Xiaomi 12 Pro: un móvil de gama alta notable que quiere que le tomen en serio al margen de las especificaciones, pero que es todo potencia y cámara

Xiaomi 12 Pro.
Xiaomi 12 Pro.

¿Un Xiaomi de 1.000 euros? Sí, has leído bien. Más de una ceja se habrá arqueado con el anuncio en España de Xiaomi 12 Pro (999,99 euros en su versión de 8+128GB, y 1.099 euros en la de 12+256GB), un móvil que la compañía quiere que sea su punto de inflexión hacia la gama alta.

Hasta ahora solo un smartphone de la marca se había adentrado en la barrera psicológica de las 4 cifras: fue Mi 11 Ultra 5G, que lo justificaba por su segunda pantalla trasera. Pero aquí el fabricante no hace excentricidades. Y quizá se echa en falta alguna.

El Xiaomi 11T Pro es lo que buscas si quieres una carga rápida sin rival y un fabuloso rendimiento a precio competitivo

Con Xiaomi 12 Pro, la marca china se marca un móvil de notable muy alto, como para ser tomado en serio, que intenta dejar atrás la retórica de las especificaciones puras y duras pero que precisamente no brilla en especial en ningún campo, aunque sea más que correcto en todos

Te cuento cuál ha sido mi experiencia al probar el nuevo buque insignia de Xiaomi durante varios días.

Diseño: sobrio pero premium. No deja huellas y es resistente.

Xiaomi 12 Pro

Xiaomi 12 Pro quiere asaltar la gama alta esforzándose por ponerse al altura del resto de marcas. Y, para ello, hace falta un diseño que justifique cruzar la barrera de los 1.000 euros.

Este es precisamente el aspecto en el que Xiaomi menos había logrado conquistar a los usuarios de móviles de gama alta hasta ahora. Desde sus móviles originales, a menudo con aspecto básico made in China, ha tenido que ir poniendo más atención a medida que su gama alta se ha encarecido con los años.

Xiaomi 12 Pro, como su hermano 12 estándar, opta por un diseño que potencia las líneas curvas en sus laterales, tanto en la pantalla como en la parte trasera.

Aunque resulta agradable en mano y lo hace parecer más ligero, resulta inevitable pulsar la pantalla accidentalmente por los bordes. No es un problema exclusivo de este móvil, ya que les pasa a la mayoría de fabricantes que optan por este diseño para la gama alta.

Un gran acierto de diseño me ha parecido el uso de cristal (Gorilla Glass 5) en la parte trasera que no deja huellas y que evita tener que limpiarlo constantemente. También da un tacto muy agradable en mano, cercano a la cerámica. Si no fuera por el relieve en el logo de Xiaomi, yo ni siquiera sería capaz de identificarlo como cristal.

El diseño apuesta por la elegancia y la sobriedad. Resulta discreto y evita los reflejos, en especial el tono negro que he podido probar. No estoy tan convencido, eso sí, de que la discreción sea lo que busca el usuario que paga 1.000 euros por su teléfono.

El diseño del módulo trasero de cámara va en consonancia con esta línea de sobriedad. Una enorme lente principal Sony IMX 707 lo corona, con otros dos sensores más pequeños por debajo y el flash, separados por finas líneas. Me parece elegante, sí, pero no muy memorable ni diferente a lo que ya he visto.

A destacar en el diseño me parecen los bordes de aluminio que ha escogido la marca. Recuerdan bastante a la gama Galaxy Note de Samsung, ya desaparecida, ya dan una sensación de robustez que apoya a su certificación IP68 contra el agua y el polvo.

Pantalla fluida y de calidad notable: disfrutarás viendo películas o jugar a videojuegos en este móvil.

Xiaomi 12 Pro.

Xiaomi 12 Pro apuesta por una pantalla AMOLED de 6,73 pulgadas y resolución 2K. Este tipo de panel, además de permitir negros más profundos, habilita las clásicas funciones de pantalla siempre encendida, gracias a su capacidad de encender los pixeles por separado.

