La innovación está detrás del sistema IKONGREEN, de Ferrovial: una idea única para potenciar la sostenibilidad en la construcción

IKONGREEN, electricidad sostenible para la obra de la mano de Ferrovial
  • Ferrovial, el gigante de las infraestructuras, ha presentado su nuevo sistema IKONGREEN, que reduce hasta un 90% las emisiones de CO2 y el gasto eléctrico que se consume en obra.
  • El proyecto IKONGREEN se monta en contenedores; su objetivo es generar electricidad verde y cuenta con una segunda caseta que sirve para el transporte de paneles solares y como punto limpio para la clasificación de los residuos.
  • A través de este proyecto, Ferrovial da un paso más en su ambiciosa estrategia de sostenibilidad, encaminada a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

En 2021, la construcción aportó en valor añadido bruto el 5,7% del PIB, unos 62.486 millones de euros. El sector continúa siendo uno de grandes los motores económicos y de generación de empleo en nuestro país, y su actividad, inevitablemente, va aparejado a un importante consumo energético. 

Afortunadamente, las primeras interesadas en dar el salto a las actividades descarbonizadas son las empresas del sector, como demuestra su inversión en I+D en busca de soluciones sostenibles. Y, fruto de este esfuerzo, Ferrovial acaba de presentar un desarrollo encaminado a mejorar la eficiencia energética en obra: IKONGREEN.

En pocas palabras, IKONGREEN es un sistema diseñado para reducir el 90% de las emisiones de CO₂ y el consumo energético que se generan durante las obras. Ferrovial prevé empezar a instalarlo en sus construcciones a finales de año, y puede ser un paso importantísimo del sector hacia la sostenibilidad.

VIDEO

Proyecto IKONGREEN

Paneles solares para alimentar la maquinaria eléctrica

IKONGREEN es un concepto desarrollado por tres trabajadores dentro del programa corporativo de innovación de Ferrovial, Zuritanken.

El corazón del sistema es un módulo de servicio equipado con toda la infraestructura tecnológica necesaria durante una obra: inversores, baterías de almacenamiento, sistemas de control y gestión de energía, servicios de red de telecomunicaciones, las conexiones necesarias para dar servicio a las casetas de oficina y a los equipos de obra...

Y el abastecimiento energético se consigue con 72 metros cuadrados de paneles fotovoltaicos (36 paneles de 2 metros cuadrados cada uno), instalables en los techos de las casetas o a ras de suelo, capaces de generar 16 kWP de potencia para maquinaria y vehículos eléctricos a través del punto de recarga integrado.

En las pruebas piloto realizadas, se ha comprobado que este sistema reduce hasta un 90% las emisiones de CO₂, y se estima que el ahorro anual que produce un módulo ronda los 14.000 euros.

Y otra gran ventaja: los servicios esenciales de obra están preinstalados y pueden estar operativos en 48 horas. Con los sistemas actuales, el plazo es de unos 15 días, así que supone una reducción enorme de los tiempos de arranque de obra.

IKONGREEN, el sistema de energía sostenible para la obra de Ferrovial

IKONGREEN, una apuesta por la economía circular

IKONGREEN responde a criterios de economía circular, ya que se instala en contenedores reciclados, y cuenta con una segunda caseta que actúa como módulo para el transporte de los paneles solares y como punto limpio para la clasificación de los residuos generados.

Además, el módulo principal incorpora espacios para albergar los equipos de salud y seguridad e incluso para habilitar una sala de presentaciones/aula virtual. De hecho, la naturaleza modular de IKONGREEN permite adaptar su estructura a cada obra concreta.

Ferrovial comenzará a instalar módulos IKONGREEN en sus obras a partir de finales de año. Se trata de una idea con potencial para ayudar a todo un sector clave como es la construcción a dar un paso firme en dirección a la sostenibilidad. Pero, como todas las grandes innovaciones, no es fruto de la suerte, sino del trabajo previo.

IKONGREEN fue elegido entre 110 ideas propuestas en el reto de Sostenibilidad en la incubadora Zuritanken que, a su vez, forma parte de la Estrategia de Sostenibilidad 2030 de Ferrovial. 

Ferrovial, alienada con los ODS de Naciones Unidas

La Estrategia de Sostenibilidad 2030 es el plan integral de la compañía que apunta a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Se articula siguiendo los criterios ESG (ambiental, social y de gobernanza) y permea todas las actividades de Ferrovial. De hecho, el gigante de las infraestructuras ha sido la primera compañía que ha conseguido para su estrategia de sostenibilidad el certificado de AENOR que garantiza su alineación con los ODS.

En el ámbito social, la compañía se ha marcado objetivos como incrementar hasta el 25% la presencia de mujeres en niveles ejecutivos, contratar un 100% de personas locales para los puestos junior, continuar la reducción progresiva de los accidentes laborales e invertir en la comunidad a través del desarrollo de infraestructuras sostenibles y de programas sociales.

Tienes más información sobre IKONGREEN en la web de Ferrovial y en sus redes sociales

En lo referente a la gobernanza, Ferrovial ha creado y mantiene en continuo desarrollo un Código de Ética Empresarial y un Programa de Cumplimiento, además de haber fundado un Comité Directivo de Sostenibilidad, que reporta al Consejo de Administración.

Objetivo: la emisión neta cero de CO₂ en 2050

Por último, en el apartado de medioambiente, Ferrovial tiene ya en marcha programas concretos para favorecer la conservación de la biodiversidad, la economía circular y la movilidad sostenible. Y trabaja para convertirse en un ejemplo en la descarbonización de los negocios.

Con este objetivo, el plan de la compañía se estructura en varias etapas, que incluyen utilizar un 100% de electricidad renovable en 2025, reducir en 2030 en un 32% las emisiones de CO₂ en términos absolutos respecto a 2009 (lo que significa un 42,9% en términos de intensidad) y conseguir la emisión de CO₂ neta cero en 2050.

Se trata de un plan ambicioso, pero fruto de una estrategia sólida que puede servir de guía a otras grandes organizaciones. Un ejemplo del impacto positivo que los principales agentes empresariales pueden tener en el camino hacia un futuro sostenible si se comprometen con ello.