Pasar al contenido principal

11 ideas locas que hicieron ricos a estos emprendedores

Furby, the nonsense-talking, furry, hamster-mixed-with-an-owl electronic toy, took over the 90s, but its popularity dropped off quickly thereafter. However, Furby remained a hot toy long enough to make $500 million annually at its
The Asahi Shimbun via Getty Images)
  • Algunos emprendedores se han hecho de oro con sus ideas extravagantes para productos, juguetes, paginas web y más.
  • Mientras que modas como Beanie Babies y Furby van y vienen, si el momento es el correcto, puede encontrarse una mina de oro.
  • Estas son 11 ideas que hicieron de oro a sus creadores.

Muchas personas tienen ideas que valen un millón de dólares, pero rara vez las llevan a cabo. Los errores pueden suponer a veces una mina de oro, si es el momento adecuado.

Para los emprendedores, una buena idea puede resultar extraordinariamente fructífera, incluso si es tan tonta como algo como el Snuggie. El Slinky, por ejemplo, nació después de que un ingeniero naval cometiera un error torpe; mientras tanto, el Furby fue creado después de que su creador conociera a los Tamagotchis, y sintiera una necesidad abrumadora de acariciarlo.

Echa un vistazo a las ideas que hicieron ricos a sus creadores.

Beanie Babies, creados por Ty Warner en 1993, fue la moda de juguetes de peluche llenos de bolitas de plástico de los años 90. Según las noticias, Warner's Ty Inc. ganó 700 millones de dólares en un año, vendiendo los Beanies a 5 dólares. Para 1999, la compañía ya tenía más de 1.000 millones de dólares por ventas

Beanie Babies, created by Ty Warner in 1993, were the plush, bean-filled toy fad of the 90s. Warner's Ty Inc. reportedly made $700 million in one year, selling the Beanies for $5 a piece. By 1999, the company had over $1 billion
AP/Peter Barreras

Warner tomó la decisión de no vender los juguetes en cadenas nacionales como Toys-R-Us y Walmart, impulsando el mercado en tiendas pequeñas e independientes, desatando el caos.

Algunas tiendas incluso recibieron instrucciones de Ty Inc. de no vender más de cierta cantidad a un cliente. Los beanies triunfaban en el mercado de reventa, muchos de ellos con precios de cinco cifras.

Desde su creación, se estima que Beanie Babies ha podido aportar casi 6.000 millones de dólares a Warner. Hoy, Warner tiene un patrimonio neto de más de 2.000 millones de dólares.

Fuente: The New York Times, The New York Times,Forbes

Alex Tew tuvo la idea de crear The Million Dollar Homepage cuando era un universitario de 21 años. Vendía 1 millón de píxeles en espacio de publicidad por 1 dólar. ¿Cuánto ingreso? Lo has adivinado

Alex Tew had the idea for The Million Dollar Homepage when he was a 21-year-old college kid. He would sell 1 million pixels for $1 a piece in advertising space. The profit? You guessed it.

The Million Dollar Homepage se "vendió" tan solo 4 meses después de que se lanzara en 2005. Todo se produjo porque Tew estaba interesado en ganar dinero y también asistía a la Nottingham University en Inglaterra. Después de que la pagina comenzara a ganar atención de los medios de comunicación y se comprara todo el espacio publicitario, abandonó la universidad y comenzó su carrera como emprendedor en serie.

Desde entonces, ha sido cofundador de la nueva aplicación de meditación y unicornio de mil millones de dólares, Calm.

Fuente: BBC News, Business Insider

¿Y si pudieras vestirte con una manta? Scott Boilen, presidente of Allstar Products, tuvo esa misma idea, lo que se tradujo en Snuggie. Desde 2008, mas de 30 millones de Snuggies se han vendido, lo que supone unos ingresos de 500 millones de dólares

What if you could wear a blanket? Scott Boilen, president of Allstar Products, had the same idea, resulting in the Snuggie. Since 2008, over 30 million Snuggies have been sold, raking in over $500 million.
People wearing Snuggies blankets pose for a photo at a Snuggies pub crawl in Denver April 25, 2009. REUTERS/Rick Wilking

Muchas personas recuerdan los anuncios estúpidos en los primeros años de Snuggies: una familia en un partido, todos envuelto en Snuggies azules, rodeado de otros abrigados con abrigos, gorros y bufandas, aplaudiendo y levantando los brazos.

Pero algunos otros recuerdan Slanket, que apareció en el canal de compras QVC y en la publicación SkyMall años antes de Snuggie.

