Xiaomi sigue apostando por la gama de entrada con terminales como el Redmi 10, que destaca por su pantalla con tasa de refresco de 90Hz y un sonido cuidado por menos de 200 euros

Xiaomi Redmi 10

Sandra V

  • El Redmi 10 de Xiaomi es un terminal con luces y sombras, que destaca por una pantalla con tasa de refresco de 90Hz, una batería de 5.000 mAh y por un diseño ligero y un precio más que competitivo. 
  • Los mayores adversarios de este terminal provienen de su propia casa, con móviles disponibles por la misma cantidad e incluso menor que le van a poner las cosas difíciles. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Xiaomi está más que preparado para afrontar los últimos meses del año. 

El fabricante chino encara el último período del presente ejercicio con fuerza, tras 9 meses en los que ha ido cosechando éxito tras éxito. 

Entre ellos, destaca haber alcanzado la segunda posición a nivel global en el segmento de smartphones durante el segundo trimestre de 2021 con una cuota del 17%, adelantando a Apple (14%) y solo por detrás de Samsung (19%). 

Todo ello, gracias a un crecimiento interanual impresionante que se ha situado por encima del 80%, según precisan. 

Además, en el mercado español la compañía ha ocupado el primer puesto durante el tercer trimestre de 2021, según GfK, que apunta que Xiaomi ha sido líder durante 2 meses consecutivos (junio y julio) en sell out. 

La firma justifica estos buenos resultados gracias a la calidad de sus dispositivos, entre los que destacan los smartphones, que suponen alrededor del 60% de los ingresos anuales de la compañía. 

En lo que va de 2021, la marca ha alcanzado 6.832 millones de euros en este marcador durante el primer trimestre y 7.839 millones de euros durante el segundo, un 14,8% más entre ambos. Estos números implican que, en apenas 6 meses, Xiaomi casi ha superado los de todo 2018 –15.000 millones de euros–. 

Los 9 mejores móviles Xiaomi en 2021 según presupuesto

En parte, esto se debe a la apuesta del grupo chino por los smartphones de alta gama, entre los que destacan, por ejemplo, el 11T y el 11T Pro, presentados hace apenas unas semanas. 

Sin embargo, esto no implica que la compañía haya dejado atrás su principal objetivo de acercar las prestaciones de los segmentos más altos a los móviles de las gamas más bajas por un precio competitivo. 

Así, hace apenas un mes llegó a España sin hacer mucho ruido el Redmi 10, un dispositivo de menos de 200 euros que destaca por su pantalla con tasa de refresco de 90Hz, su batería de 5.000 mAh y la incorporación de altavoces estéreo. 

He tenido la oportunidad de probar este terminal durante unos días y he llegado a la conclusión de que es un móvil de luces y sombras: tiene aspectos de una calidad impresionante, pero flojea en otros de manera flagrante. 

¿Quieres saber si merece la pena? Sigue leyendo... 

Un diseño similar a los de otros móviles de Xiaomi...  

Xiaomi Redmi 10

Sandra V

A primera vista, el Redmi 10 no se diferencia en exceso del resto de móviles de Xiaomi. 

La parte posterior está diseñada en un bonito color gris en acabado mate, lo que no evita que se queden las huellas del todo, pero al menos se disimula más frente a otros terminales. El dispositivo también está disponible –en la versión 4GB de memoria y 128GB de almacenamiento– en azul y blanco. 

Este lado está protagonizado por un módulo de cámaras que se sitúa en la esquina superior izquierda, que llama la atención desde un primer momento debido a las 4 cámaras con las que cuenta (y de las que te hablaré más adelante). 

La elección del sitio para las lentes provoca (una vez más) el molesto bamboleo presente en multitud de terminales, algo que se puede disimular acomodándole una funda. 

Xiaomi será solo Xiaomi: la compañía dice adiós a la marca Mi

Pasando a los laterales, en ellos se ubican el puerto de carga mediante USB-C, los altavoces, el micrófono, el puerto Jack de 3.5 milímetros –algo cada vez más inusual en los últimos terminales del mercado–, la botonera relativa a subir y bajar el volumen, el tarjetero de la SIM y el botón de desbloqueo, que hace las veces de lector de huellas. 

Por su parte, la cara delantera está protagonizada por la pantalla de 6,5 pulgadas con un notch situado en el centro y una relación entre el cristal y el cuerpo bastante conseguida, pero notable. 

... que destaca por ser ligero y manejable. 

Xiaomi Redmi 10

Sandra V

El móvil tiene unas dimensiones de 161,95 x 75,53 x 8,92 milímetros y un peso de 181 gramos, lo que se traduce en un dispositivo ligero y manejable, uno de sus puntos más fuertes.

Lo cierto es que los últimos dispositivos que he estado analizando alcanzan unas medidas mucho más grandes –las del iPhone 13 Pro Max suben hasta 240 gramos–, por lo que, al coger este smartphone por primera vez, las sensaciones fueron muy buenas. Por fin un móvil que no pesa (o, al menos, no pesa tanto como el resto). 

