Pasar al contenido principal

Alemania ya persigue el odio en Facebook y Twitter y estrena la norma con una diputada

La líder del partido de extrema derecha de Alemania AfD Beatrix von Storch
La vicepresidenta del partido político alemán de extrema derecha AfD, Beatrix von Storch. Sean Gallup/Getty Images
  • Una nueva ley de Alemania en vigor desde el pasado 1 de enero obliga a Facebook, Twitter y Google a eliminar mucho más rápido los contenidos racistas y otros mensajes de odio.
  • Las compañías tendrán tan solo 24 horas para valorar y determinar si un mensaje incita al odio y, entonces, eliminarlo.
  • Las multas por no hacerlo pueden llegar hasta los 50 millones de euros.
  • La nueva ley ya se ha cobrado su primera víctima: la política ultraderechista Beatrix von Storch está siendo investigada por la policía después de describir a los musulmanes como "bárbaros" en Facebook y Twitter.
  • Los críticos de la nueva norma sostienen que la ley puede provocar que las empresas de redes sociales eliminen también contenido que no incita realmente al odio, lo que repercutiría en la libertad de prensa.

Alemania aplica desde el pasado 1 de enero una nueva y estricta ley contra el discurso de odio en redes sociales y ya ha lanzado una primera investigación criminal contra una parlamentaria de extrema derecha que denominó a los musulmanes "bárbaros".

La nueva ley, conocida en Alemania como NetzDG, obliga a las plataformas sociales a eliminar el contenido ofensivo y susceptible de incitar al odio. La norma entró en vigor el pasado 1 de enero y afecta a Twitter, Instagram, Facebook, Snapchat, Google y YouTube, aunque excluye a LinkedIn y WhatsApp, informa Deutsche Welle.

La primera acusada a raíz de la nueva norma es la vicepresidenta del partido político ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), Beatrix von Storch, a quien investiga la policía por sus últimas publicaciones incendiarias en Facebook y Twitter en las que describía a los musulmanes como "bárbaros". En un tuit ya borrado, Von Storch se lamentaba de que la policía de Colonia (Alemania) felicitará las fiesta de fin de año a través de Twitter en árabe. Según la política, las fuerzas de seguridad intentaban apaciguar y satisfacer a los "violadores" musulmanes.

Según la información publicada, Twitter bloqueó durante un tiempo el perfil de Von Storch pero ya ha sido reabierto.

La dirigente ultraderechista republicó el mismo mensaje en su perfil de Facebook el 31 de diciembre como una prueba para comprobar si la plataforma lo borraría o no. El martes 2 de enero por la mañana, la publicación seguía visible.

Esta es la publicación de Facebook original en alemán:

 

Captura de pantalla del mensaje de Facebook por el que ha sido condenada una persona en Alemania a raíz de la nueva ley.
Business Insider

Aquí se puede leer una traducción del contenido:

La policía de Colonia está felicitando Año Nuevo en Twitter en árabe. Y ahora Twitter me bloquea [mi cuenta] porque estoy promoviendo la violencia con mi contratuit. Vamos a ver si puedo decir lo mismo en Facebook:

¿Qué diablos ocurre en este país? ¿Por qué una página oficial de la policía de NRW [Renania del Norte-Westfalia] tuitea en árabe? ¿Creéis que así vais a apaciguar a las hordas bárbaras de violadores musulmanes?

3...2...1... 


¡Feliz Año Nuevo! ¡En un país libre! En el que todo el mundo puede llamar bárbaro a un bárbaro. Incluso si son musulmanes. (Me refiero a esos, esos de los que tenemos que crear zonas protegidas para las mujeres alemanas porque el estado no puede garantizar su seguridad frente a esos bárbaros fuera de esas áreas).

-

Es probable que el número de casos como el de Von Storch aumente en el país ahora que la ley contra la incitación al odio en las redes sociales ha entrado en vigor.

Según Deutsche Welle, la ley lleva en realidad en vigor desde octubre, pero el Gobierno de Alemania dio a las empresas de redes sociales un periodo de gracia de tres meses para adaptarse a la nueva situación. 

La ley indica que Facebook, Twitter y otras empresas similares deben investigar cualquier denuncia de discurso de odio en sus plataformas e forma inmediata. Las compañías deben eliminar cualquier rastro de violencia, calumnia, difamación y cualquier otro contenido que incite al odio en las 24 horas siguientes a su denuncia o, si el tema tiene más implicaciones legales, una semana. El Gobierno puede multar las empresas con hasta 50 millones de dólares (unos 41,5 millones de euros) si no cumplen con lo establecido.

Sin embargo, no todo el mundo está conforme con la ley. Reporteros Sin Fronteras, por ejemplo, aseguró en julio que la "ley Facebook" tendría un impacto negativo en la libertad de prensa.

"El poco tiempo dado para eliminar el contenido y la amenaza de grandes multas empujarán con toda probabilidad a las redes sociales a eliminar más contenido del que están obligadas por ley. Hasta las publicaciones periodísticas se enfrentarán a un peligro real de verse afectadas por este tipo de sobrebloqueos sin proceso adecuado", aseguró en ese momento el director ejecutivo de la organización para Alemania, Christian Mihr. 

Te puede interesar