Pasar al contenido principal

Zuckerberg insiste en que él es la persona adecuada para dirigir Facebook, a pesar de los últimos escándalos

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook
Reuters / Stephen Lam
  • Zuckerberg asegura que, a pesar de los escándalos de los últimos meses, él es la persona adecuada para liderar Facebook. 
  • Estas declaraciones se han producido tras un polémico reportaje publicado en The New York Times, en el que se revelan los cuestionables procedimientos internos que ha seguido la multinacional con respecto a las polémicas sobre la privacidad de los usuarios y las fake news.
  • Además, también niega que él o Sheryl Sandberg, su mano derecha, supieran algo sobre la contratación de Definers Public Affairs, una compañía que se dedicaba a pagar por artículos que desprestigiaban a la competencia.

No hay día que el mundo se levante sin un escándalo de Facebook. Sin embargo, Mark Zuckerberg, fundador y CEO de la plataforma, asegura que él sigue siendo la persona adecuada para liderar la red social.

Estas declaraciones del líder de la multinacional se han producido tras la publicación de un reportaje de The New York Times en el que se revelan los procedimientos internos que ha seguido la compañía con respecto a las polémicas relacionadas con la privacidad, las fake news o Donald Trump. 

En el artículo, en el que han participado cinco periodistas y se han entrevistado a más de 50 personas, se pone de manifiesto que Sheryl Sandberg —mano derecha de Zuckerberg— era plenamente consciente de la intromisión rusa sobre las elecciones de Estados Unidos pero no hizo nada al respecto por considerarlo "una interferencia menor". 

Leer más: Hemos publicado dos anuncios falsos haciéndonos pasar por Cambridge Analytica, y Facebook ha sido incapaz de detectar el fraude

Pero eso es sólo la punta del iceberg del reportaje. Los testimonios de los entrevistados aseguran que la posición de la compañía fue poco transparente al respecto y, para desviar la atención, decidió contratar a Definers Public Affairs (DPA), que a su vez habló con NTK Network para publicar decenas de artículos en contra de Apple y Google. ¿Por qué? Para desviar la atención de las polémicas acusaciones en torno a su negocio. En resumen, lo que se conoce como una cortina de humo.

Al mismo tiempo, Zuckerberg iniciaba una campaña más conciliadora con el público testificando en el Congreso de los Estados Unidos, así como en el Parlamento Europeo. Sin embargo, no fue suficiente y esto hizo que la junta de accionistas se dividiera y comenzara a pedir su dimisión

¿Qué hizo Facebook? Volver a hablar con Definers Public Affairs para atacar, a través del medio mencionado anteriormente, a George Soros, un empresario muy crítico con Google y Facebook.

Sandberg acabó testificando en el Senate Intelligence Committee sobre lo ocurrido y todo parecía seguir sobre ruedas... hasta ahora.

Zuckerberg dice que no sabía nada

Zuckerberg, de nuevo vuelve a ser polémica por querer desahuciar a 300 personas

A raíz del reportaje publicado por The New York Times, Zuckerberg ha realizado una rueda de prensa en la que ha asegurado que no sabía nada de la contratación de Definers Public Affairs por parte de Facebook.

"Alguien del equipo de comunicación debió contratar a esta compañía, pero yo me enteré de ello cuando leí el artículo del NYT. Lo mismo ocurrió con Sheryl Sandberg, quien tampoco tenía ni idea", explica

Además, el directivo quiso dejar claro que sentía un "tremendo respeto" por George Soros y que, en el momento en el que se enteró de esta campaña contra el directivo, ordenó que no se volviera a trabajar con DPA.

Pero entonces, ¿quién contrató a esta firma? Aún es un misterio

Leer más: Facebook habría inflado hasta un 900% los datos de sus vídeos y, de ser cierto, su modelo de negocio estaría bajo sospecha

Sin embargo, lo que está claro es que Zuckerberg sigue estando convencido de que él es la mejor persona para liderar la compañía.

"Creo que estamos haciendo las cosas bien para arreglar los problemas que tenemos. Desafortunadamente, cuando te dedicas a negocios de esta magnitud, a veces, las soluciones tardan en llegar. Y no creo que ni yo ni cualquier otra persona que estuviera en mi lugar pudiera poner la mano en el fuego por tener resueltas todos estos asuntos en menos de 6 meses. No es la primera vez que tenemos que tratar con situaciones de estas características", destaca.

En otras palabras: arreglar los problemas de Facebook lleva su tiempo, y él ha sido el responsable de que la rueda siga girando después de todas las crisis que ha tenido

Además, ha añadido que esta situación es "dolorosa" para él y que no le gusta no poder dar el servicio que merecen los usuarios.

Mark Zuckerberg Flickr

En cualquier caso, lo que está claro es que este tipo de noticias no le vienen bien a la compañía, ya que después de escándalos como el de Cambridge Analytica, los perfiles sombra o el hackeo de más de 50 millones de cuentas, los usuarios y anunciantes de la plataforma están empezando a abandonar la red social

La suma de escándalos ha terminado por hartar a algunos accionistas y hay quien quiere destituir a Zuckerberg de su puesto como CEO de la empresa.

Sin embargo, la decisión última la tiene el directivo porque es una empresa que cotiza en bolsa y él posee el 60% de las acciones de la compañía.

Por lo tanto, no parece probable que estos inversores se vayan a salir con la suya, pero sí que es un acto simbólico que podría afectar al valor de los títulos.