Pasar al contenido principal

YouTube, acusado de nuevo de emitir anuncios en canales extremistas

youtube cuela publicidad en canales extremistas
Pixabay

YouTube ha publicado anuncios de grandes marcas en canales de contenido extremista, que promueven el nazismo, la supremacía blanca e incluso la pedofilia.

Así lo ha confirmado la cadena de noticias CNN en exclusiva, quien advierte que entre las 300 marcas se encuentran nombres tan reconocidos como Facebook, Amazon, Netflix o Adidas.

Entre las 300 compañías también se incluyen agencias gubernamentales de Estados Unidos, gigantes tecnológicos y periódicos, cuyo dinero ha ido a parar a canales y vídeos que promueven teorías conspiratorias, propaganda a favor de Corea del Norte y promueven figuras de supremacistas blancos a favor de políticas nazis.

Tras el descubrimiento, la mayoría de firmas y empresas que han hablado admiten no conocer que sus anuncios se estaban dando en plataformas extremistas. Por el momento tan solo el fabricante de ropa deportiva Under Armour afirma haber retirado temporalmente su publicidad en la plataforma de vídeo, hasta que se avance en la solución de lo ocurrido.

Leer más: Los pedófilos usan YouTube para compartir imágenes obscenas de niños

Este hecho viene a sumarse al duro año que supuso el pasado 2017 para la principal plataforma de vídeo online, propiedad de Google. El pasado año algunas grandes empresas como AT&T, Verizon o Havas terminaban sus acuerdos con YouTube después de descubrir que sus anuncios estaban apareciendo en canales poco fiables de la plataforma. Un hecho que causó una caída señalada en las acciones durante los días sucesivos al escándalo y que llevó a Google a disculparse y tomar medidas al respecto.

YouTube, cuyo principal modelo de negocio es la publicidad, llevó a cabo entonces un cambio en su política de monetización de canales dispuesto a recuperar la confianza perdida de los anunciantes y luchar contra el contenido controvertido en sus canales. Una medida que perjudicó en gran medida a los canales más pequeños y a ciertos yotubers de menor calado que vieron como sus expectativas de publicidad se venían abajo.

Ahora, tras la investigación llevada a cabo por la CNN el debate vuelve una vez más a centrarse en la capacidad de YouTube para poder proteger a sus anunciantes y marcas, dejando claro que sus sistemas automatizados son incapaces por el momento de impedir que la publicidad contratada aparezca en páginas nada óptimas para los comerciantes.

Te puede interesar

Lo más popular