WeWork cuadruplica sus pérdidas en el primer trimestre de 2021 hasta los 2.062 millones de dólares, con la salida a bolsa a través de una SPAC a la vuelta de la esquina

Oficina de WeWork en Pekín (China)
Oficina de WeWork en Pekín (China)

Reuters/Jason Lee

  • WeWork cerró el primer trimestre de 2021 con pérdidas de 2.062 millones de dólares (1.690 millones de euros), cuatro veces más que el mismo periodo de 2020.
  • La empresa de espacios de trabajo compartidos facturó un 45% menos, todavía afectada por la crisis provocada por la pandemia.
  • WeWork pretende salir a bolsa en el tercer trimestre de 2021 con una SPAC para alcanzar una valoración de 9.000 millones de dólares (7.370 millones de euros), cinco veces menos del valor con el que pretendía salir al mercado en 2019.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La compañía de espacios de trabajo compartidos WeWork registró pérdidas de 2.062 millones de dólares (1.690 millones de euros, al cambio actual), prácticamente cuatro veces más que hace un año, en un primer trimestre en el que sus ingresos se redujeron un 45% hasta los 598 millones de dólares (489 millones de euros), todavía afectados por la crisis provocada por la pandemia, que ha provocado un auge del teletrabajo y un golpe muy duro a la prometedora startup, apoyada por el fondo de inversión en startups de la tecnológica japonesa Softbank.

Entre las pérdidas, la compañía matiza que entre los motivos de las pérdidas hay gastos de intereses, efecto de las divisas, depreciación de activos y costes legales, y que 494 millones de dólares (404 millones de euros) corresponden a "costes de reestructuración provocados por la compra de acciones no monetarias de SoftBank y el acuerdo con Adam Neumann", el cofundador y exconsejero delegado de la compañía, según el comunicado de WeWork. Fuentes de la compañía aseguran al Financial Times que solo el acuerdo con Neumann supone 500 millones de dólares.

WeWork asegura que mantiene unas 490.000 suscripciones (un 29% menos que hace un año, cuando rozaban los 700.000 clientes, según el FT) y 774 localizaciones con 963.000 espacios de trabajo, repartidos en 38 países. 

La compañía asegura que las ventas brutas han sido de 87.000 espacios de trabajo, un 19% más que el último trimestre de 2020, el 60% a clientes empresariales, y que la ocupación de sus espacios ha crecido en 3 puntos porcentuales respecto al final del año 2020 y se ha situado en el 50%.

Estos son los principales resultados del primer trimestre de WeWork:

  • Facturación del trimestre: 598 millones de dólares (489 millones de euros), un 45% menos que en el mismo trimestre de 2020, cuando facturó 1.100 millones de dólares.
  • Resultado neto: pérdidas de 2.062 millones de dólares (1.690 millones de euros), un 270% más que en el primer trimestre de 2020, cuando perdió 556 millones de dólares, según el Financial Times.
  • Resultado operativo (ebitda): pérdidas de 446 millones de dólares (365 millones de euros), un 0,66% menos que el mismo periodo año anterior (446 millones).
  • Suscripciones: 490.000, un 29% menos que en el Q1 de 2020, cuando eran 693.000.
  • Ocupación de los espacios: un 50%, 3 puntos por encima del trimestre anterior (47%).

La empresa de espacios de trabajo compartidos, que perdió 3.200 millones de dólares (2.700 millones de euros) en el año 2020, anunció hace unos meses que pretendía volver a salir a bolsa a través de una sociedad de propósito especial para una adquisición, conocidas como SPAC, junto a la compañía BowX, en la que participa el exjugador de la NBA Shaquille O'Neal. 

El objetivo de WeWork es cerrar la operación en el tercer trimestre de 2021 a una valoración de 9.000 millones de dólares, en la que BoW aportará 483 millones y esperan obtener 800 millones de fondos privados a un precio de 10 dólares por acción. Tras la salida, la compañía calcula obtener una liquidez de 1.900 millones de dólares.

WeWork promete que será rentable a finales de 2021, pero los expertos consideran que la proyección es "un poco agresiva"

En caso de tener éxito, sería una operación que la valoraría en una quinta parte de los 47.000 millones de dólares que WeWork planeaba obtener en su primer intento de salir a los parqués, en 2019, una operación que se hizo añicos al conocerse los números de la compañía, conflictos de interés y problemas de liderazgo, que llevaron a la salida de su excéntrico cofundador, Adam Neumann.

De la mano de su nuevo director ejecutivo, Sandeep Mathrani, la compañía trata de reducir sus costes. Según los resultados trimestrales, la compañía se ha retirado de 280 contratos de arrendamiento entre el año 2020 y lo que llevamos de 2021, lo que le ha supuesto un ahorro acumulado de 275 millones de dólares. Además, aseguran que en el último año ha reducido 804 millones en gastos relacionados con compensaciones, costes legales o adquisiciones. 

En octubre de 2020 se especuló con que WeWork fuera a dejar su negocio en España, pero fuentes la compañía desmintieron a Business Insider España que esto haya ocurrido y aseguraron que no tienen planes de dejar el mercado español.

Otros artículos interesantes:

WeWork perdió 2.700 millones de euros en 2020: ahora quiere financiarse a través de una SPAC con Shaquille O'Neal como asesor

WeWork promete que será rentable a finales de 2021, pero los expertos consideran que la proyección es "un poco agresiva"

El CEO de WeWork considera que las personas que prefieren trabajar desde casa están menos comprometidas con su trabajo

Te recomendamos

Y además