WeWork perdió 2.700 millones de euros en 2020: ahora quiere financiarse a través de una SPAC con Shaquille O'Neal como asesor

shaq wework

Roger Kisby, Michael Kovac/Getty Images

  • La empresa de alquiler de oficinas WeWork perdió 3.200 millones de dólares (2.700 millones de euros) el año pasado, por debajo de los 3.500 millones de 2019 (2.940 millones de euros), según el Financial Times.
  • Ahora WeWork pretende recaudar otros 1.000 millones de dólares (840 millones de euros) de financiación a través de una SPAC.
  • Su objetivo es alcanzar una valoración de 9.000 millones de dólares (7.500 millones de euros), apenas una parte de los 47.000 por los que llegó a ser valorada en 2019.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

WeWork perdió 3.200 millones de dólares (2.700 millones de euros) en 2020 debido al cierre de oficinas provocado por la pandemia, pero aun así sus pérdidas fueron menores que los 3.500 millones de números rojos que presentó en 2019 (2.940 millones de euros), según adelantó este lunes el Financial Times.

Las pérdidas se produjeron pese a que WeWork recortó su gasto en capital a apenas 49 millones de dólares (41,2 millones de euros), un 98% menos que los 2.200 millones de dólares (1.850 millones de euros) que gastó en 2019, porque la ocupación de sus oficinas se despeñó, del 72% al 47%.

Aun así, WeWork pretende salir al mercado, ahora a través de una SPAC, esta forma de cotización que se ha puesto de moda en los últimos años consistente en salir a bolsa con la propuesta de una fusión en los siguientes dos años. En este caso sería con BowX, una compañía que cuenta con la exestrella de la NBA Shaquille O'Neal entre sus consejeros, según la información del FT.

WeWork ha declinado hacer comentarios.

La compañía de alquiler de oficinas estaría buscando 1.000 millones de dólares de financiación y obtener una valoración de 9.000 millones, incluyendo su deuda. En enero, el Wall Street Journal adelantó el interés en hacer una SPAC con una valoración de 10.000 millones.

WeWork será rentable en 2021 porque la pandemia ha disparado la demanda de espacios de trabajo flexibles, según el presidente ejecutivo de la compañía

Esta valoración sería menos de la quinta parte de los 47.000 millones que WeWork esperaba obtener en 2019 con su salida a los mercados. Esos sueños se deshicieron cuando se conocieron los complicados números de la compañía, sus conflictos de interés, y la cultura de fiestas salvajes alimentada por su fundador, Adam Neumann.

No obstante, un inversor entrevistado por WeWork duplicó sus previsiones, llevándolas a los 7.000 millones de dólares en ingresos para 2024 y previendo un beneficio ajustado de 485 millones con un 90% de ocupación para finales de 2022, según el Financial Times.

Tras su caída, WeWork ha estado involucrado en varios problemas legales y financieros. Su principal accionista, el gigante japonés Softbank, inyectó miles de millones para mantener la compañía a flote mientras otros inversores se retiraron.

Neumann, después de haber dejado su puesto de consejero delegado, llegó a demandar a Softbank por no comprar sus acciones de la compañía, valoradas en 1.000 millones de dólares. Finalmente, un nuevo acuerdo le ofrece 50 millones de compensación a condición de que deje el consejo de WeWork durante un año, según informó Bloomberg el mes pasado, lo que ayudaría a la salida a los mercados de la compañía.

LEER TAMBIÉN: WeWork será rentable en 2021 porque la pandemia ha disparado la demanda de espacios de trabajo flexibles, según el presidente ejecutivo de la compañía

LEER TAMBIÉN: El experto que anticipó la fallida salida a bolsa de WeWork señala qué compañías y sectores triunfarán (y cuáles fracasarán) tras la pandemia

LEER TAMBIÉN: Qué son las SPAC, las sociedades de moda para dar el salto a Wall Street y qué posiblidades existen de que el fenómeno se traslade a España

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020