Pasar al contenido principal

Los 10 mejores películas musicales de la Historia del Cine

Musicales
Musicales Warner Bros.

¡Nos ponemos cantarines para traerte las 10 mejores películas musicales de la Historia del Cine! No es fácil seleccionar únicamente una decena de títulos para abordar un género tan abonado, sobre todo durante los años 50, su época de mayor esplendor, pero hemos tratado de crear una muestra representativa con variadas tendencias entre las que se incluyen tanto clásicos como cintas más actuales que fueron éxitos de taquilla y superventas en sus ediciones domésticas.

Como suele ser habitual, hemos ordenado los títulos por año de lanzamiento. ¡Coge tus zapatos de claqué y tu bombín y acompáñanos en este emocionante y musicalizado trayecto por algunas de las películas más inolvidables de todos los tiempos!

El mago de Oz (1939)

Mago de Oz
MGM

El cine musical no sería lo mismo sin El mago de Oz, que por cierto tuvo una precuela en 2013 titulada Oz, un mundo de fantasía. La original fue dirigida por cuatro de los mejores directores de Hollywood en su momento: Victor Fleming, Mervyn LeRoy, Richard Thorpe y King Vidor. Esta adaptación del libro de Lyman Frank Baum se inspira en la primera mitad del cuento original de este autor, relatando el primer viaje de Dorothy.

El reparto además contaba con una de las caras más angelicales de la época, la de Judy Garland aunque esta cuestión tiene su lado tenebroso: le tocó interpretar el rol de una niña de 12 años con 16 lo que la obligó a vestir un incómodo corsé para disimular su busto. Finalmente, gracias a su exquisita interpretación de una canción tan preciosa como "Over the Rainbow", se alzó con el Oscar a mejor actriz juvenil.

Como curiosidad, a día de hoy la película de El mago de Oz se considera una de las obras culturales claves y un bien de la humanidad según la UNESCO. Aunque fue un gran éxito entre la crítica y el público los abultados costes de producción y promoción no se recuperaron inmediatamente, sino tras el reestreno en cines.

Cantando bajo la lluvia (1952)

Las 15 mejores películas clásicas de todo Hollywood

Gene Kelly, Donald O'Connor y Debbie Reynolds protagonizan esta comedia dramática que tan bien representa la felicidad pura y dura. ¿Quién diría que Gene Kelly rodó la famosa secuencia con 39 grados de fiebre?

La trama de Cantando bajo la lluvia gira en torno a Don Lockwood, una estrella del cine mudo, que ve como la industria cambia radicalmente con la llegada del cine sonoro. Los cambios en las producciones llegarán a Lockwood de manera casi imprevista, al tiempo que conoce el amor.

Si eres un enamorado de esta película te recomendamos que le eches un vistazo a The Artist, puede que también te atrape con facilidad.

West Side Story (1961)

West Side Story mejor película musical

West Side Story es la adaptación de una obra de Broadway y una historia de Romeo y Julieta moderna... que es por cierto una de las cintas más oscarizadas de la Historia contando con 10 estatuillas doradas.

Los protagonistas son Maria y Tony, dos miembros de bandas rivales de las malas calles en lo más profundo de Nueva York que se enamoran trágicamente. Natalie Wood y Richard Beymer eran los protagonistas de este drama racial (la familia de Maria es puertorriqueña) que nos dejó temazos como ese "Mariaaaaa, I just met a girl named Mariaaa", "I Feel Pretty" o el archiconocido "America".

El plan original era que Elvis Presley se encargara del rol de Tony, mientras que Audrey Hepburn estuvo a punto de haber sido Maria. Ahora resulta impensable, pero dispara la imaginación... 

Sonrisas y lágrimas (1965)

En 1965 Julie Andrews hizo otro musical por el que ha pasado a la Historia. Conocido en su versión original como The Sound of Music (o La novicia Rrebelde en Hispanoamérica), Sonrisas y lágrimas se basaba en la historia pseudoficticia de la verdadera familia von Trapp. La trama narra como una novicia se va de institutriz a casa del viudo Barón von Trapp y acaba convirtiéndose en la niñera y mejor amiga de los hijos de éste. 

Este musical, quizá buenista en exceso, es sin embargo una de esas joyas que nos deja algún que otro buen sabor de boca debido a esa inocencia y blancura innanta que tiene. Además, por otro lado, los números musicales siguen siendo una verdadera joya. Si aprendiste las notas musicales como su famoso tema "Do Re Mi Fa", le tendrás un especial aprecio.

Grease (1978)

Las películas más taquilleras de verano, desde 1975

Olivia Newton-John y John Travolta son los protagonistas de esta comedia adolescente de instituto en clave musical con la que varias generaciones hemos bailado, cantado y que desde luego ha dejado una impronta indeleble en el ideario colectivo.

Ambientada en los felices años 50, la película narra el noviazgo y desamores de Sandy, la chica nueva del instituto, y el malote de Dany Zuko. Lo de Grease es una referencia a la brillantina (grease) que el personaje de Travolta y sus colegas se ponen en el pelo y que dio lugar a un grupito de la subcultura en los 50, conocido como greasers.

El look es el colmo de la horterada, pero no veas si da juego en fiestas temáticas y bodas...

