7 pasos para tener una hucha para emergencias, incluso empezando desde cero

7 pasos para tener una hucha para emergencias, incluso empezando desde cero
Flickr/Dmitry Smirnov/Strelka Institute
  • Ahorrar dinero en un fondo de emergencia es crucial, ya sea para pagar reparaciones inesperadas de automóviles o costes de atención médica.
  • Sin embargo, según una encuesta de Bankrate.com, el 23% de los estadounidenses no tiene ahorros de emergencia.
  • A continuación, un asesor financiero certificado explica cómo crear un fondo de emergencia, incluso si actualmente está a cero.

Es posible que sepas que deberías tener un fondo de emergencia, pero la pregunta es: ¿lo tienes? Si no lo tienes, no estás solo. Según una encuesta de Bankrate.com a 1,000 adultos realizada en junio, 55 millones de personas, aproximadamente el 23% de los estadounidenses, no tienen nada en un fondo de emergencia, según la CNBC.

Sin embargo, de acuerdo con la encuesta, cuando se trata de aquellos que tienen un fondo de emergencia, sólo el 29% tiene gastos de al menos seis meses ahorrados. Sólo el 18% tiene ahorros de tres a cinco meses, y el 22% tiene menos de tres meses ahorrados. En general, eso no es mucha gente con dinero para emergencias a mano.

"No se sabe cuándo tendrás que arreglar un techo con goteras o cubrir un gasto inesperado", explica Amanda Dixon, de Bankrate, en un correo electrónico a Business Insider EEUU. "Es por eso que tener un fondo para días difíciles es crucial".

Recomienda tener suficientes ahorros de emergencia para cubrir los gastos de seis meses, y sugiere recortar los servicios financieros para cumplir con ese objetivo.

Aquí, un planificador financiero certificado (CFP, por sus siglas en inglés) te guiará paso a paso para ayudarte a crear un fondo para emergencias, sin importar cuánto tenga invertido en él ahora, incluso si actualmente se encuentra a cero.

1. Reconsidera tus gastos mensuales

1. Reconsidera tus gastos mensuales
AP/Joe Nicholson

AP/Joe Nicholson

Antes de poder planificar cuánto dinero poner en tu fondo para emergencias, necesitas evaluar tus finanzas. "Las buenas finanzas personales giran en torno a una práctica clave: la preparación", explica Andrew Westlin, CFP en Betterment, a Business Insider EEUU. "En general, es una buena idea tener un mínimo de tres a seis meses de gastos mensuales cubiertos en tu fondo de seguridad".

Aconseja hacer una estimación de la cantidad mínima de dinero con la que podría vivir mes a mes, incluidos los gastos y facturas totales de lo esencial, como vivienda, servicios públicos, pagos de préstamos, alimentos, ropa, transporte y seguro de salud.

Leer más: 9 pequeñas técnicas cotidianas para ahorrar más dinero

"La suma de esos gastos te dará una buena base de referencia de cuánto necesitas para comenzar con un fondo para emergencias", asegura Westlin.

2. Calcula tu "período para volver al mercado laboral"

2. Calcula tu "período para volver al mercado laboral"
Spencer Platt/Getty Images

Spencer Platt/Getty Images

 

Perder tu trabajo puede ser una de las razones por las que puedes necesitar vivir de tu fondo de emergencia.

"En caso de que pierdas tu fuente principal de ingresos, necesitas tener una idea de cuánto tiempo podrías estar sin ese ingreso", aconseja Westlin. "Una forma de estimar cuánto podrías necesitar es multiplicar tus gastos mínimos mensuales por la cantidad de meses que le puede llevar encontrar un nuevo trabajo".

 

3. Alcanza una meta de ahorro cada mes

3. Prepara una meta cada mes
Lolostock/Shutterstock

Lolostock/Shutterstock

Es esencial establecer metas profesionales y estar en una rutina de ahorro. "Una vez que tengas una idea de tus gastos, considera lo que debes hacer para ahorrar (al menos) esa cantidad cada mes", explica Westlin. "Esto te hará tener el hábito de ahorrar regularmente, haciendo que la tarea sea menos abrumadora".

4. Corta al menos un gasto que sea un capricho

4. Corta al menos un gasto frívolo
Shutterstock

Shutterstock

Te guste o no, es probable que gastes demasiado en ciertas áreas de tu vida, como pedir comida para llevar, ir a un brunch con demasiada frecuencia o mantener un pasatiempo caro.

"Considera dejar una noche de comer fuera de casa o no tomar café antes del trabajo todas las mañanas", aconseja Westlin. "Agrega el dinero ahorrado de ese gasto directamente en tu fondo de emergencia, porque cada dólar puede marcar la diferencia".

5. Determina qué tipo de cuenta es la mejor para tu fondo para emergencias

5. Determina qué tipo de cuenta es la mejor para tu fondo para emergencias
Shutterstock

Shutterstock

Si bien puede ser tentador que tu fondo de emergencia sea parte de tu cuenta corriente o cuenta de ahorros, Westlin lo desaconseja.

"Un fondo de emergencia debe estar separado de tu cuenta bancaria diaria, para que no tengas la tentación de tirar de esos fondos con regularidad", considera. "Para algunos, esto podría ser una cuenta de ahorro de alto rendimiento. En Betterment, recomendamos invertir tu fondo de emergencia en una cartera de inversión de riesgo moderado, como nuestro Fondo de red de seguridad".

Westlin también desaconseja mantener tu fondo de emergencia en efectivo, ya que con el tiempo pierde poder adquisitivo debido a la inflación. "Al invertir estos ahorros de emergencia, puedes participar de las ganancias del mercado y mitigar el riesgo de inflación", explica. "Por supuesto, hay que considerar un riesgo de mercado, por lo que si decides invertir tu fondo de emergencia, te recomendamos que agregues un 30% de reserva a su saldo objetivo para tener en cuenta la fluctuación del mercado".

6. Programa transferencias automáticas

6. Programa transferencias automáticas
Shutterstock

Shutterstock

Es posible que ya automatices tus facturas, así como el dinero que se destina a tus ahorros de cada nómina, por lo que la automatización del dinero a tu cuenta de ahorros de emergencia también tiene sentido financiero.

"La automatización es tu amiga al ahorrar", arguye Westlin. "Usa una aplicación de ahorros en línea, que te permite establecer reglas para las transacciones que realizas y realizará transferencias automáticas en tu nombre".

7. Asegúrate de que el dinero sea accesible

7. Asegúrate de que el dinero sea accesible
Syda Productions/Shutterstock

Syda Productions/Shutterstock

Tu fondo de emergencia no debería ser demasiado accesible, pero tampoco debería estar en una cuenta a la que no puedas acceder en absoluto.

"Si bien no deseas disponer de él regularmente, tu fondo de emergencia debe estar en una cuenta algo líquida a la que puedas acceder con un aviso de pocos días", concluye Westlin.

Otros artículos interesantes:

11 libros que debes leer si realmente quieres ahorrar dinero

12 sencillas maneras de ahorrar dinero inteligentemente cada día, según los expertos