Por comparar, el Redmi Note 10 sigue la misma línea y suma 160,46 x 74,5 x 8,29 milímetros y un peso de 178,8 gramos y el realme 8 alcanza los 160,6 x 73,9 x 7,99 milímetros y 177 gramos. 

La protagonista indiscutible es la pantalla de 6,5 pulgadas con tasa de refresco adaptativa de hasta 90 Hz, algo reservado hasta ahora para las gamas más elevadas. 

Xiaomi Redmi 10

Sandra V

El smartphone de Xiaomi cuenta con una pantalla de 6,5 pulgadas FHD+ de 2.400 x 1.800 píxeles, lo que se traduce en 405 ppp (píxeles por pulgada), todo ello protegido por Corning Gorilla Glass 3. 

El panel incorpora AdaptiveSync, una herramienta disponible en los smartphones de gamas más elevadas que permite adaptar la tasa de refresco a los contenidos que se muestran en él para ahorrar energía. Por ejemplo, si es un contenido fijo se sitúa en 45 Hz, mientras si estás viendo un vídeo sube a 60 Hz. 

La máxima velocidad de la que dispone es 90 Hz, pensada para juegos y desplazamientos por la pantalla, aunque viene situada por defecto en la cantidad inferior. 

La experiencia con esta configuración es toda una gozada y es que, cuando pruebas estos estándares, volver a los anteriores cuesta. Es de agradecer el esfuerzo de Xiaomi por traer estas prestaciones, normalmente asociadas a precios más elevados, a un móvil situado en la gama de entrada. 

Chapó. 

El rendimiento está bien para el día a día, pero no está pensado para los gamers. 

Xiaomi Redmi 10

Sandra V

Respecto al procesador, el Redmi 10 incorpora MediaTek Helio G88, que proporciona el rendimiento justo y necesario. 

Esto significa que no te dará problemas en el día a día, pero que, si utilizas el móvil para rodar juegos muy exigentes, puede que la experiencia no sea la mejor. En los días que he estado probándolo, sí que he notado algún lag puntual. 

A este procesador le acompaña el sistema operativo propio de Xiaomi, MIUI 12.5, basado en Android 11, en el que la marca ha trabajado durante bastante tiempo para aportar su toque único. 

Esta capa destaca por el gran grado de personalización con el que cuenta, permitiendo decidir desde el esquema de colores, determinar el estilo del Centro de control –que ahora se sitúa por defecto en la parte superior izquierda como en iOS– o configurar el control parental. 

La única pega que le podría poner a este sistema es la gran cantidad de bloatware que viene preinstalado (con plataformas como Booking, LinkedIn, Facebook o TikTok), aunque puedes eliminar la mayoría de estas aplicaciones. 

Una conectividad en la que se echa de menos el 5G, pero que suma NFC y compatibilidad con bluetooth 5.1.

Xiaomi Redmi 10

Sandra V

A nivel de conectividad hay un gran desaparecido en este móvil: el 5G. 

A pesar de que estamos hablando de gama de entrada y aún no está tan extendido que los terminales pertenecientes a este segmento cuenten con dicha prestación, hay algunas marcas que ya cuentan con ella y han puesto contra las cuerdas al resto de actores del mercado. 

Sin salir del ecosistema de Xiaomi, el fabricante ya cuenta con smartphones dentro de este rango de precios que han sumado el 5G al apartado de conectividad como el Redmi Note 10 5G o el Redmi Note 9T, lo que hace que se eche de menos en este último lanzamiento. 

Saliendo del universo del fabricante chino también existen opciones muy competitivas a nivel de conectividad como el realme 8 5G (por 199 euros en la versión 4GB de memoria y 128GB de almacenamiento). 

Por otro lado, el Redmi 10 sí que incorpora NFC –una herramienta cada vez más demandada e imprescindible en los smartphones actuales–, infrarrojos, es compatible con bluetooth 5.1, y cuenta con conexión 3.5 mm para auriculares. 

Hablando de sonido, el móvil introduce altavoces duales, otro de sus puntos fuertes, lo que favorece una experiencia sonora increíble a la hora de reproducir música o disfrutar de una serie o una película en el terminal. 

En lo que respecta a la seguridad, el smartphone suma a los habituales el lector de huellas en el lateral y el desbloqueo facial –situándose por encima de uno de los últimos flagship de Xiaomi, el 11T Pro, que no cuenta con este método de proteger el teléfono–. Ambos funcionan de forma precisa y rápida. 

Una autonomía suficiente para pasar el día a la que acompañan la posibilidad de utilizar carga rápida o carga inversa para restaurarla. 

Xiaomi Redmi 10

Sandra V

El apartado relativo a la autonomía es uno de los más potentes del dispositivo. 

El Redmi 10 cuenta con una batería de 5.000 mAh, lo que se traducirá en un día y medio de uso e incluso más, dependiendo de la forma de utilización del móvil. 

Según los números de compañía, alcanza para 30 horas de llamadas, 14 horas de vídeo o 158 horas de reproducción de música. 

