Pasar al contenido principal

China advierte a Zara, Qantas, Marriot y Delta por considerar Taiwán un país en sus páginas web

Un establecimiento de la cadena de moda Zara
ALAIN JOCARD/AFP/Getty Images
  • Zara, Marriott, Qantas y Delta Air Lines han modificado sus páginas web durante la semana pasada después de que China emitiera una advertencia dirigida a varias empresas que incluían a Hong Kong y Taiwán como países.
  • Un profesor de ética cuyo libro sobre el poder blando de China no se publicó debido al temor a la influencia de Pekín asegura a Business Insider que esto equivale a un "chantaje económico".
  • Hong Kong es una región administrativa especial de China, pero la situación política de Taiwán es muy controvertida.
  • Business Insider ha comprobado que muchas otras compañías, incluidas Uber, Amazon, Uniqlo y H&M consideran Hong Kong y Taiwán como países.

Varias compañías internacionales, incluidas Zara, Marriott, Qantas y Delta Air Lines, se han disculpado con China durante la semana pasada por incluir Taiwán y Hong Kong como "países" en sus sitios web.

Zara, Marriott y Delta Air Lines han eliminado o modificado las referencias a esas regiones como países tras ser reprendidas por las autoridades chinas de forma pública. Qantas asegura que descubrió y corrigió el mismo "error" durante una revisión rutinaria de su página web.

El profesor de ética pública Clive Hamilton, y cuyo editor rechazó publicar su próximo libro sobre el poder blando de China por temor a posibles represalias de Pekín, asegura a Business Insider que la situación podría considerarse un "chantaje económico".

"La República Popular China está protagonizando un chantaje económico al imponer su visión geopolítica a las empresas que quieran operar en el país", opina el profesor.

Hong Kong y Macao son, técnicamente, dos regiones administrativas especiales de China. La situación de Taiwán es todavía más controvertida. Taiwán, que dispone de autogobierno, se considera a sí mismo un país independiente; Pekín, en cambio, una provincia de China.

Las autoridades chinas comenzaron a ponerse en contacto con las compañías mencionadas durante la semana pasada por lo que consideraban un error en sus páginas web.

La división de Shanghái de la Administración del ciberespacio de China contactó en primer lugar con la cadena hotelera Marriott a raíz de un correo electrónico en el que la empresa incluía a Hong Kong, Macao y Taiwán como países.

Las autoridades de la administración del ciberespacio y la oficina de supervisión del mercado informaron a los gerentes de Marriott en China sobre una posible violación de las leyes de ciberseguridad y publicidad. También ha habido informaciones que aseguran que los responsables de la cadena hotelera fueron interrogados por la policía. Los funcionarios del organismo chino ordenaron entonces el cierre de la página web y su aplicación móvil durante una semana mientras la empresa actualizaba la información.

"Marriott International respeta y apoya la soberanía y la integridad territorial de China", explicó en un comunicado el director ejecutivo de Marriot International, Arne Sorenson. "No apoyamos a nadie que subvierta la soberanía y la integridad territorial de China y no tenemos ninguna intención de alentar o incitar a esa clase de personas y grupos. Reconocemos la gravedad de la situación y pedimos disculpas sinceras".

Parte de esta disculpa aún se puede consultar en la página web de Marriot clausurada de forma temporal.

"El incidente de Marriot muestra que, para las compañías extranjeras, el precio de operar en China es someterse al control de ideas y pensamiento del Partido Comunista [de China]", opina Hamilton.

China, y su población cada vez más adinerada, se ha convertido en una fuente de ingresos destacada para empresas internacionales como Marriott. En la actualidad, el mercado hotelero de China genera 64.800 millones de dólares (unos 53.000 millones de euros) al año.

Leer más: La nueva vida de los centros comerciales muertos de Estados Unidos

Sin embargo, el gobierno comunista del país mantiene un férreo control sobre su economía y las compañías que operan en ella. Aunque algunos consumidores chinos han propuesto un boicot contra la cadena hotelera, es la Administración del ciberespacio quien tiene el poder para ordenar el cierre de páginas web y aplicaciones en China; ta y como hizo con Facebook, Twitter, Google y Skype.

Otras divisiones y organismos del gobierno pueden obligar al cierre de los establecimientos físicos de estas empresas. El año pasado, en represalia por las decisiones militares de Corea del Sur, China cerró 87 supermercados Lotte, el quinto conglomerado empresarial más grande de Corea del Sur. Acusado de supuestos incumplimientos de las normas contra incendios, los seis meses de cierre provocaron la pérdida de 470 millones de dólares (unos 384 millones de euros) para la empresa surcoreana.

