Los gamers profesionales revelan qué es lo peor de su trabajo

Los profesionales del streaming de videojuegos o de los esports revelan las peores cosas de su trabajo
CohhCarnage/Twitch; Samantha Lee/Business Insider

CohhCarnage/Twitch; Samantha Lee/Business Insider

  • Jugar a videojuegos se está convirtiendo en un trabajo cada vez más común, pero no todo es divertido.
  • Hablamos con ocho jugadores profesionales, muchos de los cuales hacen streaming de sus partidas en plataformas como Twitch.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El mundo de los videojuegos está mejor que nunca. Pero jugarlos como forma de trabajar no es, en absoluto, un camino de rosas.

Hacer streaming de videojuegos es una profesión cada vez más común. Lo es gracias en parte al creciente número de grandes títulos que se lanzan cada año, y a que las barreras para hacer streaming son cada vez menores —los micrófonos y las cámaras web no son caras, y muchos ordenadores hoy día son lo suficientemente potentes como para hacer funcionar un juego y retransmitirlo en directo simultáneamente—.

Miles de personas han convertido sus ratos de ocio jugando videojuegos en auténticas carreras profesionales. Muchos no llegan a ser celebridades como por ejemplo Tyler Blevins, más conocido como Ninja: se hizo famoso después de jugar una partida con Travis Scott y el rapero Drake al Fortnite, uno de los juegos más conocidos del momento. Pero si no te conviertes en una celebridad de ese calibre, aun así es posible que te ganes la vida jugando.

Leer más: Serial Cleaner y The Stranger Things 3: The Game encabezan la lista de títulos gratuitos de Twitch en octubre

Sin embargo, jugar videojuegos como trabajo no es siempre ni fácil ni divertido.

Hablan ocho 'videojugadores' profesionales, que hacen streaming de sus juegos o compiten a nivel profesional en torneos de todo el mundo.

Sean Gallagher, "Gladd", un 'streamer' de Twitch y youtuber de 31 años que juega a Destiny 2

Twitch/Gladd

Twitch/Gladd

Gallagher explica que las largas horas de competiciones "constantemente en cambio y a altos niveles" pueden resultar "agotadoras".

"Esto es parte del día a día", incide Gallagher a Business Insider. "Puede verse también como algo que puede motivar a continuar. Sin embargo, una vez te acomodas en tu juego, siempre hay caras nuevas, más jóvenes y frescas entrando al mercado".

Gallagher también menciona cómo la balanza entre trabajo y vida le ha hecho mucho más difícil mantener relaciones fuera del mundo de los videojuegos, ya que es muy fácil "concentrarse en mejorar tu nombre como profesional". "Puedes perder el contacto con amigos y familia". Además, es muy fácil dejarse llevar por el fijarse constantemente en el número de suscriptores y seguidores, ya que de ellos dependen tus ingresos.

"Puede generar frustración, confusión y desmotivación", lamenta.

Puedes seguir a Gladd en Twitter, Twitch, YouTube, e Instagram.

Soleil Wheeler, "Ewok", un streamer de Twitch y youtuber de 14 años que nació sordo

Twitch/Ewokttv

Twitch/Ewokttv

Wheeler aprecia la dinámica de hacer retransmisiones de videojuegos y generar una comunidad en Twitch, pero también lamenta que eso le lleva a pasar menos tiempo con la familia de lo que solía hacer.

"Antes de que empezara a hacer retransmisiones, pintaba retratos de perros. Jugaba más fuera de casa que ahora. Ahora estoy intentando mantener un estilo de vida saludable", explica la joven Wheeler a Business Insider.

"Es un proceso de aprendizaje y de gestionar el tiempo. No es fácil intentar hacerlo todo con 14 años pero sé que me hará una mejor persona que se podrá adaptar a los cambios que lleguen en mi vida".

Sigue a Ewok en Twitter, YouTube, Instagram, y Twitch.

