Pasar al contenido principal
logo LG

5 características imprescindibles en un monitor gaming en 2019

ofrecido por LG

5 características imprescindibles en un monitor gaming en 2019

Todo el equipamiento para gaming requiere unas características específicas que mejoran tu experiencia a la hora de jugar, pero el monitor es uno de los elementos clave para conseguir el mejor rendimiento en juegos.

LG GK950G, el último monitor gaming ultrapanorámico de LG, es el ejemplo perfecto sobre el que repasar cuales son las 5 características imprescindibles en un monitor gaming en 2019.

Mayor campo de visión para evitar sorpresas

En determinados juegos, como en los de conducción o en los FPS, disponer de un mayor campo de visión supone una ventaja estratégica sobre el terreno de juego.

Una pantalla ultrapanorámica de 34 pulgadas, como la del LG GK950G, te proporciona una mayor apertura visual del terreno de juego, es decir, ves una mayor superficie de juego en la ventana de juego, por lo que te resultará más fácil ver venir a tus enemigos y evitar que te sorprendan desde los flancos.

Este mayor campo de visión se acerca más al que pueden abarcar tus ojos en la realidad, por lo que las imágenes que se muestran en el monitor son más realistas, un punto a tener en cuenta a la hora de jugar a simuladores de conducción.

5 características imprescindibles en un monitor gaming en 2019

Además, usar un monitor con formato ultrapanorámico de 21:9 proporciona con un 32% más de superficie de pantalla te permite mostrar en varias aplicaciones simultáneas pantalla con la función Screen Split con la que podrás organizar rápidamente las ventanas para aprovechar mejor toda superficie del monitor.

Este incremento en la superficie útil de pantalla te hará más productivo evitando tener que conmutar constantemente entre ventanas.

Más rápido, más preciso, más letal

En juegos tan frenéticos como los shooters, la diferencia entre una derrota y una victoria se mide en los milisegundos menos que tardas en derribar a tu enemigo. Si parpadeas serás tú el derrotado.

Por ello, conviene contar con un monitor lo más rápido posible, capaz de dar la talla tanto en tasa de refresco como en tiempo de respuesta. En el caso del LG GK950G nos encontramos con una frecuencia de refresco de 120 Hz, frecuencia que ya se ha establecido como estándar en los esports.

Esta frecuencia te permite obtener gráficos más nítidos al moverte con rapidez, y apuntar a tus objetivos con mayor precisión ya que el monitor es capaz de mostrar el doble de imágenes por ciclo que los monitores convencionales de 60 Hz. Sin estelas ni desenfoque que te reste eficiencia durante el juego.

Imágenes más realistas para meterte en el juego

En juegos como The Witcher 3 o Assassin’s Creed el escenario en el que se mueve el personaje es un elemento clave para que el jugador se meta en la historia. No solo sirve para poner al protagonista de la historia en contexto, sino que sus cinemáticas suponen una pequeña obra de arte en sí mismas que debe contemplarse con la mejor calidad.

Esta inmersión visual en la historia que proporciona el entorno en el que se mueve el personaje solo se consigue eligiendo un monitor capaz de mostrar colores fieles y realistas.

5 características imprescindibles en un monitor gaming en 2019

Solo un monitor con tecnología NanoIPS, calidad HDR y perfiles de color cinematográficos conseguirá obtener la máxima calidad de imagen y lograr que te sientas dentro del juego.

La tecnología NanoIPS emplea nanocristales que filtran y potencian la pureza de los colores que se muestran en pantalla, de forma que los colores mantienen toda la intensidad que deberían tener.

Por su parte, el soporte para HDR ya no es solo cosa del contenido cinematográfico y es cada vez más habitual entre los videojuegos. Si tu monitor cuenta con HDR el rango dinámico de las imágenes mejorará considerablemente y con ello su calidad.

Una pieza clave para conseguir HDR en los videojuegos con los que obtener gráfico con un mayor rango dinámico es contar con un monitor gaming que pueda representar los colores en un espacio de color más amplio como los que proporciona el espacio DCI–P3 que se utiliza en la industria cinematográfica y cada vez más en los nuevos títulos.

Perfecta integración con el resto del hardware

El secreto para obtener el mejor rendimiento en juegos es lograr que todos los componentes de tu equipo gaming trabajen de forma conjunta sin que ninguno de ellos limite la capacidad del otro.

En este sentido es vital que tu tarjeta gráfica y tu monitor trabajen a la misma frecuencia para que el monitor no limite la potencia de la GPU.

5 características imprescindibles en un monitor gaming en 2019

La tecnología de frecuencia variable G-Sync de NVIDIA sincroniza los fps que genera la tarjeta gráfica con la frecuencia de refresco del monitor de forma que cada fotograma que genera la GPU se convierte en una imagen que se muestra en pantalla, creando unos movimientos más nítidos y fluidos.

Así, si tu tarjeta gráfica es capaz de generar 90 fps en un determinado juego, el monitor ajustará su frecuencia a 90 Hz para que cada fotograma se ajuste al ciclo de refresco del monitor y evitar deformaciones en la imagen y otros artefactos que reducen la calidad de imagen que se muestra.

Escucha"Episodio #11: Juego por streaming - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

Solo los monitores certificados por NVIDIA, como el LG GK950G, pueden utilizar esta tecnología de sincronización ya que es necesario contar con un hardware específico integrado en el monitor que permite esta sincronización dinámica de la frecuencia y los fps de la tarjeta gráfica.

El centro de tu espacio gaming

Un monitor gaming no tiene por qué ser una pieza de fría tecnología, puede contribuir a crear una atractiva atmosfera en tu rincón gaming aportando su granito de estilo y personalidad propia.

El monitor gaming ultrapanorámico GK950G de LG no solo será el centro de atención por su espectacular diseño y sus 34 pulgadas ultrapanorámicas, también formará parte de activa de la decoración ya que integra su propio sistema de iluminación RGB en la trasera del monitor.

Sphere Lighting es un anillo de luz RGB que ocupa gran parte de la superficie trasera del monitor y se encarga sincronizar la luz RGB que proyecta, con los colores que se están mostrando en pantalla en ese momento, de forma que se potencia la experiencia inmersiva de las escenas.

5 características imprescindibles en un monitor gaming en 2019

La esfera de luz de los monitores LG también permite la sincronización de la iluminación RGB integrada con el sonido de los juegos o de la música que se está reproduciendo generando un atractivo efecto de luz que ambientará tu rincón de ocio.

El LG GK950G de 34 pulgadas es, sin duda alguna, un monitor increíble, por lo que LG ampliará su catálogo antes de final de 2019 ofreciendo una nueva versión en 38 pulgadas que no solo ofrecerá una pantalla de mayor tamaño, sino que también funcionará a una frecuencia de 144 Hz y una respuesta de solo 1 ms. Una auténtica bestia para exprimir al máximo tus juegos.

Más:

Branded