"Habíamos visto productos como estos en catálogos durante un tiempo, incluso antes de que saliera Slanket, creo", dijo Boilen a The New York Times en 2009.  Y pensamos que si podíamos poner un comercial inteligente detrás de él y ofrecerlo a un mejor precio, entonces la gente lo compraría ".

Y claramente, funcionó.

Fuente: CNBC, The New York Times

El Slinky, creado por accidente por Richard James, se encuentra ahora en el Salón de la Fama del Juguete, con más de 350 millones vendidos y ganancias de 3.000 millones de dólares

The Slinky, created by accident by Richard James, is now in the Toy Hall of Fame, with over 350 million sold and profits reaching $3 billion.
Robert Haynes-Peterson

James dejó caer un resorte de tensión con el que estaba trabajando y lo vio deslizarse por el suelo, y así nació el Slinky. Sin embargo, en realidad no sucedió tan rápido: James pasó más de dos años desarrollando la resistencia del juguete y experimentó con diferentes fórmulas para encontrar el juguete perfecto que se imaginaba en su cabeza. Su esposa, Betty, pasó a dirigir el negocio de Slinky cuando el se mudó a Bolivia para unirse a una secta. Betty murió en 2009.

En su obituario, The New York Times reveló que la cantidad de Slinkys que se vendieron podria dar la vuelta al mundo más de 150 veces.

Fuente CNBCThe Atlantic, The New York Times

Gary Dahl, un ejecutivo de publicidad, era conocido por hacer bromas Después de escuchar a sus amigos hablar sobre lo complicado que era cuidar una mascota, creó la Pet Rock en 1975, que le hizo llegar casi 6 millones de dólares al bolsillo

Gary Dahl, an advertising executive, was known to joke. After listening to his friends talk about the perils of taking care of a pet, he created the Pet Rock in 1975, putting nearly $6 million in his pocket.
Getty Images

Él vendió las rocas como mascotas "sin complicaciones", con un manual de entrenamiento y una caja de cartón creada para imitar un portador de mascotas. Las rocas fueron un exito instantáneo y se convirtieron en una de las mejores modas de todos los tiempos. Dahl intentó replicar el éxito de su Pet Rock con otras empresas, aunque todo lo demás fracasó eventualmente, incluido un libro sobre la "historia no contada" detrás de la mascota de broma. 

Fuente: The New York Times, The Mercury News

Furby, el juguete electrónico que habla sin sentido, peludo, mitad hámster mitad búho, dominó los años 90, pero su popularidad disminuyó rápidamente a partir de entonces. Sin embargo, Furby siguió siendo un juguete interesante el tiempo suficiente como para ganar 500 millones de dólares en su mejor momento

Furby, the nonsense-talking, furry, hamster-mixed-with-an-owl electronic toy, took over the 90s, but its popularity dropped off quickly thereafter. However, Furby remained a hot toy long enough to make $500 million annually at its
The Asahi Shimbun via Getty Images)

Dato curioso: la Agencia de Seguridad Nacional prohibió los Furbies en su oficina en 1999, según un artículo de la CBS con la misma fecha, diciendo que el juguete de los niños era un "espía de fabricación china" con la capacidad de escuchar las conversaciones relacionadas con la inteligencia.

Los Furbies no tienen la capacidad de grabar, según Roger Shiffman, el hombre que dirige Tiger Electronics, que fabrica el juguete. Sin embargo, se sabe que a menudo fallan, hablan, caminan y vibran sin motivo, a veces en medio de la noche.

Fuente: Thrillist,CBS

En la década de 1980, Scott Stillinger inventó la pelota Koosh, una bola gomosa con fibras de colores por todas partes. Hasbro compró la Koosh Ball por 100 millones de dolares en 1997. La revista Time lo nombró como uno de los mejores juguetes de todos los tiempos

In the 1980s, Scott Stillinger invented the Koosh Ball — a rubbery ball with colorful fibers all over it. Hasbro bought the Koosh Ball for $100 million in 1997. Time magazine named it one of the greatest toys of all time.
Koosh Ball inventor Scott Stillinger playing with several of his ball-shaped blobs while submerged in swimming pool outside his home. Acey Harper/The LIFE Images Collection/Getty Images

La Koosh Ball surgió de un deseo de crear algo con el peso ideal, según un artículo de 1995 en Los Angeles Times.