La elección de esta tecnología permite una calidad más que notable a la hora de ver contenidos, con HDR10+, y además estos tienen el efecto de sobresalir que le dan las pantallas curvas.

Aparte de tener una tasa de refresco de 120 hercios (el nuevo estándar de la gama alta), Xiaomi 12 Pro opta por un panel LTPO exclusivo que hace que la frecuencia mínima baje a 1 hercio en contenidos estáticos.

Las tasas altas son las que resultan más evidentes al hacer scroll y jugar a videojuegos, con un funcionamiento fluido y agradable. Las bajas no las he notado tanto, salvo para hacer fotos a la pantalla, donde sí es cierto que no se aprecian las típicas distorsiones.

Como no podía ser menos en un móvil de gama alta –salvo si lo firma Apple– es el uso de lector de huella dactilar en pantalla, Xiaomi 12 Pro no se queda a tras con un sensor que me ha parecido rápido y bastante preciso.

Aunque bastante notable en todos los aspectos, el panel de Xiaomi no llega a las cotas del de otros del mercado actual como Huawei P50 Pro, con un brillo máximo que no me ha parecido tan sobresaliente y que no facilita tanto la visión en exteriores soleados como en la gama alta de Huawei.

Potencia interna a la altura de la gama más alta.

Xiaomi 12 Pro

En el asalto a la gama alta por parte de Xiaomi no podía faltar una impecable ficha técnica detrás, muestra de que Xiaomi 12 Pro quiere compararse al resto de la gama alta sin complejos.

Y no me parece que salga mal parado, aunque no creo que sea una sorpresa por parte de una marca que siempre ha estado tan enfocada en las especificaciones.

Xiaomi 12 Pro está equipado con el procesador de gama más alta de Qualcomm, Snapdragon 8 Gen 1, el más potente del ecosistema Android en la actualidad, con 4 nanómetros y módem 5G para conectarse a las redes de datos de última generación.

Este chip viene acompañado por las tecnologías de almacenamiento y de RAM más potentes en móviles actuales: LPDDR5 y UFS 3.1. El resultado es un móvil que abre aplicaciones, incluso las más exigentes, en un abrir y cerrar de ojos.

Esta potencia interna suficiente también para mejorar el rendimiento en videojuegos exigentes como Pokémon Unite, y su sistema de refrigeración me ha permitido partidas largas sin que el móvil se caliente.

Sistema de sonido con 4 altavoces muy nítido, pero esperaba más potencia de graves.

Xiaomi 12 Pro.

Para los videojuegos sobresale una función como es su sistema de sonido con 4 altavoces: 2 woofers para los graves y 2 tweeters para los sonidos agudos, certificados por Harman Kardon. Además, con un diseño en forma de onda de sonido muy estético.

Con ellos se puede apreciar un sonido más nítido de lo normal, sobre todo al sujetar el teléfono en horizontal, con un efecto estéreo muy inmersivo. Sin embargo, debo admitir que he echado en falta más potencia de sonido que permita disfrutar unos graves más contundentes con los que se luzcan los 2 woofers.

Una batería que se carga en un suspiro.

Xiaomi 12 Pro.

En el buque insignia de Xiaomi no podían faltar características nuevas para la marca, y se trata del primer móvil que llega a España con una carga rápida de 120 vatios (W).

El cargador, un tanto voluminoso –llegamos a un punto en que los adaptadores son tan grandes como los de los ordenadores portátiles–, viene incluido en la caja, y me ha permitido llegar al 100% en menos de 20 minutos (17 son los que promete Xiaomi). Todo un acierto con el que Xiaomi adelanta al resto de gamas altas actuales.

Con 4.600 mAh de capacidad, la batería me ha soportado sin demasiados problemas un día completo, pero se queda algo corta para quienes aún sueñen con olvidarse de cargar el móvil todos los días.