"AFKayt", de 32 años, es madre y una 'streamer' de variedades tres días a la semana: desde tutoriales de maquillaje a juegos como Overwatch

Twitch/AFKayt

Twitch/AFKayt

AFKayt, que prefiere no dar su verdadero nombre debido a las recientes amenazas que ha sufrido en línea, lamenta ver cómo los trolls pueden arruinar una retransmisión en la que todo el mundo estaba pasando un buen rato.

"Alguien creó un script o algo así por el cual entre 500 o 1.000 bots entraron en mi retransmisión cuando estaba en directo y empezaron a spamear groserías", dice. "Ya he recibido amenazas en anteriores ocasiones simplemente porque dije una cosa que a alguien no le gustaría".

Kayt también advierte que la creatividad puede quemar.

"La parte fácil es centrarme en mi vida y hacer mis cosas durante dos horas", explica. "Pero cuando estoy desconectada, sigo trabajando, porque toca hacer los gráficos de tu contenido, entre otras cosas. Hay un montón de cosas que hacer para labrarte una marca personal".

Sigue a Kayt en Twitter, Twitch, y en su web personal.

Stephen Brown, "Gunfly", es, con 18 años, un profesional de Fortnite que compite con su club, Luminosity Gaming

Twitch/Gunfly

Twitch/Gunfly

Brown cree que la peor parte de su situación laboral es muy sencilla: encontrar tiempo para equilibrar la creación de su contenido con entrenar para preparar sus competiciones.

"Tengo que estar seguro de que siempre estoy compitiendo al máximo nivel, al mismo tiempo que genero contenidos para Twitch".

Sigue a Gunfly en Twitter o Twitch.

Ryan Wright, "True Vanguard", es un streamer de Facebook y youtuber de 31 años

Facebook/TrueVanguard

Facebook/TrueVanguard

Wright cree que una de las peores cosas de ser un jugador profesional es lo "castigable" que es "levantar el pie del acelerador".

"Por ejemplo, esta primavera tomé mis primeras vacaciones en tres años. Dejé de hacer retransmisiones o subir contenido a YouTube para viajar con mi mujer y los niños y para relajarme una semana. Cuando regresé, me di cuenta de que había perdido dos años de trabajo en términos de suscripciones", explica a Business Insider.

"Cuando trabajas sin descanso para engrandecer tu comunidad durante años, es muy desmoralizante ver lo rápido que se puede venir abajo. Este no es un negocio del que desconectar", lamenta.

Wright también recuerda lo difícil que es aumentar las comunidades teniendo en cuenta lo saturado que está el mercado con "talentosos comunicadores y jugadores".

"Es sin duda un mercado con pérdidas", explica Wright. "La mayoría de la gente que termina subiendo contenido con verdadera vocación termina perdiendo tiempo y dinero, y otras grandes oportunidades de la vida. Se van del trabajo, dejan la escuela... he visto mucha gente acabar quemada por intentarlo".

 Sigue a True Vanguard en Twitter, YouTube, y en su nuevo canal de Facebook.

Melissa Misenhimer, "Lulu", es una streamer de Twitch de 32 años que trabaja a tiempo completo como enfermera pediátrica.

Twitch/iLulu

Twitch/iLulu

Aunque Melissa dice que sin duda no cambiaría su actual modo de vida, con el cual trabaja como enfermera y hace retransmisiones en su tiempo libre, sin duda sí siente que la peor parte de su trabajo es perderte algunos planes.

"Generalmente mantengo un horario estricto de retransmisiones, sobre todo desde que trabajo a tiempo completo, así los espectadores saben cuándo estoy en directo", explica a Business Insider. "Pero desde que calendaricé mis retransmisiones, siento que más de una vez me he perdido planes de última hora que han surgido con familiares o amigos, como comidas, desayunos, o simplemente salir a tomar algo".

Sigue a Lulu en Twitter y Twitch.