A la hora de recuperar la energía, este terminal viene acompañado de un cargador de 22,5 W mediante USB-C y soporta carga rápida de 18 W y carga inversa de 9W

Por comparar, el POCO M3 cuenta con una batería de 6.000 mAh, la misma carga rápida y el mismo cargador para restaurarla y el Redmi Note 10 con 5.000 mAh y carga rápida de 33W. 

El apartado fotográfico consta de 4 lentes y, entre ellas, destaca el gran angular.

Xiaomi Redmi 10

Sandra V

Respecto al apartado fotográfico, el Redmi 10 incorpora 4 cámaras más la delantera. En concreto: 

  • Un sensor principal de 50 megapíxeles f/1,8. 
  • Un sensor ultra gran angular de 8 megapíxeles f/2,2. 
  • Un sensor macro de 2 megapíxeles f/2,4.
  • Un sensor de profundidad de 2 megapíxeles f/2,4
  • Una cámara selfie de 8 megapíxeles. 

A nivel de uso esta configuración es más que suficiente para el día, respondiendo especialmente bien en situaciones de buena luminosidad. 

A pesar de que no se puede esperar de este terminal una imagen de una calidad superior, especialmente cuando ya hay terminales en el mercado que presumen de más de 100 megapíxeles en su sensor principal, los resultados son más que buenos. 

Cabe mencionar de forma especial que Xiaomi haya incorporado en este móvil un sensor ultra gran angular, en este caso de 8 megapíxeles, una característica que solo se suele ver en los smartphones de gamas más superiores y que cada vez es más demandado. Todo un acierto. 

Aquí puedes ver cómo funciona el aumento en el Redmi 10. La verdad es que me ha sorprendido gratamente, a pesar de que es notable la pérdida de calidad cuanto más se acerca, el rango para hacer zoom es bastante amplio.

Xiaomi Redmi 10

El Modo Retrato con la cámara delantera está bastante conseguido con este terminal, aunque falla en los detalles (fíjate en lo difuminados que están los rizos)...

Xiaomi Redmi 10

... que se corrigen con la cámara delantera, aquí parece que el terminal funciona mejor recogiendo la silueta.

Xiaomi Redmi 10

El Modo Noche no da muy buenos resultados. Al no tener estabilizador, tuve que repetir bastantes veces la foto para que saliese un mínimo de enfocada.

Xiaomi Redmi 10

A continuación, te dejo más imágenes de mi trasteo con la cámara del Redmi 10: 

Xiaomi Redmi 10
Xiaomi Redmi 10
Xiaomi Redmi 10
Xiaomi Redmi 10
Xiaomi Redmi 10
Xiaomi Redmi 10
Xiaomi Redmi 10
Xiaomi Redmi 10
Xiaomi Redmi 10
Xiaomi Redmi 10

En definitiva, una buena opción para la gama de entrada cuya principal competencia viene de la propia marca. 

Xiaomi Redmi 10

Sandra V

El Redmi 10 de Xiaomi se puede comprar en la web de la marca por 179,99 euros en la versión de 4 GB de memoria y 64 GB de almacenamiento en color azul y por 199,99 euros en la de 4 GB con 128 GB en el mismo tono. 

Por comparar, uno de sus principales competidores, el POCO M3, está disponible en la misma web por 169 euros en la versión de 4 GB con 128 GB y por 149 euros en la de menor capacidad de almacenamiento.  

Y, siguiendo dentro de Xiaomi, cabe destacar la gama Redmi Note 10, un peldaño por encima del que protagoniza este análisis, por 199,99 euros en versión 4 GB y 128 GB, y el Redmi Note 10 5G por el mismo precio, pero con 4 GB de memoria y 64 GB de almacenamiento, e incluso el Redmi Note 9T por 199,99 euros en 4 GB con 128 GB. 

Eso solo por mencionar algunos –y sin abarcar el resto de marcas–. 

Xiaomi Redmi 10

Sandra V

Como te decía al principio, el Redmi 10 es un terminal de luces y sombras, con aspectos muy sobresalientes y otros en los que tiene que mejorar como el apartado fotográfico o la potencia de su procesador. 

Sin embargo, cabe recordar que nos encontramos ante un móvil de gama de entrada, por lo que tampoco se le puede exigir mucho y, para un dispositivo de menos de 200 euros, lo cierto es que cumple en todas las herramientas de mejor o peor forma. 

Entre sus puntos positivos destacan su pantalla con tasa de refresco de 90Hz, los altavoces estéreo que incorpora o la batería de 5.000 mAh, a lo que se suma su diseño ligero y su precio. 

En definitiva, el Redmi 10 se sitúa como una buena opción dentro de la gama más asequible, aunque, como ya es habitual en los terminales de Xiaomi, su propia competencia viene de dentro, con móviles igual de buenos de la misma marca por un precio similar o, en el caso de POCO, incluso por debajo. 

Otros artículos interesantes:

Xiaomi desafía a Facebook con sus propias gafas inteligentes

Xiaomi presenta la Pad 5, su primera tablet en llegar de forma oficial a España, que apuesta por un diseño similar a los smartphones

Los ingresos de Xiaomi suben un 64% en el segundo trimestre mientras prepara su desembarco en el sector de la automoción

Te recomendamos

Y además