Pasar al contenido principal

10 ciudades que ya han prohibido los coches (o los prohibirán pronto)

ciudades movilidad más sostenible
Wikimedia Commons

La inminente puesta en marcha de Madrid Central, la zona libre de coches de la capital, ha traído cola esta semana: Ciudadanos ha presentado una proposición no de ley para paralizarlo, el PP otra y la Comunidad de Madrid, también del PP, ha cargado contra el Ayuntamiento diciendo que lo llevará a los tribunales si no recula. La puesta en marcha definitiva está prevista para el 30 de noviembre.

Madrid no es ni la primera ni la única ciudad del mundo en plantarle cara a los coches. En los últimos años, muchas han tomado conciencia de que necesitan reducir las emisiones de CO2 y, siendo los coches la principal fuente emisora, han empezado a ponerles restricciones.

¿Cómo lo hacen? ¿Se parecen sus actuaciones a las de Madrid o no? Aquí tienes diez ciudades, con sus diez medidas para limitar el tráfico de coches, que ya se lo están poniendo difícil.

Londres cobra 13 euros diarios a los que quieren entrar al centro

Londres. Reino Unido.
Getty Images

En 2003, Londres introdujo la llamada 'tarifa de congestión' (en inglés, congestion charge). Empezó cobrando 5 libras por entrar a la zona central y lo ha ido subiendo hasta las 11,5 libras (12,9 euros) actuales.

La tarifa se aplica solo de lunes a viernes y de 7 de la mañana a 6 de la tarde. Se paga por internet antes de entrar: una vez dentro, una flota de 230 cámaras graba los coches y sus matrículas para vigilar que todo el que entra ha pagado. La multa si lo incumples es de 100 libras.

Recientemente, además, dos distritos de la ciudad - Hackney e Islington - han prohibido la entrada de coches de gasolina, diésel e híbridos antiguos a sus calles.

Roma tiene varias zonas restringidas y prohibirá los diésel en 2024

Roma. Italia.
Getty Images

El centro de Roma está lleno de "zonas de tráfico limitado" que prohíben la entrada a los coches, también monitorizadas por cámaras para poner multas de entre 84 y 335 euros si entras con el coche. Cierran, como en Londres, los días de diario en horario laboral de 6.30 a 18.00 y los sábados por la mañana. Su objetivo es reducir la contaminación.

En 2024, además, la ciudad prohibirá a todos los coches diésel entrar al centro.

París ha peatonalizado muchas calles, incluida la ribera del Sena

París. Francia.
Getty Images

En abril de 2017, París abrió el parque de la ribera del Sena a los peatones. Varios grupos de motoristas y políticos de derechas acudieron a los tribunales en su contra y una sentencia dijo en febrero de este año que el proceso de peatonalización no había seguido el procedimiento correcto, dejando abierta la posibilidad de devolver el espacio a los coches. Pero la justicia acaba de determinar que la ribera debe seguir siendo de los peatones.

La ciudad lleva varios años "reconquistando" (como su propia alcaldesa, Anne Hidalgo, dice) y peatonalizando calles. Además, el primer domingo de cada mes cierra los Campos Elíseos a los coches.

Oslo los prohibirá permanentemente en 2019

El centro de Oslo (Noruega), visto desde el Palacio Real
Getty Images

Oslo se plantea prohibir permanentemente todos los automóviles en el centro de la ciudad en 2019, seis años antes de que entre en vigor la prohibición en todo el país. La capital noruega invertirá en transporte público y pondrá carriles para bicicletas.

Pontevedra fue pionera: declaró la guerra a los coches en el 99

Pasarela peatonal de Pontevedra
Pasarela peatonal de Pontevedra

Pontevedra empezó a invertir la tendencia hace veinte años y hoy el 70% de los desplazamientos se hacen a pie o bicicleta. Más allá de cerrar el centro a los coches y peatonalizar un par de grandes vías, la ciudad eliminó plazas de aparcamiento, peatonalizó 1,3 millones de metros cuadrados y creó el Metrominuto, un mapa esquemático como el del metro pero para peatones que indica cuánto se tarda andando de un punto a otro de la ciudad. 

Barcelona prohibirá los vehículos más contaminantes en 2020

La Sagrada Familia en Barcelona
Pixabay

Además de crear las supermanzanas - manzanas agrupadas cerradas a los coches que devuelven espacio a la gente - Barcelona prohibirá la circulación a vehículos sin la etiqueta DGT (los más contaminantes) en 2020 y en casi toda la ciudad.

Copenhague lleva años quitando coches para dejar espacio a las bicis

ciudades movilidad más sostenible
Wikimedia Commons

La capital danesa es la ciudad más amigable para las bicicletas del mundo. Durante años, se les ha dado prioridad sobre los coches y se ha invertido en infraestructuras (carriles bicis, rampas, puentes ciclistas) para fomentar su uso. Habrá más: su alcalde propone prohibir todos los coches diésel a partir de 2019 para mejorar la calidad del aire. El país entero quiere hacer lo mismo a partir de 2030.

Bruselas tiene la segunda zona sin coches más grande de Europa

Bruselas. Bélgica.
Getty Images

La mayoría de calles que rodean la plaza de Bruselas, la bolsa y la Rue Neuve (una de las principales vías comerciales) siempre han sido peatonales. Constituyen la segunda zona libre de coches más grande de Europa, después de Copenhague.

"Pico y placa" en Bogotá para quitar coches de las calles... desde 1998

Bogotá, capital de Colombia
Bogotá, capital de Colombia Getty Images

El "pico y placa" empezó en 1998 en Bogotá. Es una medida para reducir la cantidad de coches en las vías que consiste en restringir la circulación en las horas "pico" de ciertos vehículos según el último número de su "placa" (la matrícula). Para aplicarlo, cada año se publican las normas: por ejemplo, este año las matrículas que terminan en 0, 2, 4, 6 u 8 tendrán 'pico y placa' los días pares del mes. Y viceversa. 

La medida se ha extendido a otras ciudades colombianas, como Medellín o Cartagena.

San Francisco los prohibirá en una de sus calles principales, Market Street

San Francisco
Bancos en San Francisco

La idea se planteó en diciembre del año pasado. Ahora, la agencia de transporte de la ciudad está sondeando a los comerciantes de la zona para que, si se implementa la medida, no les suponga un problema en la carga y descarga. El informe se presentará a finales de este año o principios del siguiente.

Y además