Pasar al contenido principal

El Xiaomi Redmi Note 8 Pro sin duda es mi móvil ideal y va a causarte remordimientos si has gastado más de 270 euros en otro smartphone

Redmi Note 8 Pro
Víctor Pérez
  • Cuatro cámaras, batería de sobra, gran procesador y solo 270 euros: la carta de presentación del Redmi Note 8 Pro ya lo convierte en un móvil muy sexy.
  • Y tras probarlo una semana, lo confirmo: es un smartphone que me compraría sin duda. Ahora no quiero separarme de él.
  • Este es el hermano mayor del Redmi Note 7, que analizamos en marzo, concluyendo que parecía un gama alta por menos de 200 euros.
  • Pero mejora lo presente en muchos aspectos distintos, en los que profundizo a continuación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

He probado el Redmi Note 8 Pro y definitivamente es un móvil con el que me quedaría. Por supuesto, hablo como usuaria: si estuviese buscando qué smartphone que comprarme ahora mismo, con este nuevo Redmi quedaría más que contenta.

Esto lo sé tras usarlo algo más de una semana, y es lo que intentaré plasmar aquí para quienes no podéis probar teléfonos antes de comprarlos.

Los puntos a favor del smartphone son claros sobre el papel: cuatro cámaras, batería de sobra, un gran procesador, una pantalla que se ve de lujo y un precio ajustadíiisimo: 270 euros (250 la versión de 64 GB).

Así que si ya me gustó su hermano menor cuando lo probé en marzo, concluyendo que el Redmi Note 7 parecía un gama alta por menos de 200 euros (ambos son móviles resultones donde los haya, y mira que los hay) (el 7 después se ha coronado como el smartphone más vendido de Amazon), este da un paso más allá, tanto haciendo mejores fotos como aguantando más sin cargarlo, y también rindiendo mejor, de una forma mucho más fluida.

Te cuento las principales características del Redmi Note 8 Pro y mis sensaciones tras una semana de prueba, de mejor a peor:

Lo mejor: la batería parece inagotable

Redmi Note 8 Pro
Víctor Pérez

Es en lo que más destaca el Redmi Note 8 Pro por encima de sus predecesores, tanto el Redmi Note 8 como el Redmi Note 7 Pro y anteriores.

Todos ellos cuentan con como máximo una batería de 4.000 mAh, mientras que el Note 8 Pro incorpora una de 4.500 mAh, y el cambio se nota y se agradece.

Me he sorprendido llegando al final del día con la batería del móvil al 50 o al 40%, así que muchos de ellos ni siquiera lo he cargado antes de acostarme. De hecho, en el momento de escribir esta review son las 21.00 de la noche y acabo de ponerlo a cargar tras no hacerlo desde antesdeayer, así que nada, nada mal.

A la hora de cargarlo, es más bien lento (aunque incorpora carga rápida vía USB-C): me ha cargado, más o menos, un 60% en una hora, y un par de ellas en conseguir que se recuperase del 0 al 100%.

En ese sentido, es curioso que el Note 7 Pro sí incorporaba carga rápida 4.0, y no es el caso de este.

Leer más: He probado el Mi 9T Pro, el móvil con el que Xiaomi realmente se acerca al Olimpo de Android, y me ha enamorado por completo

Además, incorpora jack con auriculares, algo que agradezco porque cuando olvido mis cascos inalámbricos en casa no suelo llevar encima ningún adaptador de USB-C a jack, así que no puedo escuchar nada en el móvil con auriculares.

También es el primer dispositivo Redmi que incorpora NFC.

La cámara es muy solvente, salvo por la noche

Redmi Note 8 Pro
Víctor Pérez

Con la cámara del Redmi Note 8 Pro tengo la sensación de que es un quiero y no puedo. No me ha decepcionado para nada durante el día, incluso en interiores con no demasiada luz, pero de noche deja mucho que desear, como se ve en los ejemplos que adjunto a continuación.

Pero antes, los detalles técnicos de su sistema de cámaras: cuenta con 4:

  • un sensor de 64 megapíxeles y apertura de f/1.9, lo que te permitirá tomar fotos a una gran calidad y con fondo borroso (como en modo retrato)
  • un segundo, ultra gran angular de 120º , de 8 megapíxeles y apertura de f/2.2, ideal para instantáneas de paisajes o de habitaciones o grupos si no hay mucho espacio
  • un teleobjetivo de 2 megapíxeles y f/2.4 para dar efecto de profundidad
  • y uno macro, también de 2 megapíxeles y f/2.4

Además, graba vídeo en 2.160 y 1.080 p, este último a 30, 60 y 120 fotogramas por segundo.