Bailar en la oscuridad (2000)

Björk en Bailar en la oscuridad
Björk en Bailar en la oscuridad Archivo

La mención a Lars Von Trier es obligatoria en un top 10 de los mejores musicales de todos los tiempos. Bailar en la oscuridad es el epílogo de la Trilogía Corazón Dorado junto con las desgarradoras Rompiendo las olas y Los idiotas. Si las has visto, ya sabes a qué nos referimos con los adjetivos calificativos que les aplicamos. La compositora y cantante islandesa Björk fue la encargada en esta ocasión de hacernos sentir escalofríos en la butaca del cine.

Dio vida a Selma, una inmigrante checa y madre soltera, que trabajaba en la ficción en la fábrica de un pueblo de los Estados Unidos. La única vía de escape a tan rutinaria vida es su pasión por la música, especialmente por las canciones y los números de baile de los musicales clásicos de Hollywood.

Selma esconde un triste secreto: está perdiendo la vista, pero lo peor es que su hijo también se quedará ciego, si ella no consigue, a tiempo, el dinero suficiente para que se opere. 

Moulin Rouge (2001)

Ewan McGregor y Nicole Kidman son los protagonistas de esta película musical en la que ambos se dejaron la garganta, que reversiona numerosas obras pop y rock bien conocidas con el siempre rompedor Baz Luhrmann como maestro de ceremonias. 

Moulin Rogue nos traslada a París en 1900. Un depresivo escritor escocés recuerda a su amada, narrando sus memorias en las que relata cómo se conocieron y vivieron su apasionado romance. Sin embargo, ni el destino ni la fortuna parece sonreír a la pareja de amantes, cuyo deseo de estar juntos desafiará a su destino y a la sociedad en la que viven.

El fantasma de la ópera (2004)

El fantasma de la ópera
El fantasma de la ópera Archivo

Joel Schumacher dirige esta adaptación del musical homónimo de Andrew Lloyd Webber, que a su vez se basa en la negra novela gótica de Gaston Leroux. Basada en un auténtico éxito en los escenarios, El fantasma de la ópera compensaba imprecisiones históricas y alguna que otra inconcreción narrativa con un montaje impresionante y una adaptación brillante de las canciones.

Emmy Rossum, Gerard Butler y Patrick Wilson son los protagonistas de este drama romántico cuya banda sonora sigue haciendo que se nos erice el vello.

La película, ambientada en Francia a finales del siglo XIX, narra cómo una joven cantante se convierte en objeto de deseo y en la obsesión de un complicado genio de rostro deforme, que mora en las catacumbas del Palacio de la Ópera de París.

Los miserables (2012)

El test de Bechdel: 15 películas que lo pasaron

En 2012 este clásico musical francés llegó al cine con un reparto magistral, narrando una de las historias más emocionantes y emblemáticas de la literatura universal. Esta aplaudida versión cinematográfica protagonizada por Hugh Jackman, Russell Crowe, Anne Hathaway y Amanda Seyfried apenas necesita presentación. De hecho, todos recordaréis que Anne Hathaway recibió el Oscar a mejor actriz secundaria por su papel en este increíble musical.

Basada en la novela homónima de Victor Hugo y más directamente en el musical de Schöberg y Boublil, la trama sigue a Jean Valjean, un criminal convicto, reconvertido en un hombre justo y de fe por la gracia de un misericordioso religioso. Huyendo siempre de la justicia, y haciéndose cargo de una joven huérfana, Valjean será testigo de los cambios políticos y revolucionarios de la Francia de principios del siglo XIX.

El oscarizado Tom Hooper (Red Dust, El discurso del rey) se adentra con valentía en el género extrayendo lo mejor de sus actores y actrices tanto a nivel vocal como interpretativo. Para ello, no duda en rodar largas secuencias con una carga emocional inmensa en las que los intérpretes tienen que estar inmersos en el momento vital de sus personajes y expresar todo ello a través de su mejor instrumento: su voz. El sonido está tomado en directo, no grabado previamente en un estudio, lo que le da un empaque alucinante.

La ciudad de las estrellas. La La Land (2016)

El segundo largo de Damien Chazelle tras Whiplash era la película que siempre había querido rodar: La ciudad de las estrellas. La La Land es por tanto, de alguna manera, un proyecto en el que se dejó la piel.

La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land). Netflix

La trama de esta película musical cuenta el encuentro entre Mia (Emma Stone), una joven aspirante a actriz, y Sebastian (Ryan Gossling), un pianista desempleado, en Hollywood y de cómo ambos tratan de cumplir sus sueños de ser grandes estrellas.

La película, en suma, abre una ventana de aire fresco renovando el género a la vez que le insufla nueva vida: vanguardismo y tradición al servicio de una delicia para degustar con placer. Es hermosa, dinámica y está imbuida de un sincero respeto y pasión por el arte.

Y hasta aquí nuestro repaso de las 10 mejores películas musicales de todos los tiempos. Hay que señalar que hay géneros que han recalado especialmente en tramas musicales como las películas de animación y que, premeditadamente las hemos dejado fuera de esta selección para quedarnos con películas de un corte más adulto... Volveremos con más listados en los que podremos descubrir esas y muchas otras cintas imprescindibles.

Y además