Pasar al contenido principal
logo ceca magan ok

La desconexión digital, un derecho de los trabajadores también en verano

#LegalEstiloCeca

desconexion_digital_vacaciones
Jamrooferpix de ADOBESTOCK
  • El auge de la tecnología ofrece variadas posibilidades de comunicación remota, lo cual puede ser un arma de doble filo en el ámbito laboral, al verse invadida la esfera privada de las personas.
  • La LOPD garantiza el respeto al tiempo de descanso, incluyendo las vacaciones, así como a la intimidad de los empleados.
  • La desconexión digital permite evitar atender los asuntos profesionales fuera de la jornada laboral, regulando por ejemplo la obligación de responder a un correo electrónico de tipo profesional durante el tiempo libre.

La tecnología ha cambiado drásticamente nuestra forma de vida. Entre otros muchos aspectos, también ha modificado la manera en que se trabaja y las relaciones laborales

A día de hoy la distancia entre dos profesionales, o el espacio físico entre dos oficinas de una misma Compañía, se diluye gracias a los servicios de mensajería, el correo electrónico o la videoconferencia

De igual modo, la presencia física de un trabajador ya no resulta tan necesaria como antaño, y la comunicación remota es una realidad cotidiana.

La LOPD respalda la desconexión digital

Sin embargo, las evidentes ventajas que han traído consigo los avances tecnológicos pueden ser un arma de doble filo, en especial en la incidencia que tienen aquéllos sobre la conciliación de la vida laboral y personal. Para gestionar esa posible merma, el Gobierno aprobó a finales del pasado año la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales (LOPD) y garantía de los derechos digitales.

Qué es la desconexión digital

En esa normativa se incluye la figura de la desconexión digital, que es el derecho de todo trabajador a ver garantizado, fuera de su jornada laboral, el respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal y familiar.

¿Responder o no a un correo o a una llamada fuera de la jornada laboral?

Los clásicos ejemplos en el debate sobre la desconexión digital son la llamada telefónica o el correo electrónico que recibe un empleado concluida su jornada de trabajo. 
Gracias a los distintos dispositivos móviles, tales como teléfonos, ordenadores, tablets, etc., y a la facilidad de conexión a Internet prácticamente desde cualquier lugar, en la actualidad resulta factible responder, en cualquier momento, al teléfono o a un correo electrónico,
Pero, ¿debe el trabajador hacerlo?

Precisamente el derecho a la desconexión digital busca regular este aspecto, permitiendo que los trabajadores puedan desconectar digitalmente, garantizando de este modo un equilibrio entre su esfera personal y profesional.

Aunque en la LOPD no se define el concepto de manera explícita, sí se especifica que "los trabajadores y los empleados públicos tendrán derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, el respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal y familiar".

La desconexión digital, un derecho de los trabajadores también en verano

Estando en pleno verano, cuando muchos trabajadores ya disfrutan de sus vacaciones o están a punto de empezar a hacerlo, puede surgir la duda sobre si la desconexión digital debe aplicarse en este periodo de asueto.  


“Efectivamente, así es, tal y como figura de forma concreta en la LOPD, que cita las vacaciones como uno de los tiempos protegidos por la desconexión digital” según indican los profesionales de Ceca Magán

Qué es la desconexión digital en la empresa
Grancini Studios / Pixabay

Cómo se aplica la desconexión digital

Aunque en la citada norma orgánica se contempla la figura de la desconexión digital, se da al empresario o a la directiva de las compañías una cierta libertad en su aplicación, al sujetarlo a la negociación colectiva con los representantes de los trabajadores.

La empresa, obligada a dar formación tecnológica

Finalmente, en el artículo que regula el derecho a la desconexión digital, se establece la obligación para las empresas, previa audiencia de los representantes de los trabajadores, de elaborar una política interna donde:

  • Se definan las modalidades de ejercicio del derecho a la desconexión, así como 

  • Las acciones de formación y de sensibilización del personal sobre un uso razonable de las herramientas tecnológicas que evite el riesgo de fatiga informática.

A modo de conclusión, el derecho a la desconexión digital ha llegado para quedarse, y permitirá esencialmente deslindar el ámbito personal y profesional, de modo que las personas trabajadoras puedan, durante sus períodos de descanso, disfrutar de una verdadera desconexión de las tareas diarias, protegiendo y garantizando así su intimidad personal y familiar.