Leer más: El Xiaomi Mi 9T vale 329 euros y me hace pensar que sé algo que los que gastan 800 euros en un móvil no saben

El resumen de todo este apartado técnico es que el Redmi Note 8 Pro destaca por su objetivo macro, que permite sacar objetos de muy cerca, por su buen zoom y por contar con un ultra gran angular que en alguna ocasión podría sernos útil.

Algunos ejemplos, de modos en los que trabaja peor a los que logran fotografías más conseguidas (atención: las fotografías no están en tamaño original, sino reducidas para insertarlas en el artículo):

Modo noche

Redmi Note 8 Pro
A. A.

Foto con el modo 64 megapíxeles

Redmi Note 8 Pro
A. A.

Fotografía nocturna con zoom de dos aumentos (2x)

Redmi Note 8 Pro
A. A.

Imagen tomada desde el mismo sitio pero con el gran angular, que capta mucho más

Redmi Note 8 Pro
A. A.

Otros dos ejemplos del modo noche...

Redmi Note 8 Pro
A. A.

 ...y del modo 64 megapíxeles

Redmi Note 8 Pro
A. A.

No me ha fascinado la fotografía nocturna de este móvil, pero creo que hace muy buenas fotos para el precio que tiene (también de noche). 

En interiores con luz artificial el resultado me ha gustado

Redmi Note 8 Pro
A. A.

Misma fotografía con el modo gran angular

Redmi Note 8 Pro
A. A.

También he quedado contenta con el resultado que dan estos tres objetivos, del normal...

Redmi Note 8 Pro
A. A.

... al teleobjetivo (zoom de dos aumentos)...

Redmi Note 8 Pro
A. A.

... y al gran angular 

Redmi Note 8 Pro
A. A.

Sin embargo, me ha decepcionado enormemente el modo retrato

Redmi Note 8 Pro
A. A.

... por el recorte tan raro que hace de la persona

Redmi Note 8 Pro
A. A.

No siempre es así, pero le cuesta desenfocar el fondo

Redmi Note 8 Pro
A. A.

También trae muchos filtros distintos 

Redmi Note 8 Pro
A. A.
Redmi Note 8 Pro
A. A.
Redmi Note 8 Pro
A. A.

 Al menos, luego puede distorsionarse el fondo más o menos desde la edición de la foto, una vez tomada, y ese es un punto muy interesante.

Es chulo que traiga un objetivo macro para hacer fotos a objetos muy cercanos

Redmi Note 8 Pro
A. A.

... pero no le pidas maravillas (a veces las fotos no salen bien)

Redmi Note 8 Pro
A. A.
Redmi Note 8 Pro
A. A.
Redmi Note 8 Pro
A. A.

Aunque por lo general son muy decentes 

Redmi Note 8 Pro
A. A.
Redmi Note 8 Pro
A. A.
Redmi Note 8 Pro
A. A.
Redmi Note 8 Pro
A. A.
Redmi Note 8 Pro
A. A.

En otras situaciones he apreciado lo coloridas que quedan las fotos y el nivel de detalle que registra

Redmi Note 8 Pro
A. A.
Redmi Note 8 Pro
A. A.
Redmi Note 8 Pro
A. A.
Redmi Note 8 Pro
A. A.

Incluso en situaciones algo difíciles como este contraluz 

Redmi Note 8 Pro
A. A.

 

La cámara de selfies está integrada en la pantalla pero no me molesta para nada

Redmi Note 8 Pro
Víctor Pérez

Aunque he probado varios móviles Xiaomi con cámara retráctil ─es decir, que sale del interior del teléfono cuando la necesitas con tal de permitirte disfrutar de la pantalla al completo el resto del tiempo─ y me han gustado, lo mejor es que la cámara frontal esté en la pantalla.

Opino así porque tiene menos posibilidades de estropearse y porque no hay que esperar a que salga para hacernos una foto.