Qantas y Delta Air Lines modifican sus páginas web

Un avión de Qantas
Cameron Spencer/Getty Images

Qantas asegura a Business Insider que incluyó por error a Hong Kong y Taiwán como países en su página web.

"Debido a un descuido, algunos territorios chinos fueron listados incorrectamente como 'países' en nuestra página web. Estamos corrigiendo este error", explica un portavoz de Qantas a Business Insider.

Las autoridades chinas no contactaron directamente con la aerolínea, que no vuela a otros territorios en disputa. Sin embargo, y según las diferentes informaciones publicadas, fue la propia empresa quien se percató del error durante una revisión programada de la página web. La mayoría de las referencias en la página ya se han actualizado.

No obstante, la revisión ocurre justo después de que la Administración de Aviación Civil China requiriera a Delta Air Lines una disculpa "inmediata y pública" por definir Taiwán y Tíbet como países en la página web de la empresa. La aerolínea respondió diciendo que había cometido un "grave error".

Leer más: Estas son las razones por las que España es segundo destino turístico mundial (y por qué pueden acabar siendo sus debilidades)

La autoridad de aviación civil aseguró entonces que todas las aerolíneas extranjeras con actividad en China deberán revisar todos sus materiales para garantizar que "cumplan estrictamente con las leyes y normas de China para evitar que ocurra algo similar", indica Reuters.

El portal de noticias chino thepaper.cn asegura que 24 aerolíneas incluyen a Hong Kong, Macao y Taiwán como países independientes.

Los portales para la reserva y compra de vuelos también se mueven en un terreno resbaladizo. En el momento en que Business Insider lo comprobó, Skyscanner muestra Hong Kong como una ciudad de China y Taiwán como un país independiente. Skyscanner no ha querido hacer ningún comentario al respecto.

Los minoristas y Silicon Valley tampoco se libran

UNIQLO, entre las empresas extranjeras acusada por China
Andreas Rentz/Getty Images for Uniqlo

El minorista internacional de la la conocida como "moda rápida" Zara es otra de las empresas a las que la Administración del ciberespacio de Shanghái advirtió tras comprobar que Taiwán aparecía como país en su página web. Las autoridades chinas ordenaron a la empresa publicar una disculpa. 

Las autoridades chinas también ordenaron a Zara, que cuenta con 170 tiendas en China, llevar a cabo una "autoinspección" y entregar un comunicado de rectificación. Quedan por concretar otras medidas contra el minorista.

De todos modos, y según ha podido comprobar Business Insider, son varias las compañías que parecen tener dificultades para moverse por las fronteras políticas más controvertidas de Asia.

Uniqlo incluye Hong Kong y Taiwán como países. H&M tenía los dos en una lista desplegable con el resto de países.

Uber también incluye Taiwán, pero con el sufijo "(ROC)", el cual hace referencia a su nombre oficial como parte de la República China. La app de transporte sí que muestra Hong Kong como país. En dos de sus páginas web, Amazon muestra tanto Hong Kong como Taiwán como países. 

Estas empresas no han querido responder de inmediato a nuestras preguntas.

Otras empresas, sin embargo, parecen querer evitar las listas problemáticas. PradaGucci y Airbnb utilizan mapas para mostrar la localización de sus tiendas y sedes, lo que evitar tener que identificar países de forma explícita.

La situación política de Taiwán, tan compleja como polémica

Una imagen de Taipei, Taiwán
Taipéi, capital de Taiwán. Billy H.C. Kwok/Getty Images

La condición política de Taiwán es tan compleja como polémica.

Estados Unidos puso fin a las relaciones diplomáticas con Taiwán en 1979, pero continúa teniendo una "sólida relación no oficial".

El entonces presidente electo de Estados Unidos Donald Trump aceptó una llamada telefónica del presidente de Taiwán en 2016. China, en consecuencia, presentó una queja diplomática formal. En diciembre de 2017, Trump firmó una ley que permite a los buques de la armada estadounidense recalar en Taiwán, lo que provocó la protesta de China por lo que consideraba una interferencia en sus asuntos internos.

Leer más: Trump no tiene ningún "botón nuclear": esto es lo que necesita en realidad

A pesar de ello, Trump ya había reconocido previamente la necesidad de respetar la posición de China en Taiwán a cambio del apoyo político del gigante asiático.

Trump aseguró a los periodistas el año pasado que no volvería a hablar con el líder de Taiwán a menos que aclare antes la situación con el presidente de China, Xi Jinping. Lo hizo, explicó el presidente, porque el dirigente chino ayuda a los EE. UU. con un "gran tema", lo que se interpretó como el apoyo de China a Estados Unidos frente a Corea del Norte.

Te puede interesar