valores del mundo, la Bolsa de Nueva York arrojan un balance muy positivo, pues hemos logrado otro hito marcado en nuestra estrategia de crecimiento a largo plazo  y seguimos cumpliendo con nuestro Business Plan", afirma a Business Insider España Enric Asunción, CEO de la empresa.

De igual manera, en estos 100 días Wallbox ha anunciado importantes noticias, según Asunción, como el "acuerdo con Uber para impulsar la movilidad eléctrica", el lanzamiento de un nuevo cargador bidireccional -el Quasar-2 y la puesta en marcha de una “Installer app” que "nos permite ampliar el alcance de nuestros servicios y cubrir el ciclo completo de los cargadores (desde su fase de creación y diseño, hasta la implementación y asistencia, incluyendo la producción y el punto de venta)".

Wallbox, al final, propone una solución integral a las necesidades de carga no solo de los coches eléctricos, sino también a la domótica en general, a necesidades industriales tanto públicas como privadas y otros servicios de gestión energética utilizando fuentes de generación de energía sostenibles y sin las limitaciones de la propia red "tradicional". Ese su valor diferencial.

Un fundador de una startup entre los más ricos de España: el CEO de Wallbox es el primero de la nueva generación de emprendedores en colarse en la lista Forbes

El balance de estos 100 primeros días en la mayor plaza del mundo es claro: la promesa de un mayor crecimiento a largo plazo puede cristalizar. 

La cotización de la firma española todavía está intentando encontrar su sitio dentro de las carteras de los inversores. Su fluctuación durante este tiempo desde su debut bursátil ha marcado una volatilidad de extremos entre los 7,20 y los 27,50 dólares por acción. 

“Por ahora, la cotización se mantiene en un rango lateral y por debajo de la resistencia creada el pasado mes de diciembre, cuando dejó marca en los 17,50 dólares, por lo que, dada la debilidad en las últimas sesiones, puede dirigirse hacia los 12,75 dólares, siguiente nivel de soporte”, comenta a Business Insider España Diego Morín, analista de IG.

Su apuesta por un nicho delimitado y con proyección de futuro viene desde sus inicios, lo cual ha ido provocando que el apetito inversor se haya ido acrecentando. Algunos se subieron al barco mucho antes de su salida a bolsa, como Seaya Ventures, un fondo de capital riesgo que entró en 2019 en el capital de la compañía con una inversión de 2 millones de euros.

“Conocimos a los fundadores de Wallbox en 2019, desde el principio tuvimos claro que teníamos que apoyarles, y en unos pocos meses nos convertimos en su primer inversor financiero”, comenta a Business Insider España Carlos Fisch, director de inversiones de Seaya Ventures. 

Fisch expone que la compañía tiene "todo" lo que buscan en un proyecto. Esencialmente, un equipo fundador excepcional con ambición por convertirse en líder global, un gran producto diferencial con tecnología puntera y “la misión de acelerar la transición energética a través de la adopción masiva del vehículo eléctrico”. 

Ahora, Beatriz González, socia directora y fundadora de Seaya es parte del Consejo, y desde el fondo consideran que la empresa tiene un larguísimo recorrido por delante. "Sin duda nos espera vivir grandes cosas con ellos”, recalca Fisch.

Los inversores apuestan por estas 9 empresas de recarga para impulsar la industria del coche eléctrico en 2022 y más allá

Otro de sus inversores, Santander Asset Managment, también cree que el sector de los vehículos eléctricos tiene un gran recorrido por delante.

"Nuestra opinión en el medio/largo plazo (del sector de los vehículos eléctricos) sobre la penetración es optimista como respuesta a los planes gubernamentales de reducción de emisiones", concreta a Business Insider España Nieves Benito, responsable de Fundamental Research de Santander AM.

"En el caso particular de la Comisión Europea, esta visión está soportada por su plan 'Fit for 55', que incluye la propuesta de reducir un 55% de las emisiones en coches de pasajeros para el 2030 y un 100% para el 2035, lo que anticipa un lanzamiento robusto de nuevos vehículos eléctricos y una inversión en infraestructura importante", anticipa.

De los 100 días de Tesla o Flywire al éxito de Wallbox en los mercados

No obstante, hay una comparativa que dibuja el éxito de Wallbox en los mercados en relación con otras empresas en sus primeros 100 días en bolsa y que hoy son triunfadoras. Es el caso de Tesla, por ejemplo.

Nadie duda que la firma liderada por Elon Musk ha recibido el visto bueno de los inversores convirtiéndose en una de las mayores historias de éxito de Wall Street. Por el contrario, sus inicios fueron algo más complejos: en los primeros 100 días cotizando en Wall Street sus títulos descendieron más de un 11%.