En este caso, como digo, la cámara frontal tiene forma de gota y no me molesta para nada: es discreta, pequeña y se aprovecha la pantalla de alrededor armoniosamente. 

Tiene 20 megapíxeles y una apertura de un 2.0, así como también la posibilidad de tomar vídeo en 1080p y con HDR.

No suelo hacerme selfies, pero trae muchas opciones para que te gusten

Redmi Note 8 Pro
A. A.

 Como varios modos belleza, la posibilidad de unificar el color de tu piel, de aumentarte el tamaño de los ojos...

El móvil va muy fluido con el chip de MediaTek

Redmi Note 8 Pro
Víctor Pérez

Aquí encontramos una novedad importante: en lugar del clásico chip de Qualcomm, esta vez Xiaomi incorpora un MediaTek Helio G90T con refrigeración líquida para que el terminal se caliente menos.

Esto podría generar escepticismo a todos los acostumbrados a los Snapdragon de Qualcomm, pero la verdad es que yo no he notado la diferencia. El móvil funciona muy bien, el rendimiento es muy bueno (como el de los mejores móviles que he probado) y no se me ha calentado nada de nada (y lo he usado sin funda), así que no le encuentro ninguna pega.

El móvil utiliza Android 9.0 (Pie) y MIUI 10 y viene con 6 GB de RAM, de sobra para un terminal de este precio. 

Trae 64 GB de memoria interna si escoges la versión de 250 euros, o 128 GB si escoges la de 270 euros, la que yo he probado. Además, esta memoria es ampliable a 256 GB con una microSD.

La pantalla es enorme, sin duda, incluso demasiado grande

Redmi Note 8 Pro
Víctor Pérez

La pantalla del Redmi Note 8 es gigante y creo que la mayor que he probado con sus 6,53 pulgadas, pero sorprendentemente no me ha molestado para nada, y me he acostumbrado muy rápido a escribir en ella.

Además, tiene bordes realmente finos (una relación panel-cuerpo del 91,4%) así que da la sensación de estar delante de una pantalla muuy grande.

En ella, las series se ven con colores brillantes y bonitos, con bastante buena calidad, y además incorpora un modo lectura si quieres que deje atrás los azules.

Cuenta con un sensor de huellas en la parte de atrás, que es de cristal

Redmi Note 8 Pro
Víctor Pérez

Este Redmi no incorpora el sensor de huellas en la pantalla, una característica que algunos móviles Xiaomi de baja gama han empezado a incluir, y lo celebro. En el Mi A3 costaba varios intentos desbloquear el teléfono, así que prefiero un sensor trasero que funcione rápido y bien, a uno delantero que lo haga lento y mal.

Que la parte trasera sea también de cristal le da un aspecto de móvil nuevo, brillante y bonito muy elegante. Y no se me ha resbalado nada (no sé cómo), pero sí se te caerá fácilmente si lo apoyas en supercifies lisas y no horizontales.

Que sí, que me conformaría y muy alegremente, no tengo miedo en reconocerlo

Redmi Note 8 Pro
Víctor Pérez

    Han pasado 7 días y no me quiero separar del Redmi Note 8 Pro, esa es la verdad.

    Ha sido un móvil muy fácil de usar y también de acostumbrarme a él pese a su enooorme pantalla (en la que todo luce muy bien).

    Las fotos se ven genial en él, no tengo apenas quejas (contando con el precio del smartphone, son mejores de lo que esperaba) y tiene una batería que ha llegado a durarme dos días enteros, y eso que yo utilizo el móvil casi todo el tiempo.

    Me ha sorprendido el volumen y la claridad de su pequeño altavoz, que se escucha más y mejor de lo que esperaba, no se me resbala de la mano, es bastante bonito pese a haber probado el modelo más discreto (lo hay en rojo, azul y blanco) y cuenta con un sensor de huellas que funciona rápido y bien, mi gran lucha.

    Así que creo que es mi teléfono ideal, ya que soy una usuaria que no está dispuesta a gastarse apenas más de 200 euros en un móvil. En este caso, los 70 de más creo que merecen, y mucho, la pena.

    Un recordatorio de los precios:

    • Xiaomi Redmi Note 8 Pro 6 GB RAM + 64 GB memoria interna: 250 euros.
    • Xiaomi Redmi Note 8 Pro 6 GB RAM + 128 GB memoria interna: 270 euros.

    Y además