Pasar al contenido principal
LOGO HUAWEI BUENO

Algoritmos de visión: así es la inteligencia artificial que mejora la vida de las personas

Ofrecido por Huawei

Algoritmos de visión: así es la inteligencia artificial que mejora la vida de las personas

Gettyimages

  • El desarrollo de los algoritmos de visión computerizada está teniendo connotaciones negativas en la sociedad al relacionarlo con sistemas de vigilancia y espionaje.
  • Además de controlar la seguridad de grandes volúmenes de gente, la visión computerizada también puede realizar diagnósticos precoces de patologías visuales.
  • Un sistema de visión computerizada instalado en un móvil puede mejorar la vida de millones de personas ciegas. 

Los algoritmos de visión computerizada acostumbran a asociarse la videovigilancia aplicada al reconocimiento facial en tareas de seguridad, olvidando otras muchas funciones que mejoran la vida de muchas personas y hacen que tu vida sea mucho más fácil.

Los algoritmos de visión computerizada son una disciplina de inteligencia artificial que sirve para reconocer imágenes o escenas, permitiendo a un agente de inteligencia artificial analizar los datos de cuanto sucede ante la cámara y reaccionar al respecto.

Gracias a estos algoritmos ha sido posible mejorar la seguridad en lugares con grandes volúmenes de tráfico como aeropuertos, pero también llevar a cabo un diagnóstico precoz de patologías visuales infantiles o mejorar la seguridad y la privacidad de tu smartphone.

Track AI: visión computerizada para diagnosticar enfermedades visuales infantiles

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, en el mundo hay unos 19 millones de niños con problemas de visión que no han sido tratados. Entre el 70% y el 80% de estos casos se podría prevenir e incluso curar.

Track AI es un sistema basado en inteligencia artificial y machine learning desarrollado por Huawei en colaboración con IIS Aragón y DIVE Medical para detectar y diagnosticar los problemas de visión en niños en sus primeros estadios incluso cuando el menor no es capaz de comunicarse para alertar de esos problemas visuales.

Esta tecnología utiliza una serie de algoritmos de visión computerizada que monitoriza la actividad ocular del paciente mientras se le muestran una serie de estímulos visuales en una pantalla.

Con la información recogida, un agente de inteligencia artificial analiza los datos buscando patrones visuales anómalos que indicarían la presencia de un problema visual y ayudarían a tomar las medidas adecuadas para corregir los problemas de visión del paciente.

Track AI

Una de las principales ventajas de Track AI es su portabilidad ya que todo el sistema de diagnóstico puede ejecutarse en un portátil potente como el Huawei MateBook X Pro y en uno de los últimos smartphones del fabricante chino como el Huawei Mate 30 Pro, que incorpora un procesador NPU de doble núcleo con el que se incrementa la potencia de cálculo en tareas de inteligencia artificial.

El proyecto Track AI de Huawei es solo un ejemplo de cómo los algoritmos de visión computerizada puede utilizarse para mejorar la vida de muchas personas, más allá de los usos en videovigilancia.

Inteligencia artificial para escuchar las emociones

Las personas ciegas han aprendido a desarrollar sus habilidades para moverse y convivir en un entorno que en muchas ocasiones no ha sido diseñado para ellos, y pudiendo comunicarse y percibir lo que le rodea a través del tacto o el oído.

Huawei ha desarrollado Facing Emotions, una aplicación basada en su inteligencia artificial que, instalada en uno de los nuevos Huawei Mate 30 Pro equipados con los procesadores Kirin 990 permiten interpretar los rostros y la emociones de quienes tiene delante y las transmite al usuario en forma de un sonido específico para cada una de ellas.

Algoritmos de visión: así es la inteligencia artificial que mejora la vida de las personas

De ese modo, una persona ciega sabrá, sin necesidad de tocar la cara de sus interlocutores, si esa persona sonríe, parece triste, preocupada, etc. Esto contribuye a una mayor integración de las personas con discapacidad visual, que ahora son capaces de obtener información adicional sobre el estado de ánimo de su entorno e integrarse a un mayor nivel.

“Quiero ver las emociones en la cara de mi mujer cuando le digo que la quiero”

El funcionamiento de este sistema es relativamente sencillo de explicar, pero ha requerido de años de desarrollo y entrenamiento de la inteligencia artificial de Huawei para conseguir detectar de forma acertada los indicios físicos que determinan los diferentes estados de ánimo de las personas.

El usuario utiliza una funda específica en la que se inserta el smartphone, quedando la cámara siempre orientada al frente. Con ello, el sistema de visión computerizada puede tomar imágenes de las personas que el usuario tiene delante.

En este análisis computerizado basado en machine learning, la inteligencia artificial de Huawei detecta las emociones que expresan los rostros de esas personas, y transmite un sonido específico para cada emoción. En ese momento, el usuario sabe si la persona que tiene delante está sonriendo, triste o preocupada.

Inteligencia artificial que mejora el uso de los smartphones

Uno de los usos más populares de los algoritmos de reconocimiento facial y visión computerizada han sido los aplicados a la seguridad de acceso a los dispositivos móviles.

El gran logro de estos algoritmos ha venido por parte del hardware encargado de ejecutar los procesos de inteligencia artificial necesarios para que esta tecnología funcione de forma eficiente.

Huawei Mate 30 Pro

Business Insider España

El reconocimiento facial en los dispositivos móviles necesita ser inmediato y mantenerse activo independientemente de si el terminal tiene cobertura o no, por lo que los investigadores se vieron obligados a integrar la inteligencia artificial encargada del reconocimiento facial en el propio smartphone, en lugar de estar enviando constantemente datos privados a servidores externos.

Este desarrollo concluyó con la incorporación de núcleos NPU (Neural Processor Unit) dentro del propio procesador de los smartphones. Estos núcleos se dedican en exclusiva a ejecutar los distintos algoritmos de inteligencia artificial integrados en el smartphone, con los que se consigue preservar la seguridad de acceso al terminal y la privacidad en su uso.

La máxima expresión de estos algoritmos de inteligencia artificial de visión computerizada en smartphones los encontramos en los últimos Huawei Mate 30 Pro, en los que se ha mejorado su capacidad de respuesta gracias a la evolución de las NPU de doble núcleo con las que se consigue un mayor rendimiento al realizar los cálculos necesarios para estos algoritmos.

En la práctica, esto se materializa en el Huawei Mate 30 Pro con funciones como AI Auto-Rotate, una función en la que el smartphone detecta la posición de los ojos del usuario para mostrarle el contenido en relación su posición, no en la del smartphone. De esta forma, aunque el usuario esté tumbado, el contenido seguirá mostrándose en vertical.

Los algoritmos de visión computerizada también se aplican en funciones como AI Private View, una función integrada en el Huawei Mate 30 Pro que, gracias a la potencia de los núcleos NPU de su procesador permite ocultar de forma inmediata el contenido de las notificaciones cuando se detecta que alguien está cotilleando la pantalla del smartphone por encima del hombro del usuario.