Christopher Pavloff, "Jay3", es un exjugador de esports y actual youtuber de 24 años

Twitch/Jay3

Twitch/Jay3

Pavloff, quien ha competido en juegos como Overwatch o Apex Legends, apunta que las peores partes de su trabajo es la cantidad de tiempo y salud que exige para una carrera tan corta.

"La mayoría de los jugadores profesionales se retiran a mediados de su veintena", cuenta Pavloff a Business Insider. "Aunque la edad pueda llevar experiencia y desenvoltura en el mundo de los videojuegos profesionales, tus reflejos y tiempo de respuesta empiezan a bajar. Si estás de suerte, puedes seguir tu carrera en los deportes electrónicos trabajando en mantenimiento, analítica o entrenamientos, pero muchas de las carreras terminarán sin más".

Pavloff también recuerda que los problemas relacionados con la salud aumentan al estar muchas horas sentados delante de una pantalla. Se refiere a casos de problemas del corazón u obesidad; "debido a la falta de actividad física y a las dietas altas en cafeína y azúcar, que son las más comunes".

"En un punto de mi carrera jugaba Overwatch doce horas al día, siete días a la semana", dice. "Puede parecer divertido invertir mucho tiempo en un juego, pero puede pasar factura y quitart tiempo de otras cosas que quieras hacer, como echar un rato con los amigos o ir al gimnasio".

Sigue a Jay3 en Twitch y YouTube.

"Elixa" es una streamer de Twitch de 35 años que también trabaja a tiempo parcial para Tesla, compartió una terrible historia de acoso

Twitch/Elix9

Twitch/Elix9

Elixa no ha querido usar su nombre real en este artículo, y es perfectamente comprensible. A través de una conversación telefónica, ha contado una terrible historia de acoso —primero en línea, después también en la vida real— que ha sufrido, solo porque hace retransmisiones de videojuegos travestido.

Según Elixa, todo empezó cuando un youtuber pidió a sus suscriptores hacer una hate raid —incursión de odio— sobre el canal de Twitch de Elixa. El youtuber pedía a los espectadores que entraran en el canal y pusiesen las cosas "más asquerosas" en el chat.

"Vi el vídeo del youtuber y me vi a mí mismo en su vídeo mientras él pedía donaciones", explica Elixa a Business Insider. "Estaba pidiéndole donaciones económicas a sus espectadores para poder seguir haciendo este tipo de cosas".

Días después, el troll de YouTube encontró el nombre real de Elixa, con lo que comenzó a enviar pedidos de comida erróneos a su lugar de trabajo en Tesla.

"Debió pedir por teléfono haciéndose pasar por mí", dijo.

No se sabe cómo, pero el troll también consiguió el número de teléfono de Elixa, y el número de su prometido y de la familia de su prometido, a las cuales llegaron toneladas de llamadas de bromas y mensajes de mal gusto en mitad de la noche. Poco antes, el youtuber publicó "toda mi información, toda la información de mi prometido, toda la información de mis padres, toda la información de mi hermano pequeño, todo" a través de un canal público de Discord, con lo que se dispararon las amenazas.

"Alguien nos dijo que nos enviarían una bomba", lamenta Elixa.

En este punto, las cosas fueron a más: Elixa y su familia denunciaron al gobierno, y los servicios de seguridad y legal de Tesla se vieron envueltos. Elixa y su prometido finalmente tuvieron a un par de agentes en el caso, que solicitaron a YouTube información sobre el usuario que estaba acosando, y hablaron con él por teléfono.

Desde que los detectives hablaron con él por teléfono, el acoso a Elixa se detuvo por completo.

"Estaba realmente asustado al teléfono", explica Elixa, pero aparentemente "no ha parado". "Sigue haciendole esto a otros streamers de Twitch".

Sigue a Elixa en Twitter y Twitch.

LEER TAMBIÉN: Cómo restaurar de fábrica una PlayStation 4 paso a paso

LEER TAMBIÉN: Twitch, la plataforma de streaming de videojuegos más popular del mundo, se está enfrentando a un problema de pornografía

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Videojuegos
  2. Ciberseguridad
  3. Trending