El relato de Wallbox, al menos inicialmente, ha sido diferente. En ese mismo tiempo el valor ha despegado más de un 68%. Un rally alcista en poco más de 3 meses que, dicho sea de paso, también tiene que ver con la mayor aceptación de la comunidad inversora de los vehículos eléctricos. Pero los resultados están ahí.

Llevando la comparación al ámbito español, otra española del ámbito tecnológico, como Flywire, una empresa de software española que facilita la transmisión de dinero a través de todo el mundo, también apostó por el mercado norteamericano en 2021 como lugar preferencial en el que captar inversiones. 

Flywire, después de 100 días navegando por Wall Street, superaba una capitalización superior a los 4.400 millones de dólares, lo cual es suficientemente grande como para ser un player importante en el mercado.

Pero, pese a ese éxito inicial, su camino ha sido muy distinto al de Wallbox en bolsa en cuanto a rendimientos: en el mismo periodo, estos últimos 100 días, el valor ha perdido un 38%. 

Otro punto a favor del apetito actual por los vehículos eléctricos y por la firma que lidera Enric Asunción en particular.

Los sólidos fundamentales como una apuesta de valor de cara al futuro

En las ventanas de publicación de los resultados de Wallbox es cuando se produce una mayor variación en el precio de sus acciones.

En el último trimestre, el tercero correspondiente a 2021, Wallbox consiguió marcar unas cifras prometedoras. Unos ingresos 19 millones de euros, mutiplicando por 2,5 la cifra del mismo periodo del año anterior. El punto de partida es esperanzador. Ahora, cabe observar cuál es ese horizonte en base a las métricas actuales en las que se mueve la firma.

Ben Laidler, estratega de mercados globales de eToro, asegura a Business Insider España que Wallbox ha tenido un buen desempeño, lo cual es “un indicador del auge de los vehículos eléctricos que se espera, y parte del enfoque de 'picos y palas' que nos gusta (ser dueño de los proveedores)”. 

Para Darío García, analista de XTB, el futuro está más despejado para la empresa, según cuenta a Business Insider España. “Actualmente, tiene la valoración de ‘unicornio’, lo que genera un atractivo como compañía susceptible de ser adquirida por un competidor mayor que quiera crecer de manera inorgánica”, dice. 

Con esta esencia, García pone negro sobre blanco sobre sus perspectivas en bolsa. 

“Dado que lleva poco tiempo de vida en los mercados bursátiles, los inversores esperan, al menos, que su cotización no caiga por debajo del precio de estreno en bolsa en los 9,85 euros por lo que, a partir de ahí, únicamente podemos apreciar la consecución de mínimos crecientes manteniendo el nivel de flotación por encima de su media de 200 sesiones en gráfico diario que ya empieza a tener mayor relevancia”, destaca.

He probado el Nio ET7, el coche autónomo chino de lujo, y me sentí como si pilotara un avión

En cualquier caso, las expectativas de un parque móvil global basado en vehículos eléctricos es su gran baza, al estar presente en casi 70 países.

“Si los planes de la Administración Biden siguen su curso, la compañía debería verse beneficiada, ya que hay una clara apuesta por el coche eléctrico”, cuenta a Business Insider España José Luis Herrera, analista de Banco BiG. 

Este fenómeno está teniendo lugar a nivel global, pues en países como China hay una clara apuesta por la movilidad eléctrica.

“Podríamos decir que otro de los objetivos de Wallbox es explotar sus cargadores en base a su utilidad, como, por ejemplo, la idea de cargar las baterías de los coches cuando la electricidad es más barata y así trasladar corriente a la red cuando el megavatio/hora suba de precio”, argumenta Morín al respecto.

La compañía cuenta con el apoyo institucional de Iberdrola para entrar en el mercado americano de puntos de carga de vehículos eléctricos. “Su única competencia, que no es poca, son las estaciones propias de algunas de las marcas más representativas de este segmento”, describe García. 

“Por eso, que una empresa independiente ofrezca un servicio adicional al de las propias marcas de automoción aun a expensas de seguir declarando pérdidas está siendo acogido por los inversores con optimismo”, añade.

Sin embargo, para Herrera el hecho de que tenga presencia internacional, con fábricas propias en multitud de países, es algo que a corto plazo puede lastrar a Wallbox debido a los problemas que está habiendo a nivel logístico y de transporte. 

Pero matiza: “Cuando se supere la situación actual, esa deslocalización debería actuar como ventaja competitiva”.

Su recorrido entonces, podrá estar mucho más despejado y con visos a seguir plasmando buenos números.

Otros artículos interesantes:

De GameStop a Zoom: las ganadoras y perdedoras del año en bolsa y qué puede pasar con sus acciones en 2022

Apple, Nvidia, Coca-Cola y otras 8 empresas con potencial para dispararse en bolsa en 2022, según los pronósticos de las grandes firmas de inversión de Wall Street

El futuro del transporte no son solo los coches eléctricos: 8 expertos cuentan qué más se puede esperar

Te recomendamos

Y además