Pasar al contenido principal

WeWork revela una espiral de pérdidas de 1.600 millones de dólares en la documentación presentada para su salida a bolsa

El CEO de We Company, Adam Neumann, dirige la compañía hacia su salida a bolsa
El CEO de We Company, Adam Neumann, dirige la compañía hacia su salida a bolsa Fortune Brainstorm
  • WeWork ha publicado este miércoles la documentación para su salida a bolsa.
  • El dossier ofrece la primera panorámica en profundidad de los resultados financieros de WeWork.
  • Muestra una espiral de pérdidas en los últimos tres años, con una pérdida neta de 1.600 millones de dólares en 2018 sobre ingresos de 1.800 millones de dólares.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

WeWork, la compañía de oficinas de coworking valorada en 47.000 millones de dólares, ha hecho pública este miércoles la documentación para su salida a bolsa, iniciando así la cuenta atrás de uno de los estrenos de mercado más esperados —y examinados— de todo el año.

En su presentación ante la Comisión de Valores y Bolsa (SEC), la empresa matriz de WeWork, The We Company, ha dado al mundo la primera imagen oficial de los resultados de su negocio, revelando miles de millones en pérdidas, una creciente recolección de arriendos y un aumento de sus ingresos. La firma dice que planea recaudar 1.000 millones de dólares.

Las cifras muestran una espiral de pérdidas en los últimos tres años:

  • Durante el año 2016 WeWork registró unas pérdidas de 429 millones de dólares pese a sus 436 millones de ingresos.
  • El año siguiente las pérdidas crecieron hasta los 890 millones de dólares sobre unos ingresos de 886 millones.
  • A lo largo del 2018 WeWork perdió 1.600 millones de dólares con 1.800 millones de ingresos.
  • En los primeros seis meses de 2019 la empresa ha reconocido pérdidas de 690 millones de dólares con 1.500 millones de ingresos.

We Co. será la startup más valorada desde que Uber saliera a bolsa en mayo. Sin embargo, esto puede hacer que los inversores se detengan. Uber, como Lyft y Slack —las otras startups gigantes que han saltado a bolsa este año— han tenido un pobre desempeño desde su estreno bursátil, operando por debajo de sus precios de salida.

Leer más: Estas son las 5 grandes incógnitas que WeWork debe afrontar de cara a su debut en bolsa

El CEO Adam Neumann también podría ser objeto de un escrutinio especial por parte de los inversores. Él invirtió personalmente en edificios que luego fueron arrendados a WeWork, un potencial conflicto de intereses, aunque más tarde dijo que transferiría su participación en esos edificios a un fondo de inversión parcialmente controlado por We Co.

También ha vendido o tomado préstamos personales respaldados por sus acciones de We por valor de 700 millones de dólares, lo que está muy por encima de la norma para los fundadores de nuevas empresas. Hace poco reorganizóó la estructura corporativa de We para que las personas con información privilegiada como él pagaran menos impuestos sobre las ganancias futuras de la empresa que los inversores externos.

Aquí puedes leer el informe completo de la oferta pública inicial de WeWork.

Y además