Pasar al contenido principal

La otra cara de la promoción de artistas en YouTube: contratos con cláusulas para evitar que critiquen a la compañía

YouTube Movil
Pexels

Las polémicas en las que se ha visto envuelto YouTube últimamente no deben haber sentado nada bien en Google. Críticas han llovido a la plataforma desde todos los frentes, incluso desde sus asociados. Por eso YouTube quiere prohibir a sus artistas patrocinados hablar mal de la compañía. Así lo dice la cláusula que ha comenzado a incluir en todos los nuevos contratos firmados según adelanta Bloomberg.

De esta forma, YouTube se cubre las espaldas contra las críticas procedentes de cantantes asociados, grupos musicales promocionados dentro de su servicio o creadores de series para YouTube Red. Simplemente no podrán criticar el funcionamiento de la plataforma en ningún caso, algo que añade aún más leña al peligro existencial en el que comienza a adentrarse YouTube.

Son muchos los que han criticado la censura de YouTube a los youtubers a través de la desmonetización de vídeos. Son los anunciantes los que así lo han requerido, demanda culminada con el endurecimiento reciente de los requisitos para ganar dinero con los vídeos de esta web.

Para evitar que incluso los creadores de contenidos más cercanos -los patrocinados por la propia plataforma- caigan en la tentación, ahora está prohibido por contrato. Siente bien o mal a los afectados, la verdad es que no es una medida pionera ni única en el sector, sino más bien habitual en todo tipo de marcas.

Leer más: Los moderadores de contenido de Facebook y YouTube cuentan cómo es filtrar el material más perturbador de internet

Por ejemplo, nadie se imagina a un deportista hablando mal de la marca que le patrocina o a un presentador criticando al canal de televisión que le paga. Simplemente sería inaceptable para la compañía, y en eso se basa YouTube para prohibir las críticas públicas por parte de sus asociados.

En los últimos meses la evolución del servicio de vídeo en streaming de Google ha pasado por una transformación interna bastante profunda. Las reglas han cambiado para los que quieren participar, algo que sin duda molesta a muchos, aunque tarde o temprano tenía que haber algún tipo de medida por parte de la firma para solucionar algunos problemas que van más allá de algunas críticas.

Te puede interesar