Viaje al interior del Zara de Plaza España, una tienda a la vanguardia de la tecnología que marca el nuevo rumbo de Inditex

En imagen, entrada de la tienda Zara de Plaza España, en Madrid.
En imagen, entrada de la tienda Zara de Plaza España, en Madrid.

Zara

Espacios amplios y cargados de autonomía para el cliente: así es la tienda de Zara que este viernes 8 de abril abre sus puertas y se convertirá en el enclave que marca el nuevo rumbo comercial de la compañía, ya con Marta Ortega al timón.

La reformada Plaza de España de Madrid es la ubicación elegida por la empresa fundada por Amancio Ortega para inaugurar su tienda más imponente: una de las más grandes a nivel mundial y la más avanzada tecnológicamente dentro del gigante textil. 

En imagen, localización de la nueva tienda de Zara.

En concreto, el establecimiento, que dispone de más de 7.700 metros cuadrados de superficie construida y algo más de 3.800 de uso comercial, estará dividido en 4 plantas ocupadas por las colecciones de moda de mujer, hombre e infantil.

La línea de Mujer, la más importante de la enseña, se ubicará tanto en la primera como en la segunda planta. La de Caballeros lo hará en la planta 3, mientras que en la planta -1 estará la sección de Niño.

En imagen, espacio comercial de la colección de Mujer en la nueva tienda Zara.

El espacio restante —más de 3.800 metros cuadrados— lo ocupará un sótano que funcionará como almacén. Una pieza clave para dar cabida a todas las funcionalidades que brinda Inditex en este nuevo espacio.

Marta Ortega toma el timón de Inditex: la hora de la heredera

Con la nueva tienda, la experiencia del cliente irá un paso más allá al contar con un nuevo sistema para la reserva de probadores en el propio local, la localización de artículos o zonas de autocobro.

En imagen, nueva funcionalidad para la reserva de probadores.

La intención, con esta apertura, es abrir camino en el nuevo paradigma comercial del grupo: Inditex Open Platform (IOP). Un nuevo marco que busca que cualquier cliente pueda comprar lo que quiera en el tiempo y la forma que mejor le convenga.

A raíz de esta estrategia, Inditex afrontó su metamorfosis comercial y tomó la decisión de absorber 1.200 establecimientos, la mayor parte de ellos en España, con el cierre de entre 250 y 300 puntos de venta. La optimización está en su fase final y el grupo, al cierre de 2021, ya disponía de 352 tiendas menos que un año antes.

Una tienda pensada para ser la palanca del canal online...

Las ventas digitales del grupo, con especial atención a Zara, se elevaron en 2021 hasta los 7.500 millones de euros, un 14% más que su año más dorado, cuando vivieron un alza sin precedentes del 77% y se convirtieron en el salvavidas tras el zarpazo que la pandemia dio sus cuentas

El e-commerce representa ya el 25,5% de la facturación del grupo y las expectativas pasan por que su peso supere el 30% para 2024. 

Todo este brillo explica por qué la nueva tienda quiere seguir siendo una palanca clave y se ha convertido en el "primer punto físico que incluye todo el paquete tecnológico existente en grupo".

Entre estas funcionalidades, una de las más relevantes es, sin duda, el servicio Pay&Go. Desde la compañía precisan que este sistema busca "recrear una cesta virtual pero sin salir del punto físico".

En imagen, espacio de autocobro y desalarmado de forma autónoma para el cliente.

El cliente en tienda puede adquirir las prendas escaneándolas a través de la aplicación móvil y tramitar su compra en solo 2 pasos: pagando de forma online y pasando por un punto para el retirado de alarmas, sin necesidad de pasar por la caja general.

Cuán importante es la venta digital se evidencia también en la creación de un punto automático de devoluciones online y otro para las compras a través de un silo robotizado con capacidad para operar hasta 1.500 pedidos.

En imagen, punto de recogida de pedidos online sin necesidad de pasar por caja.

... pero con espacios exclusivos para la venta física

La tienda, que dispone de una plantilla de unos 200 empleados, también pone en relieve la compra física, pero lo hace con otra oferta: puntos exclusivos y el pago dentro de los mismos. 

En concreto, el nuevo espacio dispone de áreas específicas dedicadas a los lanzamientos de producto más la web de Zara—.

En la imagen, espacio exclusivo dedicado a la lencería.

Asimismo, esta operativa también se aplica a la línea de cosmética Zara Beauty —disponible solo online y en tiendas seleccionadas—, a la colección de equipamiento deportivo Athleticz y a una zona de calzado y complementos. 

El espacio reservado para la sección de cosmética.

"Estos espacios boutique, además de presentar diseño interior y mobiliario diferenciado, están dotados de zonas adyacentes de reposición y puntos de autocobro", precisa la compañía.

Por último, destaca una área reservada para presentar la segunda entrega de la colección Origins: una línea de prendas atemporales fabricadas, explica el grupo, con los más altos estándares de calidad y que se lanza este jueves de forma online y tiendas seleccionadas en todo el mundo. 

Otros artículos interesantes:

Esto es lo que recibirá Pablo Isla como finiquito por su salida de Inditex: indemnización, cláusula de no competencia y otros detalles

Inditex sigue reinando: en 2021 ganó un 9% más que sus principales rivales juntos

Rusia es solo el principio: por qué el efecto dominó del conflicto en Ucrania obligará a Inditex a redefinir su hoja de ruta para 2022

Te recomendamos