Pasar al contenido principal

Pese a la inflación, los españoles no escatiman ni en productos frescos ni en el bar

El informe anual Nielsen para 2017 revela que los españoles siguen teniendo predilección por los productos frescos y la cultura de bar.
El informe anual Nielsen para 2017 revela que los españoles siguen teniendo predilección por los productos frescos y la cultura de bar. Pixabay

El encarecimiento de los productos durante el pasado año no ha enmudecido los bolsillos de los españoles. Según el informe anual elaborado por Nielsen, el gran consumo creció un 3,7% en 2017: las cestas de la compra de los españoles pesan más que el año anterior y son más caras. 

Es lógico pensar que la inflación podría resultar un elemento disuasorio, sin embargo, al tratarse de una inflación moderada el sector ha podido invertir e innovar. Esto ha tenido como resultado un crecimiento del volumen de ventas de un 1,5%, un hecho sorprendente en una España en la que la población no crece. 

Esta confianza renovada por parte de los consumidores se asemeja a los niveles previos a la crisis. Según el director general de Nielsen Iberia, Gustavo Núñez, "la mejora de la economía y del empleo se traducen en más confianza para consumir y más alegría para hacer la compra. [...] Cuatro de cada diez consumidores buscan la novedad en tienda y esa innovación ayuda a crecer en volumen en un momento en el que no tenemos la ayuda del aumento de la población".

A continuación desglosamos los puntos clave del informe Nielsen, que nos muestra que, pese a la inflación, los españoles no escatiman ni en productos frescos, ni en el bar: 

 

Productos frescos en el súper y a cualquier precio

Consumo de productos frescos de acuerdo con el informe Nielsen 2017.
Nielsen

Pese a tratarse del grupo de productos más caros, los españoles se niegan a dejar de consumir productos frescos. Los ciudadanos llenan un tercio de sus neveras con fruta, verdura, carne, pescado, pan y huevos, que se encarecieron un 2,8% en conjunto. La razón que se encontraría detrás del fenómeno podría ser la preocupación por mantener una vida saludable, que un 60% de los consumidores tienen en cuenta al realizar su compra diaria.

El pescado, que es como el diamante de los frescos, se encareció un 5,8%, mientras que la proteína barata registró una inflación mucho más reducida, de un 0,7%. 

Los supermercados se están fortaleciendo frente a las tiendas tradicionales. El año pasado cerca de un 57% de los productos frescos se adquirieron en estas superficies, lo cual podría revelar una predilección por lo práctico frente a la compra de toda la vida.

Gusto por lo económico de los congelados y la dosificación de los envasados

Ha aumentado el consumo de los productos congelados, de acuerdo con el informe Nielsen 2017.
Pixabay

En el caso del pescado, los españoles se decantaron por la sección de congelados, reduciendo la compra en fresco un 5,4%. Y es que, ante la perspectiva de un pescado más caro, los consumidores dirigieron sus miradas a la sección de congelados.

Esto no significa que la inflación no llegara también a los envasados, cuyos precios aumentaron un 1,8% especialmente en alimentación, refrigerados y bebidas. Pero sus consumidores crecieron justo en esa misma proporción de 1,8%. Puede que este fenómeno esté relacionado con el hecho de que en España está aumentando el número de consumidores senior que viven en un hogar unipersonal, con lo cual valoran la dosificación y ergonomía que proporcionan los envasados

El caso de la perfumería es especial, pues experimentó una bajada en sus precios, lo cual se tradujo en un crecimiento del 2,3% en sus ventas. De todos modos, ha subido menos que otros productos en los que hubo inflación. 

Un producto ideal para cada tipo de consumidor

Unos de los productos dinamizadores del consumo han sido los alimentos integrales, según el informe de Nielsen para 2017.
Pixabay

El valor de los productos dinamizadores  —que son elementos clave en la implantación de redes de ventas— ha crecido un 13% en conjunto y supone el 27% de las ventas. Su auge está directamente relacionado con las preocupaciones de los consumidores por la salud, el ahorro, la sostenibilidad, la comodidad y por la predilección por las nuevas modas.

Algunos de los alimentos que la gente escoge por razones de salud son la pasta integral, los preparados vegetales y dietéticos, los zumos recién exprimidos, así como geles y jabones naturales. Por su parte, aquellos concienciados con el medio ambiente consumen agua envasada, cervezas, bebidas refrescantes e insecticidas.

Los más ahorradores optan por el consumo de pescado congelado y de aceite de girasol, mientras que los que andan en busca del confort se decantan por platos preparados, café monodosis o verduras listas para el consumo. 

El sushi y los ahumados, el jamón curado, productos vegetarianos, el queso brie o cammembert, las cervezas especiales, las tónicas y ginebras premium son las opciones escogidas por los más gourmets y por los adictos a las tendencias 

Se consolida la compra virtual de productos reales

El informe Nielsen para 2017 revela un aumento en las compras online.
Publicdomainpictures

Las compras virtuales siguen aumentando. A lo largo del último año, se han incrementado un 17% las ventas online en perfumería y droguería, productos frescos y envasados. 

Sin embargo, no todas las categorías han recibido la misma aceptación. En el caso de los productos envasados, como los alimentos animales o los aceites, son mejor recibidos que los productos navideños o la charcutería. Mientras que los productos frescos como el aguacate o las carnes preparadas se consumen con mayor alegría que los pescados o los plátanos. 

Entre las razones generales que suelen disuadir de las compras online son, principalmente, los costes extra, la imposibilidad de ver el producto, la preocupación por su calidad, los tiempos y errores en la entrega y la seguridad en los métodos de pago.

 

España sigue conservando la cultura de bar

Bares en España
Pixabay

España sigue conservando su cultura de bar y su filosofía de café. Las ventas de productos de consumo en el hogar no han sido las únicas en crecer. El sector hostelero cerró 2017 con un incremento del 5,7% gracias a las buenas temperaturas, la confianza del consumidor y el empuje del turismo. 

La evolución en el consumo fue irregular, ya que en meses como abril y junio su crecimiento fue espectacular mientras que hubo otros, como septiembre, en que la variación fue negativa. Otro dos hechos destacables son que los clientes prefieren consumir por el día y que los grandes productos dinamizadores son las cervezas, el vino y las bebidas no alcohólicas. 

Te puede interesar

Lo más popular