Pasar al contenido principal

ZTE deja de vender móviles en todo el mundo mientras recurre la prohibición comercial de Estados Unidos

zte
flickr

ZTE ha anunciado el cese de las principales actividades operativas de la compañía mientras recurre la prohibición comercial impuesta por Estados Unidos, según se desprende del comunicado publicado en su web oficial.

El departamento de Comercio de los Estados Unidos ordenó a mediados del pasado mes de abril que dejaran de suministrar durante 7 años componentes a la china ZTE, la cuarta marca de teléfonos móviles más grande del país por cuota de mercado.

La Administración Trump tomó esta decisión en base al envío ilegal de bienes y tecnología estadounidense a Irán por parte de ZTE, que ya fue multada con una sanción económica de 1.200 millones de dólares y se comprometió a despedir a cuatro altos ejecutivos además de imponer sanciones a otros 35 empleados, algo que según Estados Unidos no ha cumplido.

El bloqueo a ZTE es un capítulo más de la guerra comercial que mantienen Estados Unidos y China en lo que va camino de convertirse en una "guerra fría" tecnológica tal y como describe el New York Times.

ZTE afirma en el comunicado que todavía tiene suficiente dinero y que la compañía está "comunicándose de forma activa con los departamentos gubernamentales pertinentes de los Estados Unidos para facilitar la modificación o reversión de la orden". 

Leer más: Las razones de China a favor y en contra para la guerra comercial con Estados Unidos

Con el cese de las operaciones, la empresa parece haber cerrado sus tiendas online oficiales así como sus canales oficiales en Alibaba, según informa Reuters. Todavía, eso sí, se siguen vendiendo móviles de ZTE por el stock del que disponen algunos establecimientos, e incluso el Nikkei Asian Review sostiene que algunas operadoras en China siguen vendiendo teléfonos ZTE en sus tiendas. 

Los enlaces a la tienda online oficial de ZTE en España han desaparecido en los últimos días, al igual que la versión en español de su web oficial corporativa que ahora solo se puede visitar en inglés o chino. 

Se espera que la compañía sufra un impacto significativo en su negocio de dispositivos, ya que se bloqueará el acceso al hardware clave de compañías como Qualcomm y potencialmente el uso del software Android de Google.

La compañía se verá obligada a fabricar dispositivos más rudimentarios con tecnología menos avanzada. La compañía ya declaró que la medida amenazaría gravemente su supervivencia y advirtió que causaría daño, no solo a ZTE, sino a diferentes "socios de la compañía, incluyendo un gran número de empresas estadounidenses". 

Esta medida no hará sino aumentar los esfuerzos de China por dejar de depender de empresas extranjeras a nivel tecnológico.

Te puede interesar