Pasar al contenido principal

Xiaomi cierra con caídas su primer día en Bolsa ante la inestabilidad por la guerra comercial

El CEO de Xiaomi, Lei Jun.
El CEO de Xiaomi, Lei Jun, tras el toque de campana de Xiaomi en Hong Kong. M.G. / BI España

La Bolsa de Hong Kong era un hervidero a la espera de la salida a bolsa de Xiaomi que se ha convertido en el último salto al parqué de una gran tecnológica, aunque su valoración finalmente se desinfló desde los 100.000 millones que se barajaban hace unos meses. Con un precio de 17 dólares hongkoneses por acción (alrededor de 1,85 euros) la valoración de la compañía se ha quedado en los 54.000 millones de dólares estadounidenses (unos 46.000 millones de euros).

El inicio de la sesión ha sido a la baja para los títulos de las compañía que cayeron un 2,9% hasta los 16,60 dólares hongkoneses al comenzar su cotización en el mercado. Finalmente, las acciones de Xiaomi han cerrado en 16,80 dólares de Hong Kong, por lo que la caída se habría suavizado hasta el 1,18%. 

La salida Bolsa de Xiaomi quizá no llega en el mejor momento para los mercados, que viven las turbulencias de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Aunque la firma no está presente todavía en Estados Unidos es un mercado que sí se encuentra en sus planes, a lo que se suma la inestabilidad de las Bolsas. 

"En este momento críticos en las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos, los mercados globales de capitales están en constante fluctuación", ha dicho Lei Jun, fundador de Xiaomi, en su discurso previo al toque de campana. "Me gustaría agradecer a los más de 100.000 inversores por su reconocimiento y apoyo a Xiaomi", ha añadido el que también es CEO de la compañía. 

Leer más: Así ha sido el toque de campana de Xiaomi en Hong Kong

A pesar del momento, se ha mostrado optimista sobre el futuro de la empresa en el mercado y su cotización futura. "Aunque las condiciones macroeconómicas estén lejos de ser las ideales, creemos creemos que una gran compañía aún puede enfrentar el desafío y distinguirse por si misma", ha añadido Jun. 

De startup a gigante, en ocho años

La salida a bolsa de Xiaomi llega ocho años después de su nacimiento en los que la compañía ha vivido un crecimiento fulgurante. En 2010, Lei Jun (actual CEO de la compañía) fundó con tres socios cofundadores esta empresa y en estos ocho años, la compañía ha crecido desde ser una startup con 13 empleados a convertirse un gigante de miles de trabajadores que se ha convertido en uno de los principales fabricantes de móviles presente en 74 mercados. 

Es precisamente esa internacionalización la que ha dado alas a Xiaomi para seguir ganando cuota de mercado en el segmento de los fabricantes de móviles. En el caso de España, esta empresa entró oficialmente en noviembre de 2017 (antes podían conseguirse sus móviles en tiendas de otros países) y en enero de este año ya contaba con una cuota del 14%, un porcentaje superior al que tienen gigantes como Apple

La estrategia de Xiaomi combina por un lado ser un fabricante de smartphones con precios ajustados junto con la prestación de servicios al cliente. Esta última parte es la que la compañía quiere que siga creciendo. Jun apuntó en su discurso previo al toque de campana que el primer servicio que diseñaron hace ocho años contaba con 100 usuarios mientras que ahora tienen 190 millones de usuarios activos mensualmente. 

Con la salida a bolsa, Xiaomi busca seguir creciendo evolucionando tanto en la categoría de fabricante de smartphones como de servicios para los clientes. En este aspecto, la firma explicó antes de la salida a Bolsa que querían que aproximadamente un 30% de los que consiguieran con la salida a Bolsa fuera destinado a la investigación y el desarrollo de sus productos entre los que se encuentran los smartphones pero no solo ellos. La firma también quiere seguir evolucionando en televisiones inteligentes, portátiles, altavoces con inteligencia artificial y routers inteligentes.

Otro 30% se destinará a mejorar la posición de la firma en el terreno de los servicios de internet para móvil, incluyendo el sector de la inteligencia artificial; otro tercio será utilizado para continuar con la expansión internacional de la marca y un 10% estará dedicado a capital circulante y otros intereses de la empresa.

Te puede interesar