Waymo da marcha atrás a su apuesta de vender sensores LiDAR a otras empresas para centrarse en sus taxis y camiones autónomos

Un coche autónomo con sistemas desarrollados por Waymo

Waymo

  • Waymo, la filial de conducción autónoma de Google, dejará de comercializar sensores LiDAR a otras empresas para centrarse en sus taxis y camiones autónomos.
  • Estos sensores, cada vez más utilizados en los coches autónomos pero también en teléfonos y aspiradores, permiten detectar obstáculos. En su contra está su elevado coste.
  • La filial de coches autónomos vive tiempos de transformación tras la salida de su consejero delegado, John Krafcic, y forma parte del grupo de "apuestas" de Alphabet por el que ha perdido 2.500 millones de dólares en la primera mitad de 2021.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Waymo, la filial de proyectos de conducción autónoma de Alphabet (Google), da marcha atrás a uno de sus proyectos: dejará de vender a otras compañías sensores de detección de objetos mediante láser LiDAR para centrarse en sus dos líneas principales, el servicio de taxis autónomos Waymo One y el de camiones de mercancías autónomos (Waymo Vía), según adelantó Reuters.

"Vamos a liquidar nuestro negocio de LiDAR para poner el foco en desarrollar y desplegar Waymo Drive en nuestros servicios Waymo One y Waymo Via", confirmó un portavoz de la compañía en un comunicado. No obstante, aunque la compañía deje de comercializarlos, seguirá fabricando sus propios sensores.

La tecnología LiDAR se está convirtiendo en un elemento clave en los vehículos autónomos. Su funcionamiento es similar al de un radar: envía un láser y mide el tiempo que tarda en rebotar con los objetos que le rodean para determinar la distancia a la que puede encontrarse un obstáculo. 

Se considera que es más precisa que un radar y que aporta más información, y no solo lo utilizan los coches, también los teléfonos inteligentes o los robots aspiradores. En su contra está el precio, ya que es una tecnología costosa.

Por qué Jeff Bezos, Tim Cook y Sundar Pichai están luchando más que nunca para ganar la guerra de los coches autónomos

Sin embargo, esta tecnología tiene escépticos de primer nivel: el consejero delegado y fundador de Tesla, Elon Musk, la considera "cara e innecesaria". 

No obstante, Bloomberg desveló el pasado mes de mayo que la compañía californiana está valorando si incorporarlo en sus vehículos para complementar a las cámaras, que actualmente son la principal vía de detección de obstáculos de los sistemas de conducción semiautónoma de sus vehículos.

Waymo, en momento de transformación

La división de coches autónomos de Google vive meses de transformación después de que en abril dimitiera su consejero delegado, John Krafcic, sustituido por Tekedra Mawakana y Dmitri Dolgov. En junio Waymo recibió una ronda de inversión de 2.500 millones de dólares de varios inversores ajenos a Alphabet, como Andreesen Horowitz, la empresa de coches eléctricos Magna o el fondo soberano de Arabia Saudí Mubadala Investment.

Sin embargo, por el momento no parece que el dinero levantado esté generando resultados. Alphabet incluye a Waymo dentro de lo que en sus cuentas trimestrales denomina "Otras apuestas", un apartado por el que perdió 2.543 millones de dólares en la primera mitad de 2021 y que solo facturó 390 millones entre enero y junio.

Waymo ofrece actualmente un servicio de transporte urbano, llamado Waymo One, en la ciudad estadounidense de Phoenix (Arizona), y también tiene vehículos autónomos circulando en San Francisco (California), pero los expertos apuntan que para conseguir el crecimiento que desea debería intentar extenderse a otras ciudades estadounidenses.

El paso clave que debería dar Waymo en 2021 para mantener lejos a sus rivales en la carrera por la conducción autónoma, según los expertos

También está desplegando camiones autónomos para el reparto de mercancías, un negocio que la filial de Alphabet denomina Waymo Via, con una empresa de logística, JB Hunt, en el estado de Texas.

Otros artículos interesantes:

Los expertos ponen nota a los sistemas de conducción autónoma de Amazon, Tesla, Waymo y otras empresas del sector

Waymo recibe una inyección de 2.500 millones de dólares de varios inversores apenas 2 meses después de la salida de su CEO, John Krafcik

El paso clave que debería dar Waymo en 2021 para mantener lejos a sus rivales en la carrera por la conducción autónoma, según los expertos