En cuanto al sistema operativo, Xiaomi 12 Pro llega a España con la capa de personalización MIUI 13, con Android 12 como base para proporcionar el sistema más reciente de Google y sus novedades, con un diseño de interfaz que apuesta por la sencillez.

Hardware de cámara entre los más completos, pero sin un zoom sobresaliente.

Xiaomi 12 Pro.

Si hay un apartado que los usuarios de la gama alta valoren de sus dispositivos es la cámara, y es algo que no se ha descuidado, ni mucho menos, en Xiaomi 12 Pro. Estas son sus lentes de cámara:

  • Lente trasera principal de 50 megapíxeles (f/1.9) Sony IMX707. Capta la mayor cantidad de luz posible.
  • Cámara ultra gran angular de 50 megapíxeles (f/2.2), con 115 grados de visión, para las panorámicas y paisajes.
  • Sensor teleobjetivo de 50 megapíxeles (f/1.9), similar a óptica de 48 milímetros, para el zoom y retratos.
  • Cámara delantera de 32 megapíxeles (f/2.45), para tomar selfis.

A nivel general, Xiaomi ha conseguido una cámara que capta los colores de forma bastante realista y poco efectista incluso con HDR activado. A pesar del sensor más grande de Sony, sigue teniendo ciertas dificultades a contraluz, aunque en otras ocasiones la luz se capta con viveza.

Como algo a destacar de la cámara me ha parecido sobre todo la comodidad que supone que todas las lentes son de 50 megapíxeles, lo que mantiene la calidad también si se cambia al ultra gran angular para las panorámicas o al teleobjetivo para el zoom óptico 2x o digital 20x.

En cuanto al zoom, no me ha parecido que Xiaomi 12 Pro esté a la altura de móviles de gama alta como el Huawei P50 Pro o el Reno X10 de OPPO. 

El zoom da la talla hasta 5x, pero a partir de ahí se le empiezan a notar los defectos.

Xiaomi 12 Pro.

Con 10x pueden aumentarse ciertos detalles para verse mejor, pero forzar a 20x añade excesivo ruido a la imagen para un móvil de gama alta que apuesta por incluir un teleobjetivo, a mi parecer.

Buenos resultados en el vídeo, donde el zoom responde bien hasta 5x. La estabilización de movimientos es otro gran punto a favor de Xiaomi 12 Pro. Y ojo al detalle en el agua.

VIDEO

Vídeo con Xiaomi 12 Pro: buena estabilización de imagen y movimiento de cámara.

Como punto a favor, el vídeo no sufre en este aspecto más que la fotografía, y es posible hacer grabaciones con zoom de hasta 5x con buenos resultados.

El vídeo ofrece unos buenos resultados tanto en iluminación como, sobre todo, en la estabilización en los movimientos de cámara y la supresión de vibraciones. Y es en este apartado donde más se nota la tecnología Pro Focus, ya que resulta fácil que los sujetos queden bien enfocados sin apenas esfuerzo.

No hay un sensor macro: es similar, pero sufre a menos de los 10 centímetros.

Xiaomi 12 Pro

A diferencia de la versión Xiaomi 12 estándar, el modelo Pro no tiene sensor macro especializado. Permite capturar detalles cercanos con un buen foco crítico, pero el enfoque automático sufre a menos de 10 centímetros, la mayor pega que le he encontrado a Pro Focus, más centrado en personas y animales.

Modos de cámara clásicos que cumplen, más alguna sorpresa: ojo al modo superluna.

Xiaomi 12 Pro.

El modo retrato cumple bien con la cámara delantera, aunque con detallitos mejorables en el recorte, y muy bien con la trasera.

Xiaomi 12 Pro

El retrato es un modo que cumple muy bien. Los efectos de iluminación son favorecedores y ofrece la opción de aumentar o reducir el bokeh a posteriori en el editor. La IA es bastante precisa recortando lo a figura y el pelo del fondo, y aunque funciona bien con mi pelo, no alcanza la perfección cuando el pelo rizado es más largo.