A medida que la compañía de Stillinger crecia, también lo hacia el tamaño de las pelotas Koosh. Todavía puedes encontrar más de una docena de variedades de la pelota Koosh. Y en 1995, el negocio ya estaba funcionando bien: OddzOn, el fabricante original del juguete, dijo que "millones y millones" se han vendido a 5 dólares cada una.

Fuente: Time, Los Angeles Times

Big Mouth Billy Bass, el famoso pez parlante que colgaba en garajes y salas de estar, fue creado por Gemmy Industries en 2000 y llegó a ganar millones. Aunque los ingresos nunca fueron revelados, algunas informaciones estiman que los ingresos del mejor regalo de broma de la década fueron de 100 millones de dolares

Big Mouth Billy Bass, the famed talking fish known for hanging inside garages and living rooms, was created by Gemmy Industries in 2000 and went on to make millions. Though revenue was never disclosed, some reports estimate the

Fueron dos años de retoques hasta que el creador Joe Pellettieri logró que Billy Bass fuera perfecto: la cabeza en movimiento, la cola motorizada y la boca, todo en perfecta armonía mientras cantaban Don't Worry, Be Happy y Take Me to the River. 

Hoy puedes escucharlo en la voz de Alexa de Amazon por 40 dólares. 

Fuente: Entrepreneur, TechCrunch,The Hustle

Ken Hakuta se convirtió en millonario en 1985 por su Wacky Wall Walker, un juguete de ocho brazos que se asemeja a un pulpo, que cuando está pegado a la pared, parece que camina mientras la gravedad lo atrae. Se vendieron millones

Ken Hakuta became a millionaire in 1985 for his Wacky Wall Walker — an eight-armed, slimy toy resembling an octopus, that, when stuck to the wall, looked like it was walking as gravity pulled it down. Millions were sold.

Pero a Hakuta no se le ocurrió la idea del juguete en sí. Él compró los derechos para el juguete original chino que su madre le envió por 100.000 dólares y comenzó a comercializarlo en el área de D.C.

Las ventas se arrastraron hasta que un reportero de The Washington Post tropezó con su producto y escribió sobre él. El artículo comenzó una de las mejores modas de marketing de todos los tiempos. En solo unos pocos meses, se vendieron más de 240 millones, lo que le proporcionó a Ken unos 80 millones de dólares.

Durante años, podías encontrar el juguete en cajas de cereales, como Corn Pops, pero hoy puedes encontrarlo en Amazon y en algunas tiendas de juguetes independientes.

Fuente: The Washington Post

La Chia Pet, figuras de arcilla llenas de agua y cubiertas con semillas de las que brota vegetación, es un ícono cultural. Puedes comprar una Chia Pet de un perro, un gato, un conejito o incluso del presidente. La compañía vende 500.000 cada temporada de vacaciones. A 16 dolares cada una, eso significa millones de dólares cada año

The Chia Pet — clay figures filled with water and coated in seeds that sprout greenery — is a cultural icon. You can buy a chia pet of a dog, cat, bunny, or even the president. The company sells 500,000 every holiday season. At

La hierba mexicana chía explota en grandes brotes de verde cuando se riega.

El creador Joe Pedott atribuye la idea a su hogar en San Francisco y una carnicería del mismo nombre, lo que desembocó en un anuncio en el que la canción cantaba "¡ch-ch-ch-Chia! escuchado durante años en la televisión hasta bien entrados los años 2010. El juguete incluso fue incluido en una cápsula de tiempo del New York Times.

Fuente: Smithsonian Magazine

En 1963, Harvey Ball dibujó una cara sonriente en un círculo y coloreada de amarillo por 45 dólares para decorar botones e insignias. Sin embargo, nunca registró el diseño. Hoy en día, SmileyWorld posee el diseño y gana más de 250 millones de dólares al año

In 1963, Harvey Ball drew a smiley face outlined with a circle and filled with yellow for $45 to liven up buttons and badges. He never trademarked the design, though. Today, SmileyWorld owns the design, and makes over $250 million

Ball primero dibujó la cara sonriente para el cliente de su compañía de relaciones públicas, State Mutual Life Insurance. El único dinero que obtuvo con el simple boceto fue la cantidad de dos cifras en dólares que ganaron vendiéndolo al cliente.

Dos hermanos, Bernard y Murray Spain, tropezaron con el potencial del smiley. Con el deseo de abrir una tienda de artículos novedosos, Bernard y Murray compraron los derechos legales de la marca junto con la etiqueta: "Que tengas un buen día". Los hermanos comenzaron a poner la imagen en todo lo posible, incluyendo la famosa bolsa.

Fuente: VICE

Y además