Xiaomi 12 Pro

El resultado de los retratos empeora ligeramente utilizando la cámara frontal de 32 megapixeles y, aunque el aspecto general es bastante bueno, el recorte con el fondo se vuelve bastante menos preciso.

Modo noche: mucha luz y buen resultado, aunque no es la mejor calibración de color del mercado.

Xiaomi 12 Pro

El enorme sensor Sony IMX707 promete un buen modo nocturno y, en este aspecto, Xiaomi 12 Pro no decepciona. La apertura extra de la cámara principal deja pasar más luz y por tanto se consiguen fácilmente fotos bastante iluminadas.

El procesamiento previo del modo noche quizá no sea tan sobresaliente, ya que no consigue equilibrar tan bien los colores como sucede en otros móviles de gama alta recientes, como Huawei P50 Pro o Oppo Find X5 Pro.

Modo superluna: conseguirás fotos detalladas de la luna, aunque sufren con el zoom extremo.

Modo superluna

Muy original me ha parecido el modo superluna, que parece querer emular al de astrofotografía de los Google Pixel. Usándolo para tomar fotos de la luna consigue una estética especial que acentúa los cráteres del satélite pero que, como el resto de modos, sufre con un zoom por encima de 10x.

Muchas funciones de vídeo: entre ellas está una buena cámara lenta y timelapse.

VIDEO

Vídeo timelapse grabado con Xiaomi 12 Pro

En cuanto al resto de modos, los usuarios de Xiaomi 12 Pro encontrarán otros más típicos de todos los smartphones actuales, como una buena cámara lenta y timelapse. Correcta resulta también la panorámica, ya que no produce demasiadas distorsiones ni aberraciones, y el modo de exposición prolongada permite capturar imágenes de tráfico en marcha.

Los usuarios más aficionados a las redes sociales tienen a su disposición varios modos para poder transmitir su día a día. Es el caso del vídeo corto y la grabación dual, que usa la cámara delantera y trasera al mismo tiempo y funciona con algunos tirones en los barridos de cámara.

Xiaomi 12 Pro tampoco se olvida de modos más divertidos y creativos, como Vlog, efectos de película y clonar, para jugar creando vídeos o, en este último caso, imágenes en las que el mismo sujeto aparece varias veces.

Aquí te dejo una galería de fotos para que veas al Xiaomi 12 Pro en acción.

Xiaomi 12 Pro


Xiaomi 12 Pro
Xiaomi 12 Pro
Xiaomi 12 Pro
Xiaomi 12 Pro
Xiaomi 12 Pro
Xiaomi 12 Pro
Xiaomi 12 Pro
Xiaomi 12 Pro
Xiaomi 12 Pro

Xiaomi 12 Pro es un móvil de notable alto en todos los campos que gustará a la mayoría, pero yo le pediría más sobresalientes.

Por todo lo anterior, Xiaomi 12 Pro me ha parecido un esfuerzo loable por parte de Xiaomi para que se le tome en serio fuera de los móviles económicos, con argumentos de sobre para resultar atractivo para los usuarios acostumbrados a los precios de 4 cifras.

Sale bien parado de la comparación a nivel de especificaciones y aporta un diseño sobrio pero elegante. Habrá quienes prefieran otras marcas u otros diseños, pero creo que tiene lo suficiente para satisfacer a la mayoría de usuarios, también los exigentes. 

Y es cierto que nunca baja del notable alto, pero yo le pediría más sobresalientes a Xiaomi en el futuro para asentarse en la gama alta. Lo que es evidente es que, así sí, la marca va por buen camino.

Otros artículos interesantes:

Estas son las novedades del nuevo Redmi Note 11 de Xiaomi que harán que quieras cambiar de móvil

Auriculares, relojes y robots aspiradores-friegasuelos de Xiaomi: la marca amplía su popular ecosistema en España

Vamos a comer sano con la freidora de aire de Xiaomi que ahora solo cuesta 87 euros

Te recomendamos